Menos de una semana para el debut de Paul George

La evolución de la lesión en el hombro derecho de Paul George va por buen camino. Todo hace indicar que su debut con los Clippers será la semana que viene en uno de los dos partidos seguidos que tienen los angelinos. El 13 de noviembre en Houston ante los Rockets o el 14 en Nueva Orleans ante los Pelicans. Generalmente, los entrenadores son más dados a que los jugadores que salen de lesiones, debuten en partidos jugando a domicilio. Suele haber menos presión por parte de los medios.

Doc Rivers ha confirmado ante los medios de comunicación que no hay prisas respecto a PG13 pero que el jugador entrenará con normalidad estos días participando en la parte de contacto físico, en los 5 contra 5.

Aunque lo normal es que George inicie su andadura esta temporada con monitorización de minutos los primeros partidos, lo cierto es que el miedo ya cunde por la liga puesto que los Clippers añaden una nueva pieza a su engranaje de rotación. Doc Rivers no tiene prisa. Sabe que con Kawhi y PG13 tiene la mejor pareja de aleros posible en términos de ser decisivos en ataque y defensa. No olvidemos que la temporada pasada George acabó tercero en la votación para el MVP. Si a eso se le añaden 8 jugadores solventes y complementarios entre ellos, se confirma que los Clippers tienen la plantilla más profunda de la liga.

Con un inicio de 5 victorias y 3 derrotas (5-1 cuando juega Kawhi), da la sensación de que los Clippers están jugando en la quinta marcha, sin poner aún la sexta. Saben que no tienen necesidad. El momento de la verdad es los playoffs, donde el factor cancha cada vez es menos decisivo (en la última final entre Raptors y Warriors sólo hubo una victoria local por cinco del equipo visitante). Así que su clasificación para la postemporada no peligra con unos Warriors fuera de la competencia y unos Rockets a los que les está costando carburar. Rivers no teme que los Lakers finalicen con mejor récord que ellos, sabe que los playoffs le ofrecerán opciones de venganza.

En definitiva, con el inminente regreso de Paul George a las canchas, nos imaginamos a los fans de los Clippers entonando el “¡qué viene!, ¡qué viene!” que pondrá de los nervios a sus rivales.