Greg Oden merecía ser primero del draft sobre Kevin Durant

Greg Oden fue considerado por muchos, un talento único de su generación. Los caza talentos de ese entonces lo compararon con una versión moderna de Bill Russell

Greg Oden fue considerado por muchos, un talento único de su generación. Los caza talentos de ese entonces lo compararon con una versión moderna de Bill Russell. Para su tiempo de secundaria, Oden fue elegido el jugador Gatorade del año y el mejor jugador a nivel nacional. Desde su primer año hasta su último por tres años consecutivos. Hasta este punto una sola persona había logrado semejante hazaña. Su nombre, LeBron James.

Luego de su paso por secundaria, Greg Oden llevaría su talento a Ohio State. Con pocos ánimos de hacerlo. Ya que para ese entonces la NBA tenía la famosa regla ‘One and Done‘ que obligaba a los jugadores salidos de secundaria el tener que ir un año a una universidad, para posteriormente declararse profesional y luego ir al draft de la NBA. Pero para Oden esto no sería tampoco del todo mal, ya que llevaría a Ohio a un juego de campeonato luego de ser nombrado el jugador defensivo del año. Hasta aquí todo pintaba para un futuro brillante para Oden, llegado el draft de 2007.

14 de 15 sitios de análisis NBA daban como primer pick a Greg Oden sobre Kevin Durant.

Nadie dudaba de la capacidad de Oden para el año 2007, pero no vamos a hablar del que para muchos es el mayor ejemplo de “what if” en la NBA. Hay que entender el motivo que hizo a Greg ser tan bueno como todos decían. Para su sexto año de escuela primaria ya tenía una envergadura de 1.98 metros. Algo que lo benefició notoriamente al llegar a su carrera de secundaria en Indiana junto a su compañero de formula, el ahora NBA Mike Conley. North Central High School serían testigos de como la historia se materializaba frente a sus ojos, ganando Oden junto a Conley un total de 3 campeonatos seguidos desde 2004 hasta 2006.

Es aquí donde su legado se construye siendo catalogado como el mejor prospecto de un center en secundaria desde los tiempos de Kareem Abdul Jabbar y no era para menos. Una vez Greg estaba en la pintura y tenía el balón no había vuelta atrás. Era tan consistente en sus estadísticas que para cuando se marchó a Ohio State terminó cada una de sus temporadas en secundaria promediando fácilmente 3 bloqueos y 74% de tiro de campo. Era el balance perfecto entre habilidades atléticas, ofensivas y defensivas para un “hombre grande” en toda la década de los 2000. Este fue el motivo por lo que franquicias en vías de reconstruir soñaban con obtenerlo en el draft y construir una vez más alrededor de su figura.

Es el mejor prospecto en el baloncesto de secundaria ahora mismo, por encima de la sombra de las dudas y tiene mucho por desarrollar. Sería una lastima si no es top pick alto en el draft de 2006″, relataba el analista Dave Telep en aquel entonces del futuro de Greg Oden.

Al salir de secundaria, Oden dejaría North Central con un récord de 103-7. Por lo que su figura representó un antes y un después en el baloncesto de secundaria. Pero al llegar a Ohio State, la primera de muchas lesiones que afectarían a su carrera haría su aparición. Una lesión en su muñeca derecha. Pese a dejarlo fuera de acción al inicio de su primera temporada en Ohio, estuvo lejos de alejarlo del juego lo hizo pensar en como evolucionar, ya que al volver de su lesión se le permitió jugar solamente si utilizaba su mano izquierda por lo que Oden se hizo diestro mientras se recuperaba.

Esto tampoco lo detuvo para seguir siendo una fuerza dominante, sus primeros 3 juegos con Ohio State promedio 5 bloqueos. Y el mito solo se hacía más grande al tener que practicar los tiros libres con su mano izquierda y conseguir en su primer año un nada envidiable 62% desde la linea con una mano que no era su fuerte.

Aun sufriendo el castigo de la regla ‘One and Done‘ impuesta para la NBA, tal parece que solo ayudó a recuperar mayor expectativa de lo que pudo ser un chico que para 2006 pudo fácilmente llegar al mejor baloncesto del mundo. Con un jugador de élite disputando encuentros NCAA y haciendo de sus rivales una humillación en la cancha. Su único año en Ohio State lo terminaría promediando 15,7 puntos por juego, 9,6 rebotes y 3,3 bloqueos. Para un 61% de campo, que comparado con otros prospecto del draft de ese entonces, Greg Oden tenía por mucho merecido ser la primera selección del draft, por encima de Joakim Noah o Al Horford.

Aquí es donde debemos ir más en profundidad en las estadísticas de Greg, porque aún si comparamos las estadísticas de Oden en su primer año universitario contra otros prospectos de la era moderna de la NBA tiende a sobrepasarlos, por ejemplo veamos lo siguiente:

 

PROSPECTOS MODERNOS DE LA NBA
JUGADOR PUNTOS RREBOTES BLOQUEOS TC%

RÉCORD DE EQUIPO

G. ODEN 15,7 9,6 3,3 61,6 35-4
A. DAVIS 14,2 10,4 4,7 62,3 38-2
S. O’NEAL 13,9 12,0 3,6 57,3 23-9
J. EMBIID 11,2 8,1 2,6 62,6 25-10
H. OLAJUWON 8,3 6,2 2,5 60,7 25-8
P.EWING 12,7 12,7 3,2 62,5 30-7

 

Si observamos a Greg Oden posee mejor récord anotador en su primer y único año de secundaria en comparación a Anthony Davis y Shaquille O’Neal. Incluso al Hall of Fame, Hakeem Olajuwon. Por lo que es considerable el impacto que Oden pudo tener en la NBA si no hubiera tenido una racha de lesiones que terminarían de acabar con su carrera, pero que pasa si comparamos por ejemplo los jugadores más jóvenes de la NBA reciente. Tenemos lo siguiente:

 

PROSPECTOS MODERNOS DE LA NBA
JUGADOR RB% BLK%
G. ODEN 19,57 12,78
Z. WILLIAMSON 15,56 5,77
K. TOWNS 18,62 11,61
D. AYTON 21,39 6,07

 

Lo que demuestran estos números, es que en efecto, Oden seguiría siendo una fuerza dominante por encima de Zion, Ayton o el ahora super estrella de los Minnesota Timberwolves. Hasta este punto si metemos a Kevin Durant en la conversación pudiera que cambiáramos de opinión si volvemos al año de 2007 pero la diferencia entre Kevin Durant y Greg Oden radica en que Oden fue catalogado un jugador único en su especie, o en su defecto único en el draft de 2007. Pero si queremos ir más lejos podemos ir a revisar el reporte del NBA combine previo al draft.

Aquí nos vamos a encontrar que las pruebas dieron como resultado que Oden era más rápido que Durant si corrían ambos un sprint de 3/4 de cancha, más ágil en cuanto a desplazamiento en pista y tenía un mayor rango de extensión de su cuerpo en movimiento y de manera estacionaria. Por lo que si, la decisión de los Blazers de draftear a un joven Greg Oden no fue equivocada, fue todo un acierto. Y por todo lo anterior si fue merecedor de una primera elección en el draft de 2007. Lo duro y frió son siempre ver los números que nos van a decir lo contrario de la realidad. Como sabemos Kevin Durant está aún en la NBA. además, le queda mucho que demostrar y el final de la carrera de Oden del baloncesto de élite fue muy rápido. La realidad venció a la ficción una vez más.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate