Phoenix Mercury y Seattle Storm, ¿las más afectadas por la situación?

Ambas franquicias tienen que tener una mezcla de ganas de retirar a Bird y Taurasi por todo lo alto y de querer sacarse la espina clavada que se les pudo quedar la temporada pasada.

La temporada 2019 en la WNBA fue muy rara. Es quizá el mejor término para un verano donde se ha dado una gran competición pero se ha notado un gran vacío en cierta parte. Las jugadoras presentes han dado un gran espectáculo, aunque sin todos los ingredientes el plato realmente no queda igual de sabroso.

Esto ocurrió debido a las lesiones de jugadoras importantes en equipos aspirantes al campeonato. Las más notables seguramente hayan sido las estrellas de las campeonas de 2018 que no pudieron pelear por revalidad el título. Un factor que hizo que el anillo se repartiera entre menos candidatas.

En Arizona también se notó mucho que tuvieron problemas físicos. Desde la baja de su mítica estrella durante toda la temporada hasta los minutos que se perdió una de las mejores interiores de la historia en los playoffs para quedar eliminadas.

No por esto se le quita valor al campeonato de las Washington Mystics, dado que tuvieron que ganarlo de forma lícita en la cancha, no fue un regalo. Es desde el punto de vista de los espectadores donde más se pudo notar el no ver a jugadoras tan importantes y que pueden ser influyentes a la hora del desarrollo de los playoffs.

Es muy probable que la historia hubiera cambiado teniendo a las Seattle Storm y Phoenix Mercury compitiendo, o quizá no, pero ambos proyecto tienen narrativas que obligan a las entidades a dar todo de ellas mismas en busca de que sus jugadoras legendarias se retiren con un nuevo anillo en sus manos.

Tanto Sue Bird como Diana Taurasi están cerca de los ocasos de sus carreras. Aunque sea algo muy triste es una realidad. Diana cumplió los 38 años hace unos días y Sue cumple los 40 este año. Por lo que cada temporada que jueguen a partir de ahora es un regalo que los fans deben de saber apreciar para no echarlas tanto de menos cuando se retiren. Suena imposible no echarlas de menos, pero ahora mismo vamos a seguirlas disfrutando.

Este verano 2020 tiene el aliciente especial de que estas leyendas de la pelota naranja volverán a competir con las suyas por el campeonato. A lo que hay que sumar que también Breanna Stewart se quedó fuera en la temporada pasada. Por lo que en Seattle directamente vivieron un año de transición para que algunas jóvenes se habitúen mejor a la WNBA y formar parte de una plantilla que quiere competir al máximo nivel.

Ambas franquicias tienen que tener una mezcla de ganas de retirar a Bird y Taurasi por todo lo alto y de querer sacarse la espina clavada que se les pudo quedar la temporada pasada sin poder dar su máximo nivel. Una combinación que pondrá muchos focos encima de estos equipos y que hará que el hambre de ganar que tengan será muy grande.

Hasta que pasen los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 no debería de haber problemas con tenerlas en la WNBA salvo que tengan lesiones. Por lo que no solamente tendrán la oportunidad esta temporada nada más, pero cada bala que tengan en la recámara es muy importante para el desenlace de las historias de amor de estas jugadoras con sus ciudades, entidades, aficiones y compañeras, y resto de personas vinculadas a ellas de alguna manera.

Según muchas casas de apuestas, Las Vegas Aces, Washington Mystics, Los Angeles Sparks y Connecticut Sun son favoritas por encima de las Mercury y Storm, pero la épica que tienen las narrativas de estos equipos no se registran en las estadísticas y probabilidades. Son unos intangibles que no se pueden calcular. Y menos viniendo tantas piezas clave de una lesión y sin saber el nivel al que podrán jugar. Además con solamente 22 partidos y siendo una regular más corta hay menos tiempo de margen para que vuelvan a carburar.

Por suerte para Phoenix y Seattle, la mentalidad competitiva de Sue y Diana deberían hacer más sencillo su regreso a buen nivel, pero hasta verlo tampoco es algo que se pueda asegurar.

Aunque si miramos ambos bandos, se puede ver que tienen sus ases bajo la manga. Como a simple vista el regreso de ‘Stewie’ y el fichaje de Skylar Diggins-Smith, pudiendo ser realmente las principales bazas que tengan para competir por el campeonato. Es una MVP reciente de la liga y una jugadora sedienta de ganar, por lo que tenerlas en la ecuación es algo muy a tener en cuenta para pensar en el impacto que puedan tener estos equipos.

También hay que tener en mente los factores externos al baloncesto que se están viviendo en los Estados Unidos. Entre la pandemia y las injusticias raciales hay mucha jugadoras que tendrán la mente en otro lado aunque se encuentren en la concentración de Florida para realizar la temporada. Es otro factor que tampoco se puede tener con certeza, dado que pase lo que pase será un año muy complicado y con muchas cosas que no han sido habituales en las temporadas de la WNBA. Es una liga que siempre ha estado muy vinculada a las luchas sociales, por lo que será normal ver como muchas figuras están pensando en las protestas desde dentro de la burbuja.

La propia Breanna está haciendo presión por poner #BlackLivesMatter en las canchas de la liga y la mítica entrenadora de Minnesota Lynx, Cheryl Reeve, ha asegurado que no piensan mantenerse en silencio mientras se disputan los partidos. Algo que quizá haga que muchas estrellas no tengan en el horizonte el anillo sino que por fin se de un cambio en la sociedad.

Haremos todo lo posible para asegurarnos de que la temporada suceda, y también de que podamos usar nuestra voz y plataforma para resaltar los problemas sociales que deben solucionarse al mismo tiempo“, dijo Stewart para New York Times. Por lo que no es un secreto para nadie que en la WNBA se hará una temporada muy enfocada en utilizar la plataforma que tienen para protestar. Ya veremos hasta que punto esto afecta a mantener un gran nivel competitivo, para lo que tener la mente centrada es importante.

Pero no solo tenemos que tener en cuenta los problemas raciales, sino el coronavirus que está haciendo que muchas jugadoras se borren de la competición. Por lo que se puede poner en riesgo la que puede ser una de las últimas temporadas de unas leyendas de la liga.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate