La etapa universitaria de Kayla McBride en Notre Dame

La etapa universitaria de Kayla McBride en Notre Dame

16/05/2020 0

La universidad de las ‘irlandesas’ es conocida por la etapa de Ruth Riley en el principio de siglo. Una jugadora que terminó siendo histórica y ahora mismo es narradora de Miami Heat tras echar raíces en la ciudad por haber jugado en Miami Sol durante su existencia.

En tiempos más modernos se reconoce a Notre Dame por Arike Ogunbowale, en unos años donde estuvieron otras jugadoras como Marina Mabrey. Un periodo en el que consiguieron ganar el campeonato del 2018, siendo el segundo que consiguen desde el inaugural de sus vitrinas en el 2001.

Carreras históricas en NCAAW: Ruth Riley

 

Entre título y título, otras grandes jugadoras pasaron por este equipo. Unos ejemplos muy claros son Skylar Diggins-Smith o Jewell Lloyd, por lo que el legado de las ‘irlandesas’ ha ido manteniéndose por el paso del tiempo sin perder prestigio. Otro de esos nombres que estuvieron vistiendo esa camiseta fue Kayla McBride, la actual estrella de Las Vegas Aces.

En ese momento, la exterior mostraba ser una gran jugadora, pero quizá era inimaginable que consiguiera alcanzar el impacto que ha tenido como profesional. En su curso freshman tuvo poca participación, y su lanzamiento desde el triple no era para nada una amenaza. Su porcentaje desde fuera del perímetro fue con un 23.5% de acierto, siendo muy poco eficiente.

Solo necesitó un año para cambiar esto, convirtiéndose en una proyección de la jugadora que ha sido como profesional. En el curso sophomore, subió hasta 38% haciendo su mejor temporada en cuanto a fiabilidad exterior siendo aún un complemento de la plantilla.

Una vez le tocó dar el paso al frente, tuvo que demostrar que iba a ser una potencial prospect para llegar a la WNBA en un buen puesto. Ella fue mejorando en todos los aspectos, no solo en el triple. McBride estaba empezando a ser una jugadora completa, pero que además tenía una arma principal muy definida.

Su curso senior subió hasta los 17.6 puntos, 5.3 rebotes, 3.8 asistencias y 1.3 robos, teniendo unas buenas prestaciones en todos los apartados. Sus porcentajes fueron de 46.5% en tiros de campo, 36.6% en triples y 88% en tiros libres, teniendo una buena carta de presentación para el Draft 2014 en el que le tocó llegar a la WNBA.

Kayla McBride: El factor ‘X’ de Las Vegas Aces

 

Aunque su historia en Notre Dame no termina ahí. McBride se desempeñó como Gerente del Programa de Desarrollo de las Jugadoras para la temporada pasada. Una muestra de que el vínculo con las ‘irlandesas’ es algo más que deportivo, es algo familiar. «Estoy realmente emocionada de trabajar con el equipo. Me da una idea de cómo podría ser el coaching, por si es algo que quiero hacer en el futuro«, dijo Kayla sobre esta función y un posible futuro desde los banquillos. Algo en lo que seguiría el camino de Becky Hammon, ya que ambas fueron parte de las San Antonio Stars antes de pasar a Las Vegas.

Destinee Walker, una jugadora graduada esta temporada, dijo muy buenas palabras de la experiencia con McBride: «Ella ha sido genial. Ella ha sido un gran modelo a seguir. Ella nos habla a un lado y nos dice pequeños detalles. Ella ha sido una gran voz en el bando porque ha estado allí, actualmente está jugando en la WNBA. Ella sabe en qué necesitamos mejorar. Es genial tener esa otra voz«.

 

#EntraEnLaZona

Manu Fresno
La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.
Deja una respuesta
Translate