‘La Gran Muralla’ se cambia de China a Washington

Las actuales campeonas parecía que en primera instancia se iban a descolgar de la carrera por el anillo. Han sufrido muchas bajas notables, por lo que las expectativas es normal que hayan descendido en las últimas semanas antes de comenzar la competición.

No están Elena Delle Donne, Tina Charles, Natasha Cloud y LaToya Sanders, por lo que la plantilla se ha visto bastante afectada en cuando a lo que nombre se refiere.

Mike Thibault ha tenido la dura tarea de reconstruir los sistemas ofensivos y defensivos para hacer que su equipo siguiera compitiendo al nivel de los últimos años. Aunque sin la MVP de la temporada pasada el horizonte se veía con olas de gran tamaño. Por suerte para las Washington Mystics, su entrenador es un lobo de mar que está sabiendo navegar por estas aguas.

El factor clave de las capitalinas está siendo la defensa. Hasta ahora sus rivales no han podido atacar su aro con normalidad. Los primeros partidos ante Indiana Fever y Connecticut Sun fueron un preludio de como iba a continuar esta historia.

Las Seattle Storm llegaban como favoritas al anillo contra las Mystics en la tercera jornada, siendo un partido entre equipos invictos y que habían tenido grandes sensaciones hasta ese momento.

Sue Bird anotó la primera canasta del partido, pero un parcial de 2-12 para las Mystics dejó marcada la tendencia que tendría el partido. Una férrea defensa haría imposible que las Storm jugaran con comodidad, estando todo el tiempo el marcador favorable a las de Washington.

Emma Meesseman en el interior, Leilani Mitchell en el backcourt y Ariel Atkins dando cobertura a ambas ha sido una columna vertebral muy sólida que ha mantenido una defensa en bloque casi impenetrable. Mucha presión, muchas ayudas, mucha verticalidad y nunca tiros liberadoras para Seattle. Un auténtico campo de minas con la firma de Thibault. Se podría decir que la Gran Muralla de China se ha trasladado a Washington.

Aunque no por ello las Mystics han descuidado el ataque. Han anotado 284 puntos en 3 partidos, siendo la tercera mejor marca de la historia de la WNBA.

Son muchas las bajas que tienen en Washington, pero han ido a la burbuja a ganar y no a lamentarse de las pérdidas que ha sufrido su plantilla. Y por ahora van por buen siendo las únicas sin conocer la derrota en la ‘Wubble’ con un 3-0 en la clasificación.

Elena Delle Donne y sus más de ’64 motivos’ para no jugar

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate