Jayson Tatum no quiere que se olviden de él

La temporada pasada no fue la mejor para el alero, pero ya ha vuelto a encaminarse. Acorde con los de Boston, se ha puesto en sintonía competitiva y estamos viendo una versión mejorada

La temporada pasada no fue la mejor para el alero, pero ya ha vuelto a encaminarse. Acorde con los de Boston, se ha puesto en sintonía competitiva y estamos viendo una versión mejorada de Jasyon Tatum. En su curso rookie dejó las expectativas muy altas, pero parece que empieza a ponerse en el camino que empezó hace ya unos años.

Es vital recordar esos playoffs, donde sin estrellas, los verdes dieron una guerra impresionante. Incluso, el propio LeBron James se vio contra las cuerdas en algunos momentos, siendo un novato una de las máximas amenazas que tenía enfrente. El propio Danny Ainge habló sobre la desmejora que tuvo Tatum como sophomore, diciendo que era imposible que después de comenzar así fue a más cuando le conocieran los coachs de la liga.

A esto tenemos que sumar que el escenario que tuvieron en Boston no fue el mejor. El tiempo pasa, y las culpas han quedado en el aire hasta para los propios miembros de la plantilla como aclaró Jaylen Brown, pero también es cierto que los jugadores en desarrollo pasaron una mala season 2018/19.

Ahora que estamos viendo a unos Celtics competitivos, estamos con un Tatum con más de 20 puntos de media por partido. Una evolución que se esperaba tarde o temprano, pudiendo seguir subiendo escalones hasta ser una estrella en una franquicia de las más míticas.

Un detalle sobre este juego de +40 puntos, es que lo hizo con un homenaje a su universidad en las zapas, aunque hagamos una inclusión en otra categoría de la web. Los colores y composición inspirados en el nuevo diseño de los ‘Blue Devils’ de Duke quedan precioso en el calzado, y por lo visto le han servido para firmar su mejor partido hasta el momento en regular season. Y digo durante los 82 encuentros, porque a nivel de sensaciones lo que hizo en sus primeros playoffs es para mirar con lupa.

 

En el partido de la madrugada del sábado al domingo 12 de enero, se convirtió en el segundo más joven en anotar 40 puntos como Celtic tras Antoine Walker. Una pequeña marca de franquicia, pero que empieza a recordar al mundo lo que ya había demostrado en el 2017/18. Además, fue es el más joven en anotar 40 puntos con al menos 6 triples anotados como verde.

En los partidos anteriores, Tatum estaba bastante flojo. Con malos porcentajes y sin llegar a su media anotadora. Por lo que anotar estos 41 puntos fue una buena forma de redimirse para volver a entrar en su mentalidad de toda la season.

El hecho de hacer estos registros en una entidad tan legendaria tiene un extra de dificultad. El mismo caso exacto que tenemos con Anthony Davis en los Angeles Lakers con sus números de locura. Hay que reconocer que brillar con el peso de un mito a los hombros cuesta más, y que Jayson tiene galones para poder hacerlo con una gran autoridad y soberanía.

 

La nueva atmósfera de los Celtics ha sido lo que ha impulsado al joven a hacer estas exhibiciones. En parte, se debe agradecer al buen feedback que ha tenido Kemba Walker, jugando a un gran nivel sin eclipsar al resto de los hombres en la pista.

Una vez avances los meses y lleguen los playoffs, lo normal que es Tatum siga en dinámica ascendente. A la tercera va la vencida, y realmente estos Boston se encuentran muy bien colocados para dar un susto a los Milwuakee Bucks, o incluso pensando ya en los rivales de la Conferencia Oeste. Una cosa que es evidente es que necesitarán a un Jayson ejerciendo de una de las primeras espadas ofensivas de forma constante para lograrlo.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate