Simplemente una niña de Chino con raíces argentinas

Simplemente una niña de Chino con raíces argentinas

12/09/2021 0

Ahora mismo hablar de Diana Taurasi es hacerlo de una de las mejores jugadoras de la historia o de la mejor que jamás ha cogido un balón de baloncesto, ya es cuestión de gustos.

Algo que si aprecia igual todo el mundo es la mentalidad de ganadora que ha llevado a la californiana a ser toda una leyenda de este deporte con una carrera impecable y un estilo de juego único brillando desde niña.

Para comprender que Diana llegara a tener esa forma de pensar tan especial desde muy joven hay que remontarse a su adolescencia, cuando visitó el país natal de su madre y estuvo viviendo allí un tiempo.

Cuando tenía 13 años volvimos a Argentina a vivir un año. Pude ver a mi familia completa, realmente verlos dónde crecieron, cómo vivían. Fue un tipo de lucha diferente. No hay dinero. No hay trabajos. Y todavía tienen que encontrar la forma de alimentar a sus familias” compartía Taurasi hace unos años en The Players Tribune.

Esa lucha fue, de alguna manera, parte de mi propia identidad familiar. Me dio perspectiva y enfocó los aspectos distintivamente estadounidenses de mi educación. Cuando regresé a California, sentí una sensación tan aguda de: no quiero desperdiciar esto. No quiero desperdiciar ninguna oportunidad” seguía Diana en su publicación explicando que ese cambio de chip en su cabeza le sirvió para saber que era una afortunada por tener posibilidades de dedicarse a algo que amaba.

 

 

Esa experiencia que adquirió fuera de las canchas se volvió fundamental para ella aplicada a su esfuerzo por conseguir llegar a lo más alto en el baloncesto.

Aunque ella fuera de California, en concreto vivía en Chino, sabía de donde venían sus raíces y lo que habían luchado sus padres para conseguir llegar hasta el punto en el que se encontraban en ese momento. Y su educación fue más propia del extranjero que de Norteamérica. “Hablamos español en nuestra casa. Escuchábamos música española. Todos los canales de televisión que vimos estaban en español. Comimos principalmente comida italiana y argentina“.

Su padre, italiano y que posteriormente vivió en Argentina, se levantaba todos los días a las 5:30 de la mañana para conducir horas hasta el trabajo. Mientras su madre, argentina de nacimiento, tenía trabajos puntuales para conseguir traer más dinero a casa. Por parte de Diana, solo tenía que estudiar y jugar al baloncesto viviendo en los Estados Unidos, y tener en la mente que algo tan simple es muy valioso para ella siendo tan joven la hacía especial.

En la cabeza de Taurasi estaba el sentimiento de oportunidades que viven los estadounidenses, pero la comprensión de los privilegios que tienen los que miran desde otros países.

Chino representa ambos sentimientos a la vez. Me siento cómoda con la dualidad. Así me encontré como deportista” contaba Diana dando más fuerza al argumento de que sus vivencias personales y familiares le hicieron tener una mentalidad que la llevaría a ser historia del deporte.

Empezó a jugar a baloncesto organizado por primera vez en sexto grado y en octavo recibió la primera carta de reclutamiento. Fue del Walla Walla Washington Community College. “Yo estaba como, ¡Eso es! Esto es increíble. Ahí es donde voy. Esa es mi escuela ahí mismo. Pero llegaron más, casi todos los días. Iba al buzón y había cartas de 10, 12 escuelas. Lugares que ni siquiera conocía. ¿Dónde está Drexel? ¿Dónde está Hofstra? No tenía ni idea. Yo solo era una niña de Chino” recordaba Diana ese momento donde empezó a ser conocida a nivel nacional como una promesa de la pelota naranja.

 

 

El resto es historia. Los años pasan y ahora Taurasi es una leyenda, pero dentro de ella sigue siendo la misma que gracias a su familia se ha convertido en una persona única y con una carrera deportiva con la que cualquier niña sueña. ‘Just a kid from Chino’.

 

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Mi sentido de hogar, y de dónde vengo, me ha ayudado a moldearme, pero también a cimentarme. No importa qué tan lejos en el mapa me haya llevado mi viaje en el baloncesto o qué tan brillantes sean las luces que tenga encima, sigo siendo yo misma. Todavía soy solo una niña de Chino“.

– Diana Taurasi

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

 

 

 

 

 

Imágenes vía: Getty Images y The Players Tribune

 

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Twitter y allí encontrarás todo el contenido que publicamos. ¡En @ElPerimetro_es lo encontrarás!

Manu Fresno
La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.
Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Translate