Draymond Green, uno de los jugadores vitales dentro de la NBA

Draymond Green, uno de los jugadores vitales dentro de la NBA

17/02/2021 0

Hay determinadas personas, de cualquier ámbito, que cuando hablan hay que escucharlas. Y este es uno de esos casos. Draymond Green ha sacado la cara, una vez más, por los jugadores de la NBA. La gota que ha colmado el vaso ha sido la situación de Andre Drummond la pasada madrugada en el encuentro entre Cleveland y Golden State. Este asunto dará para un debate en podcast muy interesante. Pero vamos a tratar de hacer una primera valoración.

Estas han sido las palabras de Draymond Green (palabras sacadas vía Diario AS):

Me gustaría hablar sobre algo que realmente me molesta. Es el trato a los jugadores de esta liga. Ver a Andre Drummond antes del partido sentarse en el banquillo y salir con ropa de calle porque un equipo lo va a traspasar es una tontería. Porque James Harden pide un traspaso y es perseguido. Nadie va a defenderlo. Y lo dilapidaron por querer ir a otro equipo. Todos destruyeron a ese hombre. Sin embargo, un equipo puede salir y decir: ‘Oh, queremos cambiar a este tío’, y ese tipo debe sentarse y si no es un profesional, entonces es un cáncer y no es bueno en el vestuario de alguien y él es el problema. Hemos visto situaciones en las que Harrison Barnes fue apartado del banquillo, DeMarcus Cousins descubrió que lo traspasaron en una entrevista después del All-Star Game y seguimos permitiendo que eso suceda. Sin embargo, me multan por seguir expresando mi opinión sobre lo que pensé que debería suceder con otro jugador. Pero los equipos pueden salir y seguir diciendo: ‘Oh, estamos buscando el traspaso de estos jugadores, no estamos jugando contigo’.

En algún momento, como jugadores, debemos ser tratados con el mismo respeto y los mismos derechos que un equipo. Como jugador, eres la peor persona del mundo cuando quieres una situación diferente. Pero un equipo puede decir que te están buscando un traspaso y ese hombre tiene que mantenerse en forma, tiene que seguir siendo profesional y, si no, su carrera está en juego. En algún momento, esta Liga tiene que proteger a los jugadores de esta vergüenza. Hablamos de todas estas cosas sobre que no puedes hacer esto, no puedes decir eso públicamente, si dices esto te multarán. Anthony Davis fue multado, creo, con 100.000 dólares por exigir un traspaso públicamente.

Pero… ¿a Andre Drummond se le pone en venta y quieres que siga siendo un profesional? Y luego, cuando Kyrie Irving dice: ‘Oh, mi salud mental está mal’ todos se vuelven locos. ¿No crees que afecta a alguien mentalmente? … ¿no crees que eso no afecta a alguien mentalmente? Pero como jugadores, se nos dice: ‘No puedes decir eso, no puedes decir esto’. ¿Pero los equipos pueden? Va en la misma línea cuando todos quieren decir, ‘Oh, ese chaval no puede hacerlo’, pero nadie quiere decir, ‘Oh, esa organización no puede hacerlo». En algún momento los jugadores debe ser respetados en estas situaciones. Es ridículo y estoy harto de verlo. Que tengan una gran noche. Los veré a todos mañana o el miércoles”

 

Lo primero es el dinero

“Esto es un negocio”. Esta es la frase que sale de cualquier miembro de cualquier franquicia NBA. Entrenadores, jugadores o directivos. Lo importante es continuar con la maquinaria. Mucho más que en cualquier deporte que podamos conocer en Europa o Sudamérica. Esto se ha podido comprobar con la burbuja de 2020 o el lockout de la 2011-2012. Siempre se terminan alcanzando acuerdos porque se sabe que un parón muy grande no favorece a nadie.

Y con esto llegamos a uno de los núcleos de la cuestión. Si, la liga es un negocio, los negocios se alimentan sobre todo de mercancía. Y en este caso son los jugadores, casi siempre. Te levantas un día y sales en todos los rumores de traspaso posible. No sabes donde vas a vivir, ni siquiera si vas a jugar. Como se sabe, una situación muy complicada que puede traer problemas de salud mental. Y aquí llegamos al siguiente punto. Una vuelta de tuerca en los últimos años.

¿Jugadores empoderados?

El lockout de 2011 fue un punto de inflexión. Los jugadores cedieron en muchos puntos para desbloquear la competición, con la excusa de que no había dinero suficiente. Todo esto se descubrió con el super contrato televisivo que se firmó tres años después. Al tener que renegociar el convenio los jugadores recibieron prácticamente todas sus exigencias. Un acuerdo, conviene recordarlo, también criticado por Draymond Green.

Superestrellas que absorben gran parte de la masa salarial de sus equipos y una clase media cada vez más escasa en la Liga. Estos eran los argumentos principales del jugador de la Bahía. Y al tener contratos tan poderosos, los jugadores obtienen mayor control sobre su destino y fuerzan a los equipos a hacer ciertas operaciones que no quieren (véase Harden con los Rockets). Opciones de jugador, contratos más pequeños. Los jugadores ahora son conscientes de las opciones que tienen para controlar sus contratos y destinos.

La narrativa

Draymond Green realizó un alegato esta madrugada por la manera en que se dirigen las críticas muchas veces. Los jugadores son siempre los malos de la película por exigir demasiado, por declararse en rebeldía, por rechazar firmar en el último momento en la agencia libre… Está claro que esto es una lucha de intereses y hay jugadores que se pueden permitir actitudes que otros no. Pero, el fondo del mensaje tiene mucho más sentido del que parece.

Esto viene muy a cuento también de que los jugadores están últimamente muy indefensos. No es sólo lo que viene de sus propias franquicias o los intereses del negocio, ex-jugadores han puesto el foco durísimamente en las generaciones actuales (caso Mitchell-O’neal). Draymond Green ha salido en defensa de sus compañeros de profesión (¿Dónde está el sindicato?) en unas declaraciones sin una mala palabra y donde no se puede quitar ni una coma.

 

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Twitter y allí encontrarás todo el contenido que publicamos. ¡En @ElPerimetro_es lo encontrarás!

Juan Emilio Pérez Pérez
Juan Emilio Pérez Pérez
Redactor de NBA.
Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Translate