El equipo que fue capaz de desafiar a lo imposible

El equipo que fue capaz de desafiar a lo imposible

20/04/2021 0

Hace una década que Perfumerías Avenida no llega a una Final Four de la EuroLeague y desde 2012 que no lo consigue ningún equipo español. Fue aquel mítico Ros Casares quien lo logró por última vez.

Han pasado muchas cosas tanto en el conjunto de Salamanca como en el baloncesto femenino nacional desde ese momento, y no ha sido sencillo. En todos los años donde la bandera roja y amarilla dejó de figurar en las finales europeas ha habido mucho trabajo por parte de los clubes nacionales para regresar a la élite continental.

Ha sido Perfumerías Avenida el club que hizo soñar a todo un país y que por último se atrevió a desafiar a lo imposible en un partido que quedará para la historia.

En el 2011 cuando el llamado por aquel entonces Halcón Avenida fue capaz de ganar el título la plantilla estaba formada por Alba Torrens, Silvia Domínguez, Marta Xargay Érika de Souza, Sancho Lyttle, Anke de Mondt, Belinda Snell, Ana Montañana, Isa Sánchez, Laura Gil, Amaya Gastaminza y en el banquillo Lucas Mondelo dando las instrucciones a este grupo tan legendario de jugadoras.

Una década después solamente la capitana sigue en el equipo, y se encuentra muy bien rodeada de nuevo para volver a hacer disfrutar a la ‘Marea Azul’ partido tras partido. Tiffany Hayes, Katie Lou Samuelson, Nikolina Milic, Karlie Samuelson, Leo Rodríguez, Andrea Vilaró, Emese Hof, Maite Cazorla, Bella Alaire, Mariça Gajic, Umi Diallo y otro entrenador legendario del viejo continente como Roberto Íñiguez. De nuevo, un vestuario muy especial acompañando a Silvia en un curso baloncestístico para el recuerdo.

Desde que empezó la EuroLeague hasta que terminó no hay otra palabra que orgullo para hablar de lo que ha hecho Perfumerías durante estos últimos meses devolviendo al baloncesto español a la cumbre de la máxima competición del continente.

 

Una fase de grupos impecable

Avenida partió con un encuentro menos en el horizonte, teniendo que focalizarse en el Nadezhda y el Dynamo Kursk. La primera parada del calendario europeo fue contra el equipo liderado por Monique Billings, a quienes pudieron derrotar sin muchos problemas centrando su juego en la defensa.

Una defensa que estaría presente durante toda la competición, siendo una de las grandes claves de haber conseguido hacer historia del club y del baloncesto español. Desde el primer partido dejaron claro que no iba a ser nada sencillo para las rivales encontrar su aro.

En ese encuentro ante Nadezhda además de la defensa se vio a Hayes siendo capaz de liderar al equipo con mucha consistencia. Una jugadora diferencial y que siempre está preparada para los grandes momentos no podía fallar.

Luego tocó contra Kursk, y la buena defensa de las de Salamanca se veía reflejada con los porcentajes de Arike Ogunbowale y Stephanie Mavunga bajando con el paso de los minutos. Una vez más, el entramado defensivo de Íñiguez lo había vuelto a hacer y el conjunto ruso no tuvo opciones de ganar mientras que Perfumerías regresó con un 2 – 0 a favor de Turquía.

La tercera victoria de la temporada en competición europea llegó contra el Izmit Belediyespor con una gran versión de Tiffany, Silvia y de Katie Lou. Este tridente se combinó con 71 puntos por los 80 que metieron entre todas sus rivales.

 

 

Llegaron al 21 de enero y todavía no conocían la derrota tras meses de competición donde se habían medido a rivales de primer nivel como Valencia Basket que les llevaron a la prórroga, Spar Girona o Kursk. En ninguna competición habían perdido ni un solo encuentro, haciendo un comienzo de temporada para enmarcar que empezó con el título de la Supercopa.

