Los Kings carburando en el Oeste

Sacramento conformó una interesante plantilla con jugadores con mucho potencial y dará pelea en el Salvaje Oeste.

La franquicia californiana armó un equipo que posee presente pero, sobre todo, futuro. La consolidación tanto de De’Aron Fox como de Buddy Hield como potenciales súper-estrellas de la NBA sumado a la contratación para este temporada de jugadores como Trevor Ariza, Cory Joseph y Richaun Holmes permiten al equipo que se sienta capaz al momento de dar pelea en una conferencia muy dura. Pese a que, seguramente, no ocuparán los primeros puestos del Oeste, batallarán por conseguir una plaza a los playoffs en los puestos sexto al octavo con otros huesos duros de roer como serán los Timberwolves, Jazz, Suns y Mavericks. Entre estos cinco conjuntos se definirán esos puestos, ya que se supone que las primeras colocaciones de esa conferencia serán ocupadas por las dos franquicias de Los Ángeles, Lakers y Clippers, y también podemos añadir en esa disputa a los Nuggets y Rockets.

Sin embargo, en este artículo pasaremos a analizar el caso particular de los Kings y algunos factores que se deben tener en cuenta respecto de su actualidad y las aspiraciones que puede llegar a tener de cara al desarrollo de la campaña actual:

Le lesión de De’Aaron Fox

El base titular del equipo, quien está atravesando su tercera temporada en la liga y posee sólo 21 años, fue una de las piezas claves de los californianos en la ´season´ anterior (promedió 17,3 puntos y 7,3 asistencias) pero, en la actual, sufrió un esguince de tobillo en su pie izquierdo que lo mantendrá durante 3 o 4 semanas fuera de las canchas. Cabe recordar que este traumatismo ocurrió el lunes 11 de noviembre, razón por la cual se espera que su vuelta a las pistas se produzca a principios de diciembre. En los partidos que disputó en la presente campaña (fueron 9), obtuvo un promedio de 18,2 puntos y 7 asistencias por juego en una media de 32 minutos por encuentro. 

Sin duda, será una baja significativa para los Kings ya que, como se mencionó anteriormente, es uno de los mejores jugadores del equipo junto con Hield. En los juegos que estuvo ausente el base formado en la Universidad de Kentucky, Sacramento obtuvo un muy buen balance de 6 victorias y 2 derrotas en 8 juegos. Entre los que se destaca una victoria ante los Celtics que puso fin a su racha ganadora de diez victorias en fila y otros triunfos frente a rivales directos de conferencia como son los Trail Blazers y Suns. Por ahora, han sabido reemplazar de buena manera  a una de sus estrellas, lo cual es muy bueno para un equipo que aspira a mantenerse entre los primeros puestos de su conferencia.

El elevado nivel de juego de Bogdan Bogdanovic

El escolta serbio es la clave para que los Sacramento no hayan sufrido la lesión mencionada anteriormente. Bogdan está reemplazando a Fox en su puesto y está desarrollando un nivel de juego altísimo, más del esperado, tanto en ataque como en defensa. Posee un promedio de 15,2 puntos por partido, sumado a 2,7 rebotes y 4,9 asistencias por juego en una media de 27,8 minutos por encuentro. Su buen uno contra uno y ataque vía pick and roll, además de un letal tiro de tres puntos, lo convierten en un jugador a tener en cuenta por parte de los rivales; en relación a esto último, hay que resaltar su actuación contra los Suns: 31 puntos, el cual fue un récord de carrera, sumado a un 7 de 9 en triples.

Más allá de esto, en lo que más ha sabido mejorar el serbio es en su defensa: es el líder del equipo en lo que respecta a robos por partido (1,4 en ese dígito). Su aporte en ese costado de la cancha es fundamental para los dirigidos por Luke Walton y algo de lo que su entrenador se siente feliz de que así sea: “Conforme siga creciendo en ese sentido, más podremos alinearlo de manera diferente”, comentó el técnico ex Lakers.

Buddy Hield está dando la cara

El escolta formado en la Universidad de Oklahoma está tomando las riendas del equipo, como se esperaba que ocurriera, y no está defraudando a nadie. Su capacidad anotadora basada en su agresividad para atacar el canasto y su excelente tiro lo convierten en una amenaza constante para cualquier defensiva. Si bien no es uno de los líderes de anotación de la liga (promedia 20,4), se destaca por ser muy preciso al momento de tomar lanzamientos, lo que le permite ser un anotador efectivo. En relación a sus porcentajes de eficiencia, posee un 88,6% de efectividad desde la línea de tiros libres, sumado a un 39,6% en triples y un 42, 5% en tiros de campo. Y, por último, en relación a sus últimas actuaciones, no podemos pasar de largo su elevado rendimiento frente a los Celtics en el TD Garden el pasado lunes 25 de noviembre, el cual fue derrota de su equipo por la mínima (103-102, con un triple fallado sobre el final de Bogdanovic). Buddy anotó 41 puntos y convirtió 11 triples de 21 intentos, siendo ambas cifras récords personales en su trayectoria en la NBA; además, esas 11 conversiones desde tercera dimensión constituyeron un récord de franquicia, ya que nunca antes un jugador de los Kings había anotado tantos puntos desde esa distancia. Es un anotador eficiente y alguien a tener en cuenta para cualquier equipo que enfrente.

Dicho todo esto, pienso que los Kings pueden dar pelea. Tienen con qué hacerlo. Han sabido vencer a los Celtics en una oportunidad y, en la otra, estuvieron a un solo punto de volver a lograrlo. Además, ya les tocó visitar el Staples Center para enfrentarse a los Lakers y no les fue nada mal: derrota por 99-97 jugando muy bien y con un final que se decidió por un tapón de Anthony Davis. De mantenerse el alto nivel que están mostrando Hield y Bogdanovic, como también lo están haciendo Harrison Barnes y Richaun Holmes, sumado a la vuelta de De’Aron Fox, serán un rival duro de vencer. A dar pelea se ha dicho.