Liz Cambage: La reina sin corona de la WNBL

Liz Cambage: La reina sin corona de la WNBL

14/12/2020 1

Cuando se piensa en una MVP de una competición, lo normal es tener en la cabeza a una jugadora que haya sido diferencial ayudando a su equipo a ganar partidos. Es una buena forma de definir a la jugadora más valiosa de cualquier tipo de torneo.

Otra forma de verlo sería una jugadora que destaque a un nivel estratosférico en uno de los peores equipos, pero teniendo que compensar que en lo colectivo no pueda competir en la élite.

En la WNBL se esperaba que el premio a la MVP fuera para Liz Cambage de Southside Flyers o en el caso de no ser ella estaba la opción de Lauren Nicholson de Townsville Fire. Han sido las más destacadas de los mejores equipos teniendo un buen impacto en ambos lados de la cancha.

Por eso se ha hecho llamativo y ha levantado polémica que haya sido Stephanie Talbot de Adelaide Lightning quien se lleve el trofeo individual. El equipo terminó en la sexta plaza de una liga muy corta, en todos los sentidos de la palabra. Son pocos equipos y es poco tiempo. ¿Es merecida la entrega de este premio? Repasemos primeros el formato que se sigue en la liga australiana y las votaciones, luego entraremos en materia.

 

La forma de elegir la ganadora

La votación de la Jugadora del Año de la WNBL se realiza de forma confidencial al final de cada juego de la temporada regular, donde tanto los entrenadores como el árbitro principal realizan una votación de 3-2-1. El número máximo de votos que puede recibir un jugadora es 9 durante un partido.

 

Los votos para el MVP

Stephanie Talbot – 73 votos

Liz Cambage – 67 votos

Lauren Nicholson – 65 votos

Ezi Magbegor – 56 votos

Maddison Rocci – 52 votos

Imagen

 

Un mal final de temporada de Talbot

Adelaide Lightning terminó la temporada con un registro de 1 – 6 habiendo perdido contra Southside Flyers por 70 puntos sumando sus encuentros. Talbot tuvo buenos partidos sueltos durante la temporada, pero lideró la liga en pérdidas con diferencia y su equipo no compitió a la hora de la verdad. Se hace muy raro el contexto del premio.

Las Lightning perdieron en las últimas semanas con Townsville Fire de 29 puntos, con Melbourne Boomers de 21 puntos y contra Canberra de 20 puntos. No dieron guerra a ninguno de los equipos de la parte alta de la tabla. Talbot y las suyas solamente sumaron una victoria contra un equipo que haya terminado en la fase final, y fue en el primer partido de la temporada. Desde eso no han estado a la altura en ninguna fecha importante.

En una liga de tan pocas semanas y con tan pocos equipos se hace muy raro dar un MVP a una jugadora que como mínimo no consigue clasificar a su equipo hasta la fase final teniendo en cuenta que entran la mitad de los equipos. Además de que aunque Talbot haya hecho mejores números, necesitó más minutos y más balones que Cambage estando en un escenario donde casi todo giraba sobre ella.

Incluso pensando en el criterio de la liga, una jugadora que ha dominado la liga ganando 11 partidos tuvo menos votos que una jugadora que no consiguió ni la mitad de victorias.

 

Imagen

 

Cambage por su parte hizo 23.6 puntos, 8.2 rebotes y 1.9 tapones jugando menos de 23 minutos por partido, y teniendo además un mejor equipo donde se reparte más el balón que en Adelaide. Si miramos los números de Talbot son 18.2 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias, 1.9 robos y 4 pérdidas, siendo la única que se encuentra por encima de los 3 balones perdidos por encuentro.

En los partidos donde las Lightning se jugaban estar en la fase final los promedios de Steph fueron de 11.6 puntos con 31.4% en tiros de campo en 31.3 minutos. En comparación, Liz en esos partidos donde se jugaba la primera plaza hizo 29.3 puntos con un 62.2% en tiros de campo en 26.2 minutos. A esto tenemos que sumar que Southside ganó todos los encuentros mientras que Adelaide solo derrotó a Bendigo Spirtit que terminó la liga sin conocer la victoria.

Durante el último partido, sin jugarse nada, Talbot volvió a superar los 20 puntos pero lo hizo acumulando 9 pérdidas cerrando la temporada con muy mal sabor de boca.

Fuera de Cambage, también está Lauren Nicholson de Townsville en la conversación ya que su equipo terminó en la segunda plaza tras un buen tramo final y ella fue la principal líder. Sus números fueron 18.5 puntos, 3.5 rebotes, 2.4 asistencias y 1.4 robos siendo una de las mejores defensoras exteriores de la liga y la segunda máxima anotadora.

 

 

Opinión final

Con esto no quiero decir que Talbot no haya sido una de las mejores jugadoras, está claro que lo ha sido, pero realmente Liz solamente tuvo un partido malo en todo el año y fue debido a una acumulación de muchas faltas dudosas que no le permitió jugar con comodidad. La estrella de Adelaide tuvo un buen inicio de temporada, pero no fue lo suficientemente consistente como para liderar a su equipo a la parte alta de la clasificación.

¿Qué le hayan pitado faltas cuestionables a Cambage y que los árbitros hayan votado para el MVP son datos que se pueden hilar? Eso ya queda a libre pensamiento de cada uno. ¿Qué el premio a la jugadora más destacada sería más normal que lo hubiera ganado alguna de los equipos más ganadores? No seré quien escriba lo contrario.

El formato de votación es bastante interesante, pero quizá que los árbitros sean parte de la elección de los premios de la temporada personalmente no me termina de convencer.

Después de ver prácticamente todos los partidos de la temporada regular y bajo mi criterio, Liz ha sido la mejor jugadora de la WNBL y para mi quedará como la reina sin corona del 2020 en Australia.

 

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Manu Fresno
La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.
One thought on “Liz Cambage: La reina sin corona de la WNBL
  1. Dreama Simiskey

    i love this excellent post

    15/12/2020 Reply
Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Translate