El cuarto partido de la fase de grupos fue ante Nadezhda, a quienes volvieron a derrotar y en esta ocasión por 55 puntos de diferencia. Con 25 puntos en 25 minutos de juego, el impacto de Katie Lou fue determinante para liderar al equipo en uno de los mejores partidos ofensivos de esta edición de la EuroLeague haciendo un +43 en pista con ella jugando. Esa victoria significó el pase a los cuartos de final con encuentros por disputar todavía ante Kursk e Izmit.

A pesar de tener que enfrentarse contra los equipos de Rusia y Turquía sin nada que perder, siguieron en la senda de los éxitos para cerrar una fase de grupos impecable sin dar el brazo a torcer ni un solo instante. Ahí ya se podía imaginar que la filosofía de Avenida era dar todo en cada minuto de partido que disputaran.

 

Un ‘clásico’ de los más importantes de la historia

Después de haberse enfrentado en la Supercopa, la primera vuelta de Liga Femenina Endesa y en la Copa de la Reina, tocaba ver de nuevo a Perfumerías delante del Girona batiéndose en duelo. Pero en esta ocasión era muy diferente ya que estaba en el aire la clasificación a la Final Four de la EuroLeague. El club de Salamanca no llegaba a estar en la fase final desde hace una década y las gerundenses buscaban hacerlo por primera vez. Un contexto que había muy especial el cruce.

Un registro en la temporada de 2 – 1 a favor de Avenida, pero claro, en competiciones europeas puede pasar cualquier cosa. El pabellón municipal de Würzburg estaba listo para afrontar un par de partidos en los que pasara lo que pasara dejarían a un equipo español en la etapa final de la mejor competición del continente.

El primer partido se lo llevaron las de azul, haciendo un gran juego colectivo donde era muy difícil quedarse con un nombre individual. Fue una de las mayores demostraciones de una plantilla en sintonía que se han podido ver durante esta temporada entre todas las competiciones.

 

 

A pesar de ganar a Girona, la diferencia en el marcador era de menos de dobles dígitos. El segundo encuentro todavía tenía mucho en juego y Avenida no podía bajar la guardia ni un solo instante.

La vuelta de los cuartos la disputaron con la misma o más intensidad que el primer enfrentamiento. Un 66 – 74 en el primer encuentro que a pesar de ser en su pabellón Avenida jugó de visitante, y luego un 71 – 65 en el segundo dio un global de 145 – 131 para las de Salamanca.

Hayes terminó con 16 puntos, 3 asistencias y 3 robos para 17 de valoración en 21 minutos, siendo la más destacada junto a Hof que se quedó en 15 puntos y 16 de valoración. Un dúo que estuvo impecable y consiguió marcar diferencias para hacer que Perfumerías regrese a una fase final de la máxima competición europea.

Antes de esta eliminatoria de cuartos tan importantes pudimos hablar con Karlie para que, entre otras muchas cosas, nos contara sobre ellos. Estas fueron algunas de sus palabras: “Creo que los preparamos igual. La única cosa que cambia es el ambiente. En la EuroLeague estamos en una burbuja. Así que estamos en un hotel, igual que ellas, a pesar de estar jugando en casa. El partido lo preparamos igual, aunque las circunstancias sean diferentes”.

En la temporada 2010/11 ya supieron en Salamanca lo que es levantar el trofeo de campeonas de esta competición, y este año tuvieron la oportunidad de volver a lograrlo con un grupo de jugadoras especial mezclando juventud, experiencia y, sobre todo, mucha calidad.

También hablamos con Milic y obviamente teníamos que preguntarle sobre la experiencia que iba a vivir en su primera temporada vistiendo la camiseta de Perfumerías, en el que nos dijo que era el mejor curso baloncestístico de su carrera hasta el momento.

