Orlando y un calendario marcado por el ‘karma’

Orlando y un calendario marcado por el ‘karma’

16/12/2019 0

Los de Florida han tenido hasta el momento uno de los calendarios más complicados de la liga. En los primeros encuentros recibieron a los Cleveland Cavaliers, y luego viajaron a Georgia para enfrentar a los Atlanta Hawks. Un viaje corto, pero que iría seguido de uno mucho más extenso hacía el norte, cruzando la frontera con Canadá. Ante los Toronto Raptors llegaría el primer cruce complicado, llevando un registro ya de 1 – 1 por la derrota contra unos Hawks por encima de su nivel real – visto lo ocurrido posteriormente -.

El siguiente sería ante los New York Knicks, que serviría para establecer el récord en neutro para la tormenta que se avecinaba. La racha de partidos en casa empezaba contra los neoyorquinos, y serían seguidos por Milwuakee Bucks. Un rival al que nunca es acogedor abrir las puertas de tu pabellón. El resultado fue una derrota, y esperar a que llegaran los Denver Nuggets para jugar de nuevo en Orlando. Otra vez, no consiguieron ganar. Y ya empezaron a caer en la clasificación.

Después de ser anfitrión, les tocaría ir al Oeste para tener una micro-gira contra los Oklahoma City Thunder y los Dallas Mavericks. Estos en un back to back. Unos cruces que son mucho más complicados de lo que parecen – más el de OKC, dando por hecho el buen nivel de Mavericks -. Ambos se han colado entre los que pelean por puestos de playoffs. Al igual que en los anteriores, se llevaron más derrotas. En la tabla de posiciones se quedaban con un 2 – 6, en lo más bajo del Este.

Los siguientes partidos fueron en el Amway Center, teniendo más de una semana sin viajar. En el primero, fueron capaces de ganar fácil a los Memphis Grizzlies, aprovechando la oportunidad de un rival asequible, aunque posteriormente perdiendo contra Indiana Pacers. Los de Indianapolis no fueron una presa para los Magic, a diferencia de los Philadelphia 76ers, que si cayeron en tierras de Florida por 112 – 97 en una gran noche de casi todo el equipo. Para cerrar esta racha en casa, ganaron a los San Antonio Spurs y Washington Wizards, aunque sufriendo ante ambos.

El karma es instantáneo en algunas ocasiones, y los de Orlando tendrían que visitar luego diversas ciudades del Este para continuar el transcurso de la temporada regular. Una racha que tuvo derrota, de nuevo, en Canadá y luego, otra vez, contra los Indiana Pacers. Una dinámica negativa que se podría romper contra los Detroit Pistons, pero en la ‘Ciudad del Motor’ tampoco fueron capaces de rascar un triunfo más. Para cerrar la gira sin jugar de locales, tendrían un ‘regalo’. Una visita a Cleveland que sirvió para dejar el casillero algo más bonito a la vista con un 7 – 10.

En el regreso a casa, les tocó verse con su mayor verdugo hasta la fecha. Una vez más, los Raptors fueron capaces de superar a los de Steve Clifford y dejarles nuevamente con obligación de ganar el siguiente cruce y no descolgarse de los puestos de playoffs. Aquí es donde el karma volvería a actuar, pero ahora haciendo el bien en los Magic. Una semana alternando local y visitante contra equipos bastante más sencillos que las anteriores. En todos consiguieron ganar, siendo los Golden State Warriors, Washington Wizards, Pheonix Suns – quien no es tan sencillo – y Cleveland Cavaliers.

Por tercera vez, volvió a actuar el vaivén del destino y al igual que la primera vino de forma negativa. Una semana donde tendrían que enfrentarse a los Milwaukee Bucks, Angeles Lakers y Houston Rockets. En ninguno de los partidos fueron capaces de ganar, y su registro volvió a caer, quedando 11 – 14.

Anoche, encontrándose a un rival que llevaba sin ganar un partido desde el 22 de noviembre, tuvieron otra vez motivos para alegrarse y salir a la cancha a darlo todo. Los New Orleans Pelicans, a pesar de los 10 puntos de Brandon Ingram en ese periodo, fueron pasados por encima en el 3Q, quedando el juego casi sentenciado a no ser que los de Orlando bajaran mucho su rendimiento. Un resultado de 130 – 119 que permitía a los Magic llegar más cómodos a las citas contra Utah Jazz, Denver Nuggets y Portland Trail Blazers en esta road trip.

En esta visita a Louisiana, quiero aprovechar a destacar una declaración de JJ Redick, hablando sobre su ex-compañero de equipo y rival en la madrugada del domingo. El escolta de los Pelicans compartió equipo hace no mucho con Markelle Fultz, y se alegró mucho de verle feliz jugando después de todo lo ocurrido con su polémica lesión.

«Nunca he visto a un compañero de equipo enfrentar una prueba más difícil de lo que Markelle Fultz soportó en Filadelfia.» – JJ Redick.

 

Dentro de lo complicado que ha sido el calendario, y estado lidiando con lesiones, el desempaño hasta ahora de Orlando no es nada malo. La temporada aún es larga, pero manteniendo este ritmo y sabiendo que en puestos de playoffs del Este habrá equipos con récord negativo, tienen motivos para sonreír.

 

#EntraEnLaZona

Manu Fresno
La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.
Deja una respuesta
Translate