El día que el mundo descubrió a Stephen Curry

El partido empezó con ambos equipos muy fríos, fallando tiros teóricamente sencillos, en especial Klay Thompson en GSW con un 1/4 en tiros.

El 27 de febrero de 2013 es un día difícil de olvidar para los amantes del baloncesto. Lo que parecía que iba a ser un partido más de RS se convirtió en el despertar de un jugador que acabaría marcando una época y cambiando su deporte y la forma de entenderlo.

Llegaban unos jóvenes Golden State Warriors (sextos en el oeste) con ganas de comerse el mundo, haciendo una muy buena temporada a New York, al Madison Square Garden a enfrentarse a un Knicks que estaban demostrando ser unos serios candidatos en el este(Iban terceros en ese momento) con un Carmelo Anthony a un gran nivel, que  ese año acabaría ganando el trofeo de máximo anotador de la liga. Pero no venimos a hablar de él sino del base de los de la bahía.

El partido empezó con ambos equipos muy fríos, fallando tiros teóricamente sencillos, en especial Klay Thompson en GSW con un 1/4 en tiros. El primer tiempo muerto llegaría con los Knicks liderando 13-7 tras un 2+1 de Carmelo que estaba sacando ventajas constantemente posteando a los entonces rookies Green y Barnes. Curry había generado 5 de los 7 puntos de su equipos anotando 2 y asistiendo a un triple en la esquina de Harrison con un gran pase a una mano.

Esa seguiría siendo la tónica durante los 12 primeros minutos, New York dominaba gracias a las segundas oportunidades concedidas por un Chandler brutal que capturó 13 rebotes. Por su parte Steph no daba señales de lo que iba a venir después tras acabar este mismo parcial con solo 4 puntos, 1 asistencia,2 pérdidas  un 2/6 en tiros de campo.

 

El segundo cuarto siguió siendo malo para los intereses del equipo de Oakland hasta que Curry carburó. Con 32-22 en el marcador anota 15 puntos (13 de ellos consecutivos) hasta lograr tomar la primera ventaja de la noche en el 40-37. El único otro jugador de los Warriors en anotar en esta racha fue Richard Jefferson metiendo un triple liberado a pase del mismo Curry. Acabó la primera parte con superioridad del plantel neoyorquino 58-55 pese a los 27 puntos de Steph con un 56% de acierto en el tiro.

La segunda parte fue más de lo mismo, unos Knicks superiores gracias a los rebotes ofensivos de Tyson y un Carmelo genial anotando casi cada vez que recibía en una posición de posteo pero que, pese a todo, sufrieron para vencer a unos Warriors liderados por un Curry excelso.

Se pasó toda la segunda mitad sin fallar ni un solo triple (7/7) y solo erró 3 tiros(9/12), de los 27 puntos que también mete en este espacio de tiempo 16 son en el último cuarto, pero no es solo eso sino que además, es capaz de dar 3 asistencias y generar muchísimo juego cuando le hacían el 2 contra 1 al ver que era imposible pararle. En los 5 últimos minutos mete 2 triples clucth, uno de ellos cuando quedaban 3seg en el crono de posesión que hicieron soñar a GSW con llevarse la victoria, pero un mal cierre por parte de Jarrett Jack lo impidió.

Pese a la derrota, su actuación es antológica, venía de un partido de 38 puntos y lo empalma con uno de 54 lanzando con unos porcentajes altísimos (64%tc/84%t3) a lo que hay que sumarle 7 asistencias y 3 robos en el mejor escenario posible, ante uno de los rivales más duros del momento.

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate