Recordando los años de Sheryl Swoopes en Texas Tech

La mítica jugadora de las Houston Comets es muy conocida por su etapa en los primeros años de la WNBA. La franquicia texana consiguió dominar la liga

La mítica jugadora de las Houston Comets es muy conocida por su etapa en los primeros años de la WNBA. La franquicia texana consiguió dominar la liga, y en cierto punto fue gracias a Sheryl Swoopes. La varias veces MVP y DPOY, demostró en esas temporadas que es una de las más grandes de la historia.

Si miramos un poco más atrás, su etapa de college, podemos observar como tuvo unos años brillantes vistiendo la camiseta de Texas Tech. Ahí fue donde se empezó a forjar una de las mayores leyendas del baloncesto femenino.

Swoopes ha sido una jugadora de baloncesto nata, practicando el deporte desde los 7 años participando en la Little Dribblers. Una competición infantil de la zona de Brownfield, Texas. Por lo que también sabemos con esto que toda su carrera con la pelota naranja fue jugando en el lugar donde nació hasta que en 2008 vistiera la camiseta de las Seattle Storm.

Sheryl estuvo en Texas University y South Plains College, pero posteriormente acabaría su etapa de la NCAAW jugando cerca de su casa, uniéndose a las Lady Raiders. En su curso junior hizo una línea estadística de 21.6 puntos, 8.9 rebotes, 4.8 asistencias, 3.4 robos y 1 tapón, siendo una de las mejores universitarias de principios de los años 90’s.

En la temporada 1993, siendo senior, mejoró sus números hasta los 28.1 puntos y se convirtió en la mejor anotadora de su generación, dejando para el recuerdo un partido de 53 puntos el 13 de marzo. Ese mismo año fue capaz de liderar a Texas Tech hasta la Final Four del March Madness junto a Carolyn Thompson y Krista Kirkland.

Ese mismo año, Swoopes y sus compañeras consiguieron ganar el torneo de la NCAA contra Ohio State, siendo una generación dorada para su universidad. En el Madness, Sheryl promedió 35.4 puntos y se puso en el mapa como una de las jugadoras con mejor futuro de esa época. En un partido hizo 47 puntos, superando la marca de Bill Walton en un partido de ese torneo.

 

Una etapa legendaria y que siempre será recordada en Texas. Con sus 24.9 puntos, la escolta sigue siendo la jugadora con mejor promedio de carrera con esa camiseta, por lo que su legado sigue manteniendo con números.

En su curso senior, la leyenda de las Comets ganó el premio Naismith College Player of the Year, el Honda Sports Award, fue seleccionada como la jugadora del año de la WBCA, y fue elegida para el equipo All-American. Por otro lado, Women’s Sports Foundation la nombró la deportista colectiva del año.

Tanto Sheryl como las otras jugadoras citadas tuvieron su camiseta retirada en el pabellón de las Lady Rayders al año siguiente de su campeonato cuando dieron el paso a ser profesionales. Aunque no fue hasta varios años después de que se empezará a ver a Swoopes en la WNBA, dado que la liga comenzó en 1997. Durante ese tiempo estuvo jugando en Europa, más en concreto en el Basket Bari de Italia.

Incluso antes de que se creara la WNBA ya tuvo experiencia con el combinado nacional de su país. Estuvo nada más salir de la universidad en el Campeonato Mundial de 1994 de Sydney, Australia, donde ganó un bronce con una participación de 9.1 puntos y siendo una de las mejores defensoras del torneo.

También Swoopes formó parte de un hito que fue muy importante para que se terminara de apostar por el baloncesto femenino en los Estados Unidos. En 1996 tuvieron unos Juegos Olímpicos en Atlanta, y ese oro de las norteamericanas fue un punto de inflexión en que la pelota naranja creciera entre las jóvenes chicas que cada vez tenían más referentes para fijarse y querer llegar a ser como ellas.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate