¿Será este el año de Hayward?

¿Será este el año de Hayward?

05/11/2019 0

La llegada y la calvarie

Desde su salida de Utah, la carrera de Gordon ha ido cayendo en picado estos dos últimos años. Pasó de ser All-Star en la siempre difícil Conferencia Oeste, dónde se puede decir sin miedo a equivocarse que hay más talento actualmente que en la contra-parte del Este, a vivir una tragedia que le mantuvo fuera de las canchas toda una temporada entera.

En la 18/19, tras unos playoffs de escándalo por parte de los Celtics sin él y sin Irving, una gran proeza y por la que muchos expertos los colocaban como grandes candidatos al título si volvía a buen nivel. Pero por mucho que se le esperara durante los 82 partidos de temporada regular, el Hayward de los Jazz jamás llegó, y acabó perdiendo la titularidad, que nunca tuvo, pero se le presuponía frente a un fenómeno en erupción de segundo año como Tatum. Dando malas sensaciones, con unos números pésimos para alguien de su talento, limitándose a anotar solo 11 puntos por encuentro y a jugar apenas 25 minutos, transmitiendo inseguridad, falta de confianza y miedo en algunos movimientos. Además a esto habría que sumarle la mala integración con el grupo, incluso estuvo involucrado en rumores de traspaso lo cual hacía más y más complicado que rindiese en la cancha.

La irrupción y la pregunta

Pero este año todo es diferente, unos nuevos Celtics para un nuevo Hayward. Si bien es cierto que llevamos 5 partidos y es muy pronto para sacar conclusiones, la NBA vive de sobre-reaccionar y eso está ocurriendo en la ciudad de Boston. Gordon está promediando más puntos, rebotes y lanzando mucho mejor desde la línea de tres (16’6 puntos por partido / 7’6 rebotes por partido / 56’7% tiros de tres) contra lo que hizo de media la campaña anterior (11’5 puntos / 4’5 rebotes /33’3% tiros de tres) disputando casi 35 minutos por encuentro y dando la impresión de estar valiente, fresco y con renovadas ilusiones de demostrar que sigue siendo un espléndido jugador de baloncesto. Si sigue a este ritmo podría, por qué no, volver a disputar el juego de las estrellas, lo cual sería una fantástica noticia para él y para su equipo. Objetivo que ya se ha marcado, como declaró en la rueda de prensa tras la victoria contra los Knicks, en su más cercana comparecencia.

«A pesar de un inicio de 4-1, no siento que los Celtics hayan jugado excepcionalmente bien, especialmente con mitades malas como la primera contra Nueva York.» – Gordon Hayward.

Ahora bien, es verdad que está recuperando un nivel de juego aceptable y que parece que volveremos a disfrutar de un gran Hayward pero la duda está en si recuperará su antigua versión de Utah y renacerá de nuevo como una gran estrella en la constelación que ya hay en la liga. Y por esa incógnita pasan muchas de las aspiraciones de los Celtics para soñar a lo grande. Depende de ti Gordon.

Bruno Santos
Redactor de NBA.
Deja una respuesta
Translate