El Madison está cansado

El Madison está cansado

28/11/2019 0

Por todos es sabido que para disfrutar plenamente del éxito hay que haber fracasado previamente, pero la afición neoyorquina se ha quedado estancada en el segundo punto. Tras el título cosechado en la temporada 72/73, que supuso el segundo y hasta el día de hoy, último trofeo que conseguían de NBA no han vuelto a lograr tal hazaña. Encadenando de esta forma 46 años sin alzarse como mejor equipo de baloncesto del mundo.

Llevan desde 2013 sin entrar a playoffs, y aquella post-temporada tampoco trae buen recuerdo a los knickerbockers. Tras terminar la temporada regular con el segundo mejor récord del este, sólo por detrás de los Miami Heat del big three, fueron derrotados en seis partidos por los Indiana Pacers de Paul George.

¿El Verano más decepcionante?

Sin embargo, ha sido lo acontecido este verano en la agencia libre, lo que ha acabado de prender la mecha de los aficionados delos Knicks. Grandes nombres se quedaban sin contrato este año, y por lo tanto, pudiendo decidir a dónde querían ir. La prensa y el gran mercado que hay en la gran manzana hacían pensar que, pese a que los resultados deportivos no acompañasen, estaban cerca de adquirir los servicios de superestrellas de la liga y volver al sitio que les corresponde.

Con dos contratos máximos para ofrecer los nombres que más sonaban eran los de Kyrie Irving y Kevin Durant. Tremenda sería la decepción y tristeza que se instalaría en la franquicia y todo lo que la rodea al ver que ambos ponían rumbo al equipo vecino, Brooklyn. Quien siempre había sido el hermano pequeño de Nueva York, el que vivía a la sombra. Pero parece que los roles se han invertido.

Un duro golpe que acompañó al que se llevaron la noche del Draft al no ser capaces de reclutar a Zion Williamson, un rookie que había creado tanto hype como LeBron James, sino más.

Pero no solo esto es malo para los Knicks. La temporada pasada traspasaron a su estrella, el jugador joven en el que depositaban sus esperanzas de cara al futuro a los Dallas Mavericks, recibiendo a cambio a Dennis Smith Jr. Así pues Porzingis, Tim Hardaway y Courtney Lee abandonaron la franquicia. Kristaps se quería marchar y a los otros dos se los quitaron de encima para liberar espacio con la idea de firmar a los dos ya mencionados más arriba.

Temporada 19/20

De esta manera, fracaso tras fracaso, la planificación de la temporada y confección de la plantilla se sumó al ya desastroso último año. Firmando a cuatro ala pivots, y dejando solo un pivot, figura que se encarna en el nombre de Mitchell Robinson. Teniendo a su jugador “estrella”  Julius Randle jugando bastante peor de lo que lo hizo el año pasado en New Orleans. Con Kevin Knox saliendo desde el banquillo y disputando muy pocos minutos, lo que es tremendamente negativo en la evolución de este jugador. Quizá, la única buena noticia de la campaña sea la mejoría de Ntilikina, y que Marcus Morris está haciendo lo que se le presuponía a Randle.

Todo esto explotó en forma de abucheos y pitos la pasada noche del 10 de Noviembre, cuando sufrieron una humillante derrota en casa contra los Cleveland Cavaliers, otro equipo de la zona baja del este por 108-87. Pitos que se repitieron en el encuentro disputado en casa frente a San Antonio Spurs, que por supuesto, también perdieron, en esta ocasión 111-104.

En los últimos partidos se llevan otras derrotas contra los Brooklyn Nets por la mínima y por una abrumadora diferencia contra los Toronto Raptors. En las siguientes citas le esperan Philadelphia 76ers, Boston Celtics, Milwuakee Bucks y Denver Nuggets, por lo que el calendario no está a su favor.

Difícil situación con una aún más difícil solución la que hay en la Ciudad de la Gran Manzana para su equipo más laureado, pero que lleva navegando sin rumbo varios años. Algo que parece no tener fin.

Avatar
Bruno Santos
Bruno Santos
Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Translate