Class of 2020: Construyendo hacia el futuro

Como cada año en esta fecha, los bloques de futuro de las universidades comienzan a definir su forma. El día 20 de noviembre finaliza el early signing period, durante el cual algunos jugadores de instituto anuncian y/u oficializan su compromiso con sus futuras universidades, uniéndose a los que lo hicieran en meses anteriores. Así pues, estos serán los destinos de algunos de los nombres más destacados de la Class of 2020:

Calipari vuelve a reinar; Duke y North Carolina le siguen la pista

Como comentamos anteriormente, la temporada 2018-19 ha roto una tendencia repetida cada año desde 2012: una universidad no llamada Duke ni Kentucky ha reunido el mejor bloque de ‘Freshmen’ de la nación según los rankings.

De cara a la próxima campaña, tres gigantes del reclutamiento volverán a la cima. Kentucky añadirá profundidad en prácticamente todas las posiciones gracias a la incorporación de seis nuevas caras, todas ellas dentro del TOP 50. El Forward Isaiah Jackson, un buen atleta de corte defensivo, así como el reclasificado de la Class of 2021 Devin Askew, un combo guard capaz de hacer mejores a sus compañeros, han sido los últimos en unirse a una camada repleta de talento: en el exterior, Calipari contará con dos de los mejores anotadores del panorama: Terrence Clarke y B.J. Boston. El primero destaca por su sobresaliente visión de juego, versatilidad defensiva, y capacidad para anotar en diferentes formas, mientras que Boston es un excelso tirador con potencial para mejorar en varios aspectos. Por último, los ‘cuatro-estrellas’ Lance Ware y Cam’Ron Fletcher aportarán presencia interior.

 

Terrence Clarke anuncia su compromiso. Imagen: Jonathan Wiggs/The Boston Globe.

Seis también es el número de prospects comprometidos con Duke, que sigue consolidándose como uno de los principales destinos para potenciales one-and-done. Jalen Johson lidera la camada gracias a su combinación de físico e IQ. En el puesto de base, Jeremy Roach sustituirá a Tre Jones tras recuperarse de su lesión de rodilla la pasada campaña. Su solidez en ambos lados de la pista estará complementada por la capacidad anotadora del combo guard D.J. Steward. En las posiciones interiores, ‘Coach K’ dispondrá de un bloque de futuro: Jaemyn Brakefield, Henry Coleman, y Mark Williams son tres buenos defensores y reboteadores cuyo rol dependerá de las bajas que sufra el frontcourt de los Blue Devils en la temporada 2020-21.

También el vecino y rival histórico de Duke, North Carolina, ha cosechado éxitos en el proceso de reclutamiento. La class de 2020 es una de las mejores que Roy Williams ha conseguido articular en esta década. Caleb Love, un buen distribuidor y peligrosísimo anotador, será el encargado de suplir al estelar Cole Anthony, que pondrá rumbo a la NBA. El alero Puff Johnson y el combo guard A.J. Davis aportarán un volumen destacable de puntos en el exterior, aunque la fortaleza principal de este grupo reside en el interior: Walker Kessler y Day’Ron Sharpe deberían convertir a los Tar Heels en un equipo dominante en el rebote mientras siguen desarrollando su repertorio de movimientos en el poste.

Classes notables

Algún escalón por debajo de los tres gigantes azules encontramos universidades como Tennessee o Texas Tech. Los Volunteers incorporarán a dos explosivos combo guards con potencial defensivo y capacidad anotadora, Jade Springer y Keon Johnson, así como al versátil alero Corey Walker. Se trata, nada menos, que de la mejor recruiting class de la historia de la universidad según los rankings, por lo que el de Rick Barnes seguirá siendo un conjunto a tener en cuenta. Por su parte, Chris Beard seguirá disponiendo de talento para moldear en Nimari Burnett, situado en el TOP 10 de su generación, así como en los ‘cuatro-estrellas’ Chibuzo Agbo y Micah Peavy.

 

El resto del top 10

Evan Mobley, considerado el mejor interior de 2020, pondrá rumbo a los Trojans de South California, donde tendrá oportunidad de consolidarse como un potencial primer pick de su Draft. Es el único commit de la universidad hasta el momento, por lo que allí podría convertirse en la referencia absoluta. Cade Cunningham, un combo guard con cualidades para tener sitio en la NBA, eligió Oklahoma State por encima de universidades como Kentucky y North Carolina, mientras que el atlético ‘4’ Isaiah Todd seguirá desarrollándose en Michigan.

Otros proyectos importantes de la Class of 2020 que anunciarán su decisión en los próximos meses incluyen a Jalen Green, Ziaire Williams, Jalen Suggs, Makur Maker y Greg Brown.