José Manuel Calderón colaborará con la NBPA

Hace pocas fechas se hizo oficial lo que ya era un secreto a voces: la retirada de uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto español, José Manuel Calderón.

A sus 38 años y tras una carrera de 14 temporadas en la NBA, el base extremeño decidió colgar sus botas pero no desvincularse del baloncesto americano ya que el Sindicato de Jugadores de la NBA, la NBPA, quiere contar con sus servicios para asesorar a Michele Roberts, presidenta del sindicato.

Siempre he sido sensible a la ausencia de jugadores en nuestras oficinas en Nueva York. Si es el Sindicato de los Jugadores, debería haber jugadores y no sólo abogados o gente con másteres avanzados. Tengo contacto habitual con los jugadores pero es genial tener a alguien cerca que me ahorre el llamar a un jugador en medio de su descanso o a algún ex-jugador que se haya retirado hace tiempo y cuya perspectiva esté un poco anticuada.

Los jugadores respetan a los trabajadores de la NBPA pero cuando uno de ellos les habla recibe absolutamente toda la atención. Calderón generará mucha más atención en las reuniones que tengamos. Los jugadores se escuchan entre ellos de una manera distinta a como lo hacen con nosotros.

José Manuel Calderón está ahora viviendo en Nueva York y ha sido contratado por la NBPA como consejero personal de Michele Roberts. El principal cometido que le han encargado es estudiar formas de facilitar la transición de los jugadores de la vida como jugadores a su vida cuando cuelgan la camiseta.

Nunca he trabajado en una oficina. Dejé mi hogar con 13 años y me hice profesional a los 17. Desde entonces siempre he estado jugando al baloncesto. Nunca ha habido tiempo para un trabajo de oficina.

Venir a Nueva York en verano ha sido como volver a descubrirme como persona. Tuve ofertas para unirme a oficinas de equipos pero no quise aceptarlas. No quería que después de tres meses tuviera que dejarlo porque no me gustaba ese trabajo. No tengo en mente cuál es mi trabajo soñado, no sé aún dónde encajo. Creo que esta oportunidad con la NBPA me da una posibilidad de transición que es perfecta para mí. Puedo tocar un poco de todo lo que rodea al baloncesto como finanzas, operaciones, etc. Así podré decidir qué me gusta en el futuro.

Para la NBPA la presencia de Calderón es ideal para recibir las visitas de equipos y hablar con jóvenes que esperan respuestas honestas de cómo enfocar sus carreras. Calderón ha jugado a nivel internacional todas las competiciones. En la NBA ha jugado en siete franquicias diferentes, y es conocido y respetado en toda la liga por su fama de buen compañero y de alguien en quien se puede confiar. Realmente la NBPA ha tomado una muy buena decisión en querer contar con los servicios del jugador español al que no podemos desearle otra cosa que sea feliz él y su familia.