¿Los Knicks dan palos de ciego en el mercado?

Los problemas que han tenido los de Nueva York en el mercado vienen desde muy lejos. En el siglo XXI no han sido capaces de construir un buen proyecto, aunque con Carmelo Anthony

Los problemas que han tenido los de Nueva York en el mercado vienen desde muy lejos. En el siglo XXI no han sido capaces de construir un buen proyecto, aunque con Carmelo Anthony competían, no consiguieron consagrar esa plantilla. Los años pasan, y se siguen repitiendo patrones de conducta en lo que ocurre en sus despachos. Despidos de entrenadores, conflictos de jugadores en el vestuario y un horizonte bastante nublado.

En los últimos días habían dicho que pensaban en buscar jugadores y no rondas del draft en sus comercios. Algo llamativo, dado que están en una teórica reconstrucción. El problema ha llegado en que se han centrado en recibir el mayor talento posible, puesto que ellos mismos no habían sido capaces de conseguirlo mediando sus rondas. Tienen un grupo de jóvenes interesante, pero que no da los frutos que se necesitan para saciar a todo el hambre que tienen en la ‘Gran Manzana’.

Es por ello que han empezado a disparar perdigones al aire en busca de reforzarse. Han puesto a prácticamente todos sus hombres en el mercado, e intentarán recibir lo más parecido a una super estrella que pudiera aterrizar en New York.

En esta situación entraron los Detroit Pistons, quien están en el polo opuesto. Ellos quieren desprenderse de sus jugadores para empezar desde la nada el proyecto, dado que han asimilado que su techo no es muy alto.

Ambas franquicias parece que han entrado en conversaciones, según han confirmado fuentes de SNY a Ian Bagley. El nombre de Andre Drummond ha sido el que han puesto en la mesa. Un movimiento que podría considerarse una locura por parte de los neoyorquinos. Uno de sus mejores activos es Mitchell Robinson, por lo que hacer un gran movimiento por otro center no tendría mucho sentido.

 

Hasta ahora las franquicias que más fuerza han cogido para hacerse con los servicios de Drummond han sido los que no tienen mucho a perder. Los primeros en sonar fueron los Atlanta Hawks, quienes si están más necesitados de refuerzos interiores. Por parte de los Knicks sería un movimiento más fruto de la desesperación que de la lógica. Necesitan mejores nombres para equiparar el peso del mercado en el que viven. La cuestión es que un expiring y que fuera de los números nunca ha demostrado ser un líder en la cancha no parece lo que vaya a salvarlos.

En el caso de realizarse el movimiento, habría mucha facilidad por parte de los Knickerbockers en el caso de ser real la noticia de que todos los jugadores están en el mercado.

 

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate