Entrevista | Irene Pérez, NCAAW en SNU

Es de Valladolid y acaba de terminar su etapa de formación en los Estados Unidos. Tras una etapa de varios años estudiando en la Southern Nazarene University

Es de Valladolid y acaba de terminar su etapa de formación en los Estados Unidos. Tras una etapa de varios años estudiando en la Southern Nazarene University, le ha tocado despedirse pero quedándose con buenas impresiones de vivir en Oklahoma. Hablamos con ella de baloncesto, la vida americana, sus aficiones y mucho más.

 

¡Muchas gracias por tu tiempo! Es un placer que colabores con nuestro proyecto. Una pregunta que es casi obligada para empezar una entrevista son tus inicios en el baloncesto y los motivos que te llevaron a elegir este deporte. ¿Por qué una pelota naranja y no de otro color?

Irene: Empecé a jugar al baloncesto cuando tenía 8-9 años. Recuerdo que en casa siempre veíamos partidos de ACB y Euroliga cuando los retransmitían y me llamaba mucho la atención. En el colegio, uno de los deportes ofrecidos era baloncesto, así que decidí apuntarme para probar y me encantó. Desde entonces cada año me apuntaba para jugar en el cole y siempre que podía, en el patio o en educación física, escogía jugar al baloncesto.

 

Una vez te llegó la oportunidad de irte a los Estados Unidos, ¿fuiste mediante una agencia o cómo fue el proceso? ¿Pensaste en lo deportivo o fuiste al centro que mejor te viniera a nivel de estudios?

Irene: Fui mediante una agencia. Sin embargo, la idea me llegó por mi profesor de educación física en el instituto. Él me comentó la posibilidad de poder ir a jugar y estudiar en Estados Unidos, y después de pensarlo, me di cuenta de que era una oportunidad única y una experiencia que quería vivir. Me puso en contacto con una agencia, entonces me vieron jugar algunos partidos de temporada y me ofrecieron la oportunidad de ir. Una vez decidí empezó el proceso. Es algo largo, ya que hay que hacer exámenes de inglés y algo de papeleo como traducir las notas de bachillerato, mandar el título, etc. Cuando elegí universidad pensé en ambos, lo deportivo y el nivel estudios. Tuve algo en cuenta el nivel de estudios de la universidad, pero me fijé más en que tuvieran una carrera que me gustara, si era posible similar a CAFD que era lo que quería estudiar. Eso, con un buen nivel deportivo en el que pudiera competir fue lo que buscaba en una universidad.

 

Separando en lo deportivo y lo personal, ¿cómo te fue durante tu experiencia en la NCAA y la vida universitaria? ¿Estar estudiando allí es parecido a lo que se ve en las películas?

Irene: Ha sido una gran experiencia, es diferente a como se viviría la vida universitaria en España. Tal cual, estar estudiando allí es como se ve en las películas, especialmente en lo relativo al deporte. La mayor parte de los estudiantes va a ver los partidos y hay anuncios en la universidad cuando es “game day.” En los partidos también hay banda y animadoras, y tanto estudiantes como profesores están al tanto de lo deportivo. El campus también es parecido a las películas. Aunque mi universidad era algo pequeña, en ella estaban las distintas facultades, residencias, cafetería, una tienda para comprar cosas de la universidad… y algunos estudiantes iban a las clases en bicicleta o monopatín.

 

Hablando un poco de lo que es pasar varios años allí en una universidad cercana al centro de la ciudad, ¿cómo se vive en Oklahoma?

Irene: El estilo de vida es muy distinto. Oklahoma City es la ciudad principal del estado, pero incluso estando cerca era algo difícil llegar sin tener coche. Allí no hay transporte público y la gente utiliza el coche para moverse, incluso en cortas distancias. Oklahoma City, junto con Tulsa y otras que tienen universidades grandes, son las que tienen más cosas de ocio para hacer y más ambientillo. En ellas puedes dar un paseo, tomar algo, o ver algún evento deportivo. El ambiente de Oklahoma es algo parecido a lo que se ve en las películas del oeste. Dentro de la ciudad hay varios monumentos sobre su historia, y aparecen los ‘indios y vaqueros’. Además, el paisaje recuerda mucho al de estas películas.

 

En España no estamos muy acostumbrados a que un lugar viva por el baloncesto como por el fútbol, pero siendo una ciudad con equipo de la NBA la cosa debe ser diferente. ¿Oklahoma está muy influida por los Thunder y sus jugadores? Y si la respuesta es afirmativa, ¿se notó mucho la salida de un jugador histórico como Russell Westbrook? ¿Hay tanto odio hacía Kevin Durant como se dice?

Irene: Sí, Oklahoma está muy influenciada por el equipo de los Thunder. Al no tener equipo de fooball en NFL le dan mucha importancia y es muy valorado por la gente de allí. Los jugadores hacen servicios comunitarios, proyectos de colaboración para ayudar a la gente, y en general intentan estar envueltos con la comunidad lo máximo posible, lo que hace que la gente se sienta aún más unida al equipo y se sienta representada por sus valores. La salida de Russell Westbrook se notó ya que era un jugador muy querido y la figura representativa del equipo. Le hicieron varios homenajes y siempre que vuelve a jugar en Oklahoma la gente hace que se sienta como en casa. Para algunos fans fue un palo, aunque otros consideraban que el equipo necesitaba un cambio. Respecto a Kevin Durant, todavía hay algo de odio hacia él, aunque no tanto como en el año en el que se fue a los Warriors.

 

Para volver a hablar de ti, una de las opciones que tendrás es pensar en seguirte dedicando al baloncesto. ¿Te gustaría hacer carrera de profesional o al menos intentarlo?

Irene: Me encantaría seguir jugando e intentar jugar al máximo nivel. Es algo difícil, pero me gustaría trabajar para mejorar y si se da la oportunidad probar profesional.

 

 

Al estudiar ciencias del ejercicio, ¿piensas en ser entrenadora algún día o no es un camino que te llame la atención?

Irene: Si que lo he pensado varias veces y me llama bastante la atención. Alguna vez que he entrenado me ha gustado mucho poder enseñar habilidades y táctica. Además, resulta muy gratificante ver como los jugadores crecen y aplican las cosas que se entrenan. Me gustaría mucho probar y quizás empezar en estos años con algún equipo de categorías inferiores. A partir de ahí si veo que me gusta podría intentar entrenar en otras categorías e ir viendo.

 

En la web de tu universidad pone que eres guitarrista, por lo que aprovecho a preguntarte: ¿Preferirías triunfar en el baloncesto o en la música? Y, ¿por qué esa respuesta?

Irene: Jajaja ¡nunca me habían preguntado sobre esto!, preferiría triunfar en el baloncesto. La música y tocar la guitarra es algo que me encanta, pero el baloncesto… es mi pasión. Recuerdo que algunas veces iba a clase de guitarra y no podía tocar porque me había hecho daño en un dedo entrenando. Me llegaron a ofrecer tocar en la orquesta de la academia a la que iba, pero requería dedicarle más tiempo y prefería jugar.

 

Por hablar un poco de la WNBA, ¿cuáles son tus jugadoras favoritas? ¿Las has tenido como ejemplo a seguir estos años?

Irene: Algunas de mis jugadoras favoritas de la WNBA son Elena Delle Donne, Diana Taurasi, o Breanna Stewart. La verdad es que no veo muchos partidos de WNBA, pero cuando las veo jugar me gusta fijarme en ellas.

 

Ahora que Sabrina Ionescu se hace cada vez más viral, ¿piensas que tendrá un gran impacto para que crezca el baloncesto femenino?

Irene: Pienso que sí, llegar hasta donde está no ha sido fácil y su ética de trabajo es increíble. Ha dominado en la NCAA y seguramente la sigamos viendo brillar en la WNBA. Las barreras de género que ha roto y sus valores son de inspiración. Ahora que es un foco de mira puede causar un gran impacto en el baloncesto femenino y ser un modelo a seguir, haciendo que este crezca.

 

Con esto terminamos la entrevista, ¡de nuevo te doy las gracias por colaborar y dentro de poco volveremos a saber de ti en este proyecto pasándote por el podcast!

 

 

Puedes seguir a Irene en Twitter aquí: @ireneperez09

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate