¡La NBA está de vuelta!

Compromiso social, Zion Williamson con minutos limitados, partidos decididos en los últimos segundos, los Jazz imponiendo su experiencia, Lakers vs. Clippers, LeBron vs. Kawhi, partidazos de Davis y George, y muchas cosas más. Lo más importante: la NBA está de vuelta. Y no decepcionó.

Jugadores arrodillados durante el himno estadounidense

Durante el himno previo al inicio de ambos partidos, todos los jugadores, miembros del staff y entrenadores se arrodillaron en forma de apoyo por la justicia social y la causa Black Lives Matter, mostrando su disconformidad con la realidad racial de los Estados Unidos. Una imagen que recorrerá el mundo, y una decisión muy acertada por parte de la NBA al permitirlo -la liga antes exigía que jugadores y entrenadores permanecieran de pie durante el himno-.

“Respeto el acto de protesta pacífica de nuestros equipos a favor de la justicia social y, en estas circunstancias únicas, no haré cumplir nuestra regla que exige permanecer de pie durante la ejecución de nuestro himno nacional”, aseguró el comisionado Adam Silver. Una vez más, la NBA es un ejemplo a seguir como organización.

Y no será sólo por hoy. Muy probablemente veamos a todos los equipos presentes en la burbuja realizándolo previo a cada partido. La liga quiere dar un mensaje.

Utah impuso su experiencia ante New Orleans

El primer partido tras cuatro meses de parón. Muchas expectativas en juego, y aún así estuvo muy lejos de decepcionar. El Jazz, que llegó a estar abajo en el marcador por 16 puntos, supo reponerse y con un buen parcial en los últimos minutos se terminaron llevando el encuentro por 106 a 104. Por otro lado, Zion Williamson apenas disputó 15 minutos.

Tras un principio prometedor del equipo de Quin Snyder en los primeros minutos, los Pelicans recuperaron la ventaja, aprovechando muy bien el momento en el que empezaron a salir los suplentes. Con un Brandon Ingram sobresaliente (22 puntos), un Zion efectivo en los pocos minutos que jugó (13 puntos), y un enorme partido de Jrue Holiday, quién terminó con 20 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias, los “locales” le dieron la vuelta al encuentro. Justo antes de ir al descanso, habían logrado la máxima diferencia del partido: 16 puntos. Todo parecía encaminado a la victoria.

Sin embargo, la inexperiencia les terminó jugando una mala pasada, y el Jazz logró pasar al frente en el tramo final. Sin Zion, que ya había alcanzado el límite de minutos que le impuso el cuerpo médico, y con un Donovan Mitchell  encendido (20 puntos, 5 rebotes, 5 pases-gol y 3 robos), Utah pasó adelante en el marcador a falta de seis segundos. Un triple fallado por Brandon Ingram terminaría condenando fuertemente a los Pelicans en su lucha por los playoffs. Jordan Clarkson (23 puntos) y Mike Conley (20) también tuvieron un buen partido.

Los Lakers se llevaron el clásico angelino

Finalmente llegó el plato principal de la noche. Por cuarta vez en la temporada, los dos favoritos del Oeste se enfrentaron en un duelo apasionante. Los Lakers se quedaron con el encuentro de forma agónica ante los Clippers por 103 a 101, en lo que terminó siendo un partidazo.

En una primera mitad floja de los de Doc Rivers, y a pesar de un no muy buen rendimiento de LeBron James, los Lakers supieron aprovechar sus oportunidades y lograron dominar el juego. Todo cambió tras el descanso, y los “visitantes” dieron un golpe en la mesa con un parcial de 14 a 1. Con un infalible rendimiento de la dupla Kawhi Leonard-Paul George, los Clippers se metieron con todo en el partido. Por parte del conjunto de Vogel, Anthony Davis (34 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias) desató la locura en el final del tercer período, y mantuvo el partido igualado.

Ya en la recta final, apareció El Rey y demostró su clase para que los de púrpura y oro comiencen con el pie derecho en Orlando. Alex Caruso tuvo un robo clave en el final, que precedió a un fallo de Green y un triplazo de George para igualar las tablas en el marcador. Pero LeBron no lo iba a dejar así, y anotó dos puntos tras agarrar su propio rebote que sirvieron para sellar el encuentro. El nacido en Akron finalizó con 16 tantos, 11 rebotes, siete asistencias y dos tapas. Por su parte, el siempre cuestionado Kyle Kuzma tuvo un gran partido con 16 puntos y 7 rebotes, y causando buenas impresiones en defensa. De esta manera, los Lakers confirmaron prácticamente su primer puesto en el oeste.

Por parte de los Clippers, Paul George terminó con 30 puntos, cinco rebotes, tres asistencias y tres robos, y Kawhi con 28, tres, cuatro y dos, a los que sumo otras dos tapas. Reggie Jackson (10 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias) y Patrick Beverley (12), también hicieron su trabajo. En justifiación a Rivers, es verdad que el equipo tenía bajas muy importantes: Montrezl Harrell y Lou Williams (y Beverley con minutos limitados). Pero a pesar de ello, es sin dudas una gran victoria de los Lakers de cara a un posible enfrentamiento en los playoffs que, por cierto, llegaría con ambos equipos igualados en cuanto a duelos directos (dos y dos).

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate