Gracias a los Phoenix Suns, ¡ya no quedan invictos!

Los 76ers han tenido, en solitario, el mejor inicio de season

(Imagen vía: Philadelphia 76ers)

Los 76ers han tenido, en solitario, el mejor inicio de season. Partido tras partido han ido superando a sus rivales sin conocer el sabor de la derrota. Los Pistons, los Hawks y varios equipos ya se habían medido a ellos, pero sin fortuna. En una liga tan competida se veía muy complicado que ninguno pudiera destacar tanto, y lo han hecho. Los Miami Heat, entre otros, le siguen la estela, pero durante las primeras semanas ha sido imposible. Los de Florida están jugando un baloncesto impecable, pero aún así una derrota en la mochila les dejaba segundos en la clasificación.

En el enfrentamiento de anoche, llegaba un escenario complicado y en el que iban a tener que sudar mucho para mantener su estatus en la clasificación. El buen nivel mostrado por los Suns les convierte en uno de los rivales que no dan ganas de visitar. La buena dupla de guards y el gran trabajo del coach se han visto reflejadas en la cosecha de buenos resultados. Una entidad que parecía haberse diluido y que no saldría del oscuro pozo en el que estaba. Un gran verano ha devuelto la luz al sol, y este brilla con gran esplendor durante los primeros compromisos. Los contenders no les dan miedo, cosa que demostraron contra los Clippers.

Phila era visitante y con un marcador que se vio muy equitativo, con un vaivén de tiros para ambos, no se encontraban cómodos. Un contexto en el que se situaban los de casa con confianza y teniendo el plus motivacional de ser los únicos que saben que es ganar a Ben Simmons y los suyos.

Una canasta de Kelly Oubre Jr, tras una gran acción de Ricky Rubio, forzó un tiempo muerto de Brown con 6 puntos arriba los de Arizona a falta de poco más de 1 minuto para el final y fue determinante. En la siguiente jugada, Harris intentó recortar distancia pero un descomunal Baynes lo impidió con un tapón – en medio de todo Oubre sufrió un golpe, pero menor -. En el reloj quedaban 14 segundos y una falta de los 76ers a Devin iba a poner ya la victoria servida en bandeja para los locales. Los aficionados, que por fin vuelven a saber lo que es tener buen baloncesto en la ciudad, coreaban gritos de ‘MVP, MVP, MVP‘ para el escolta.

https://www.youtube.com/watch?v=au4nlV0kJD4

 

La pareja exterior de los Suns acabó con unos números para enmarcar. Ricky terminó con 21 puntos, 7 rebotes y 10 asistencias, mientras que su compañero en 40 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias. Una noche en la que realmente los de Phoenix han demostrado que son un equipo para tomar enserio este año. El resultado final fue de 109 – 114.

En este encuentro, Booker alcanzó los 6.000 puntos en la NBA, siendo el octavo más joven de la historia en lograrlo. Una proeza que sin duda viene desde un gran desempeño ofensivo. En su corta carrera ha sido más habitual verle por encima de la doble decena de puntos que por debajo. Un jugador al que se le puede poner sin ningún tipo de problemas el adjetivo de que ‘se le caen los puntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate