25/05/2020

Recordando los años de Sheryl Swoopes en Texas Tech

La mítica jugadora de las Houston Comets es muy conocida por su etapa en los primeros años de la WNBA. La franquicia texana consiguió dominar la liga

07/05/2020

NBA Draft 2020 Prospect: Jahmi’us Ramsey

Las medidas llevadas a cabo debido a la amenaza del Covid-19 han causado la cancelación de infinidad de competiciones deportivas de todo el mundo. Dentro de ellas

16/04/2019

Scouting draft 2019 | Jarrett Culver

Hay muchos jugadores que su paso por el March Madness les puede hacer más interesantes de cara al Draft, lo que denomina “subir su stock”. Este es el perfecto ejemplo de Jarrett Culver, un jugador que prometía entrar entre los diez primeros pero que a día de hoy es uno de los jugadores universitarios más […]

07/04/2019

Los Raiders siguen aumentando su leyenda

Screenshot_3

La Universidad de Texas, solo con el hecho de haber llegado hasta la ronda en la que nos encontramos es toda una hazaña que será recordada en las paredes del centro educativo para siempre. ¿Esto por qué?, pues muy fácil y razonable, es la primera vez en la historia que son capaces de pasar el Elite Eight hasta colocarse entre los mejores equipos de un curso de la NCAA. Desde 1925 habían sido un equipo menor y sin mucha relevancia hasta que han logrado luchar por cambiar su destino.

Un camino que no ha sido fácil, ni mucho menos, considerándose la sorpresa de la gran final en la que tendrá delante a Virginia Cavaliers, un hueso duro de roer que será la última piedra que pasar por encima. ¿Pero qué es una sorpresa más a estas alturas del Madness?, después de haber conseguido su billete hacía el último partido contra los Spartans, lo que menos falta en Texas son esperanzas de hacer posible el campeonato.

El susto de Owens

Durante el encuentro contra Michigan State, pasó algo que nadie quería ver, y menos un seguidor de los Red Raiders. Tariq Owens, recibió un golpe que le enviaba hacía el vestuario durante unos minutos, dejando fuera una pieza del quinteto titular y con la sensación de haber perdido a uno en sus compañeros.

Para la fortuna de todos, el forward fue capaz de volver a la pista bajo los gritos de alegría de los aficionados en las gradas para reunirse con su equipo y competir juntos por avanzar un peldaño más avanzando hasta algo épico para ellos.

Un regreso que fue crucial para el desarrollo del partido ya que hablamos de la referencia defensiva de los Reds, quien puso 3 tapones y tenía la misión de ser el protector del aro. Además de aportar también con 1 robo y 4 rebotes defensivos.

https://twitter.com/ElPerimetroNBA/status/1114720409948237825

 

Un Matt decisivo se llevó el encuentro

El guard de Texas Tech fue un auténtico puñal en la defensa de los Spartans durante la mayoría del encuentro, terminando como el máximo anotador del mismo. Hizo 22 puntos tirando con un 50% en tiros de campo, 50% en triples y 100% en tiros libres, lo acompaño de 3 rebotes, 1 asistencias y 1 robo.

Matt Mooney fue quien se cargó el peso del equipo a las espaldas en una mala noche de Jarrett Culver, que no se encontró nada acertando en el lanzamiento. Pese a terminar con 10 puntos, la serie de 3 canastas en 12 intentos ajustó por momentos el partido más de lo que debería haber ocurrido.

¿Culver decepcionando?

Con todos los focos encima, ha tenido que ser otro quien salve los platos rotos y consiga la victoria en las semifinales contra un rival, a priori, superior. Una mala decisión de tiro en casi todo el partido, por no decir todo, y sin aportar mucho en otras facetas del juego ni ofensivas ni defensivas. Sin duda no han sido sus mejores 33 minutos sobre una cancha, al menos en esta temporada.

Le queda todavía la fecha más señalada en sus vidas deportivas hasta el momento, vencer a los Cavaliers y llevarse el March Madness, pero otro partido como el que realizó contra Michigan le podría pasar factura de cara al futuro draft de la NBA.

 

 

Continue Reading

31/03/2019

Texas Tech por primera vez en Final Four

Con una primera parte más que igualada, los de Texas Tech han hecho todo lo posible para conseguir mantenerse en la competición ante un cabeza de serie. Por momentos el partido ha tenido rachas en las que han ido dominando ambos y forzando muchos errores de los rivales hasta tener uno de los cruces que nos promete este torneo, con las tensión en el ambiente de que una derrota te manda directamente a tu casa.

El encuentro llegó al descanso con una gran actuación defensiva de los texanos para intentar que Rui Hachimura no consiga sacar todo su potencial en los primeros minutos pero que no fue capaz de sacarle del partido por completo. Lo que si lograron fue mantener el marcador en 37 – 35, con solamente dos puntos de diferencia para los de Gonzaga y una segunda parte más que emocionante por vivir.

El dominio en el rebote de los Bulldogs no había sido suficiente para gestionar un descompensado acierto en los triples sobre sus rivales, los cuales había necesitado menos canastas para encontrarse ante un resultado igualado. Los problemas llegarían en la segunda parte cuando los de Texas iban a tomar la iniciativa para poner contra las cuerdas a los favoritos con el avance del reloj.

Llegando a la recta final, los 22 puntos de Hachimura no habían sido suficientes para un marcador de 63 – 58 a favor de Texas, siendo esta la mayor ventaja del partido hasta ese momento. Por lo que el japones intentó atacar el aro con todas sus ganas para sacar adelante la diferencia en el electrónico hasta que se llevó un tapón que aumentaba las dificultades a las que se enfrentaban los Bulldogs aunque haya respondido el propio Rui con un bloqueo sobre Devide Moretti. el cual metió un triple a continuación para poner a los Red Raiders con 6 puntos arriba.

Con poco más de un minuto de partido, Hachimura realiza una falta que da dos tiros libres a los rivales que les pone con un resultado de 68  – 62, poniendo por primera vez a los de Gonzaga perdiendo por tanto en todo el March Madness. Con el partido ya prácticamente ganado para los Raiders, se lanzaba el japones a la épica para intentar remontar pero se volvió a llevar un tapón, que probablemente haya sido el highlight del partido por parte de Tariq Owens, que llevaba cuatro ya con ese.

Quedaban 41 segundos para que acabe todo y Josh Perking consiguió realizar un robo que llegó en forma de salvavidas para los Bulldogs, el cual acompañó con un triple que puso el partido 69 – 67 a falta de 21 segundos en un final de auténtica locura en el que cualquiera puede llevarse el gato al agua.

El primer avance lo hacen los de Texas con dos tiros libres que fueron respondidos por una canasta de los de Gonzaga para seguir vivos y depender de 11 segundos en los que tienen que robar un balón con presión arriba de la cancha. Pero un grave error de Perking, quien había sido el héroe instantes atrás, cometiendo una técnica que les ponía en bandeja la victoria a los Red Raiders.

Lo que se convirtió en un momento histórico para la Universidad de Texas Tech que por primera vez estará en la Final Four contra todo pronóstico derrotando a los favoritos y teniendo posibilidades de poder seguir soñando con ganar el torneo.

 

Continue Reading

Translate