La incógnita de los Indiana Pacers

La franquicia de Indiana no deja de sembrar dudas sobre sus posibilidades y aspiraciones este año. Van a rachas, iniciaron la campaña con tres derrotas consecutivas, luego tres victorias y en el último duelo han vuelto a la mala senda tras desperdiciar una ventaja de veinte puntos ante los Hornets.

Mal Arranque

Durante la primera cadena de partidos enfrentaron a Detroit Pistons dos veces y a Cleveland Cavaliers la restante. Dejando malas sensaciones tanto en ataque como en defensa, lo más preocupante es la inoperancia que tenían en ciertos momentos, incapaces de producir nada sin Brogdon y Sabonis (que han estado estratosféricos) en cancha, dejándose llevar por el talento y la ideas que tuvieran ambos. Pero nada más, sin un sistema definido ni una idea clara de como explotar los puntos fuertes del equipo. En la parcela defensiva igual o peor, llegando tarde a hacer las ayudas y dejando a los tiradores rivales liberados en demasiadas ocasiones. Sin saber cerrar la pintura ni el rebote, han hecho parecer a Drummond el jugador más dominante de toda la liga.

Brotes Verdes

Tras esto vinieron los tres triunfos seguidos, y con ello un leve crecimiento en el juego. Más centrados en defensa, consiguiendo robar balones y cerrar el rebote, lo que les permite correr y anotar en transición. Mejorando el juego en estático, involucrando en el movimiento de balón a los jugadores interiores para realizar posesiones de dentro-fuera con bloqueos, ya sean directos o indirectos. Aprovechando también el gran momento que vive Sabonis, McMillan decidió darle más trascendencia, haciéndole recibir balones en posición de box and one, o jugando directamente el pick&roll con Brogdon y él. Incluso los jugadores de banquillo salían metidos y daban buenos minutos. Lo peor, y es una noticia bastante mala, fue la lesión de Myles Turner, sin fecha de regreso y que será revaluado semana a semana.

Charlotte

El juego disputado esta pasada noche frente a los Hornets resume al completo la temporada de los Pacers. Una fantástica primera parte en la que llegaron a ponerse por delante hasta por veinte puntos, siguiendo con la dinámica que traía el equipo los últimos siete días. Sin embargo, los fantasmas de los primeros partidos se aparecieron y el equipo volvió a ser aquel que era, sin ideas en ataque y frágil en defensa. Esto sumado al preponderante encuentro que se marcó Devonte Graham los condujo a una inesperada derrota en la prórroga. Recalcar que hubo polémica arbitral pues los locales tiraron cuarenta y dos tiros libres por siete de los visitantes. Aún así, el resultado es el que es, y la segunda parte terrorífica que hicieron les va ayudar a aprender de los errores en los que concurrieron para no repetirlos durante la temporada.

Ahora mismo, después de siete partidos saldados con tres victorias y cuatro derrotas se colocan octavos en la conferencia este, con tantos claros como oscuros en su juego, a la espera de que Oladipo y Turner regresen, el equipo debe mantenerse con opciones de entrar en playoffs y conseguir una buena posición. Esta noche nuevo reto contra Washington Wizards. ¿Veremos la cara positiva o la negativa?.