La NBA acepta los descansos de Kawhi Leonard pero termina sancionando a los Clippers

La NBA no es sólo una liga profesional de baloncesto, también es un producto cuyos gestores cuidan y miman para que siempre tenga el mejor aspecto con el objetivo de aumentar sus ventas. Para ello, los partidos televisados a nivel nacional son ubicados de manera planificada en el calendario a fin de que sean accesibles y apetecibles para el mayor número de americanos posibles. Esos partidos no sólo son entre los mejores equipos o los que más demanda tienen entre los espectadores, sino que los mejores y más mediáticos jugadores tienen que jugarlo. Para el espectador casual de partidos de la NBA, no es lo mismo ver un partido de los Lakers con LeBron James y Anthony Davis que sin ellos, por muy Lakers que sean.

Antes de entrar en el tema de Kawhi Leonard, hagamos un poco de memoria y viajemos al 29 de noviembre de 2012. Aquel día se enfrentaban en partido televisado a nivel nacional los Miami Heat Vs San Antonio Spurs. Entonces eran los dos mejores equipos de la liga, de hecho se enfrentaron en las finales aquella temporada. Aquel día, Popovich tomó la decisión de mandar a San Antonio a Tim Duncan, Tony Parker, Manu Ginobili y Danny Green. Los Heat jugaron con su big three formado por LeBron, Dwyane Wade y Chris Bosh.

David Stern montó en cólera. Se disculpó en los medios ante los aficionados y multó a los Spurs con 250.000 dólares por dar descanso a sus jugadores. Popovic se mantuvo en sus trece y dijo que tomó esa decisión por la salud de sus jugadores. El partido ante los Heat era el sexto partido seguido en diez días viajando por la costa Este. Aquella polémica fue la primera vez en la que se habló en serio de la dureza del calendario y de la necesidad de no sobrecargar a los jugadores dándoles descansos aunque no hubiera un informe médico que dijera que el jugador estuviera lesionado.

Adam Silver heredó el problema y desde entonces, NBA y Sindicato de Jugadores, la NBPA, trabajan para minimizar los back-to-backs en el calendario así como se ha aumentado el tiempo de descanso en la semana del All Star. Ya no es raro que jugadores que han salido de lesiones o tienen problemas físicos no jueguen en dos partidos seguidos con los términos “rest under load management“, es decir, descanso por gestión del cansancio.

Pese a esto, la NBA pide a los equipos que cuiden los partidos televisados a nivel nacional y que pongan a sus mejores jugadores en ellos para que las audiencias sean lo mayor posible. Una mayor demanda del producto redundará en un mayor beneficio para todos: NBA, dueños de franquicias y jugadores. Pero sobrecargar a los jugadores por encima de su límite aumenta el riesgo de sufrir lesiones por lo que, el remedio puede ser peor que la enfermedad.

La polémica con Kawhi Leonard

Los problemas físicos de Leonard en sus rodillas son un misterio. No hay ningún tipo de diagnóstico oficial pero es de todos conocido que el jugador tiene que cuidar mucho su físico ya que parece que su nivel de recuperación necesita un mínimo de 48 horas entre partido y partido. Desde abril de 2017, jugando entonces para los Spurs, Kawhi no ha jugado dos partidos seguidos, ningún back-to-back.

Esta temporada Kawhi no jugó el 30 de octubre en el partido televisado a nivel nacional entre Clippers y Jazz, y anoche no jugó ante los Bucks, en otro partido televisado a nivel nacional.

A pesar de no haber sido alineado en dos partidos a nivel nacional, la NBA ha emitido un comunicado en el que afirman que los Clippers cumplen las reglas establecidas para los descansos de los jugadores. El portavoz de la liga, Mike Bass ha dicho lo siguiente:

Kawhi Leonard no es un jugador sano en cuando a la política de descansos de la liga. Como tal, el jugador figura en el listado de jugadores lesionados al estar bajo una lesión de rodilla. Las oficinas de la liga, de acuerdo con el directo de medicina deportiva de la liga, está conforme con el informe médico de los Clippers. Éste determina que Kawhi Leonard no está lo suficientemente sano como para jugar dos partidos seguidos ahora mismo.

Por tanto, la NBA no va a sancionar a los Clippers por dar descanso a Leonard en los partidos que ellos consideren aunque éstos sean televisados a nivel nacional. Lo cierto es que el alero de los Clippers parece estar en mejor estado de forma que lo que pudimos ver la temporada pasada en Toronto pese a que en playoffs no había forma humana de pararle. En los 6 partidos que ha jugado de momento, está promediando 29.3 puntos, 7.3 rebotes, 5.7 asistencias y 2.3 robos.

Doc Rivers no se muestra preocupado con el estado físico de su estrella.

Kawhi está genial, pero está así por lo que estamos haciendo, y seguiremos haciéndolo. No hay ningún tipo de problemas con ello pero debemos estar seguros. Nuestro trabajo consiste en que el jugador siga sintiéndose bien. La temporada pasada jugó muchos minutos en playoffs, lo cual no es saludable. Nosotros sólo queremos que él se sienta bien, y cada vez mejor.

La gestión de los descansos por parte de los entrenadores es algo que ya no resulta chocante a la NBA y aficionados. No sólo se dan descansos en partidos, sino que se limita mucho los minutos de presencia en cancha de los jugadores que salen de lesiones más o menos largas. La NBA es consciente de ello y de que va a tener que ir abriendo la mano para cuidar a los jugadores que son, a fin de cuentas, el producto que ellos venden. En El Perímetro ya os hablamos de que la falta de descanso y de sueño es algo que preocupa mucho a los jugadores. No hay duda de que, o el calendario tiene cambios drásticos, o cada vez habrá más gestión del descanso por parte de los equipos para proteger a sus jugadores.

Actualización – Sanción de 50.000 dólares a los Clippers por declaraciones inconsistentes de Doc Rivers

Por un lado la NBA estaba de acuerdo con los descansos de Kawhi Leonard debido a sus problemas en la rodilla derecha pero las declaraciones posteriores de Doc Rivers diciendo que el jugador estaba genial ha enfadado a las oficinas de la liga. Finalmente los Clippers han sido sancionados con 50.000 dólares por la NBA debido a la falta de consistencia en las declaraciones del entrenador respecto a la decisión de darle descanso.

Traducimos: No puede ser que el entrenador diga que el jugador está genial si luego no le alinea en el partido. Los aficionados y patrocinadores de la NBA pueden llegar a pensar que la liga está de acuerdo con que los equipos no alineen a sus jugadores a conveniencia cuando éstos pagan mucho dinero por sus entradas, abonos o imagen. Hay que cuidar el producto y no dar la imagen de que no se ofrece lo mejor que se puede.

El debate está servido.