Algunas de sus palabras: “Las palabras son… Quiero decir, no hay palabras para describir el sentimiento para mí. Para mí, esta es la primera Final Four. Y estoy muy, muy emocionada. Y espero que no sea la última que llego, es la EuroLeague, es la mejor competición que existe en Europa. Y llegamos a estar entre los cuatro equipos de las finales. Entre los mejores equipos de Europa y es algo especial. Y estoy muy emocionada y esperando esta Final Four“.

 

 

Unas semifinales para seguir soñando

Las jugadoras de Avenida llegaban cargadas de ganas al partido contra el Sopron Basket. El conjunto español con la ilusión de poder seguir soñando y mantener el invicto que han conseguido durante toda la EuroLeague.

Un encuentro que sería a todo o no ante el conjunto húngaro, con la final en el horizonte y dejando al baloncesto femenino español en todo lo alto. Como ya se citó al principio fue la gran defensa de Perfumerías lo que les permitió contener a sus rivales durante un primer tiempo donde los triples no les entraban. Fue en el tercer cuarto donde empezó a funcionar la maquinaría de Íñiguez y la balanza cada vez se iba más a su favor.

Tiffany terminó con 25 puntos, 24 de valoración y un instinto de ganadora que guio a las suyas hasta conseguir una clasificación histórica acompañada de un gran trabajo de prácticamente todo el equipo aportando una energía necesaria en este tipo de citas.

La última parada era el UMMC Ekaterinburg, una plantilla llena de estrellas donde iba a ser necesaria la mejor versión de Avenida con la intensidad y garra que las caracterizó para vencer a Sopron. En la previa que hizo el club tras avanzar a la final estas fueron unas palabras de Íñiguez muy idóneas para el contexto que afrontaban: “Vamos a por ello, nada es imposible. Las finales se juegan para ganarlas y no vale decir que no hay nada que perder. No hay que meter estrés ni presión mala. Vamos a respetar lo que somos“.

Una final que sería muy especial en general para el baloncesto español porque la mítica capitana de Avenida se enfrentaría a la que fue compañera y MVP de la Final Four cuando las salmantinas ganaron el título de la EuroLeague en el 2011. Ganara un equipo u otro, la copa la iba a levantar Domínguez o Torrens.

 

El desafío a lo imposible

En los primeros minutos de un partido que parecía con todo en contra fue un gran acto de corazón, lucha y garra por parte de Avenida. Ante el todopoderoso conjunto ruso parecía imposible ganar, pero las salmantinas fueron capaces de estar cerca de romper los límites.

Una plantilla como la de Ekaterinburg pierde prácticamente un partido de cada centena, y Perfumerías dio la impresión por instantes que podrían haber sido ellas las que consiguieran esa proeza.

La garra de Hayes, la energía de Karlie, los suspiros que dio Milic desde la segunda unidad, el sacrificio de Cazorla lesionándose e intentar volver, la magia de Leo y Silvia… Avenida se quedó a 10 puntos de poder ganar la EuroLeague, pero no hay ni una palabra mala para este equipo aunque no haya conseguido la medalla de oro.

Una sola jugadora del equipo rival cobraba lo equivalente a todo el presupuesto del club salmantino, por lo que esta medalla de plata con contexto se podría decir que es la medalla de oro entre los proyectos mortales.

Además… ¿Y la medalla al esfuerzo, la lucha, el corazón y a poner orgulloso a un país entero cuándo la van a dar? ¿No hay nadie más esperando a que se la den a Avenida?

Hay que agradecer a esta plantilla, a la directiva que ha hecho esto posible, al cuerpo técnico, a fisios y a todas las personas que han sido parte de un subcampeonato que quedará para la historia del baloncesto español.

 

 

 

 

 

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Twitter y allí encontrarás todo el contenido que publicamos. ¡En @ElPerimetro_es lo encontrarás!

 

 

Imágenes y vídeo vía: fiba.basketball

Manu Fresno
Manu Fresno
Creador y redactor jefe de baloncesto femenino.
Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Translate