El año de explosión de María Conde

El año de explosión de María Conde

12/07/2021 0

A pesar de tener 24 años, María Conde ya es una jugadora con bastante recorrido en la Selección Española y por ahora a nivel de clubes se mueve entre los grandes del continente. Incluso ya sabe lo que es ganar una medalla de oro con el combinado nacional.

Salió del Movistar Estudiantes y tuvo un paso de varios años por la universidad estadounidense estando en Florida State Seminoles. Tras esa etapa regresó a España de la mano del Uni Girona para luego comenzar su aventura europea.

En el 2017 la alero madrileña estuvo con la Selección en el EuroBasket, logrando ocupar la parte alta del podio aunque sin tener un papel protagonista debido a su juventud. No es una experiencia en la que se crezca como jugadora dentro de la pista en los partidos sino en todo momento de la concentración y los entrenamientos. Y el tiempo ha dado la razón a esa convocatoria en la República Checa.

El paso de los años ha hecho a Conde una jugadora de un equipo de élite en EuroLeague siendo además cada vez más importante en la Selección habiendo tenido más de 17 minutos de media en el campeonato europeo de Valencia.

Desde siempre que la proyección de Conde es enorme, y ya está empezando a ser una realidad y no una jugadora de futuro tras sus últimos meses tanto con el USK Praha como con España. En la EuroLeague promedió 9.7 puntos, 4.7 rebotes, 2.7 asistencias y 1 robo por partido en menos de 22 minutos de media en su aparición en la fase de grupos ante equipos como Fenerbahçe o Lyon.

Es una jugadora que cuando está enchufada puede estar fácil en la órbita de los 20 puntos, y es una anotadora que en la Selección vendrá muy bien los próximos veranos y es muy cotizada en Europa por los clubes ya que es un perfil que suele costarles una plaza de extracomunitaria.

En el EuroBasket contra Montenegro metió 19 puntos sin fallar un solo tiro en 20 minutos, mientras que con Praha anotó 18 puntos contra el Asvel Feminin siendo la máxima anotadora de las suyas en ambas ocasiones.

En el partido en el que se enfrentó con la Selección a las montenegrinas fue donde explotó del todo con España, metiendo 19 puntos con un 100% en lanzamientos de campo. Un auténtico recital de todo lo que hay que hacer bien en el lado ofensivo de la pista. Ese encuentro lo terminó con 24 de valoración haciendo también 2 asistencias, 2 robos y 3 rebotes.

 

 

Conde ahora se prepara para sus primeros Juegos Olímpicos, donde quizá tenga incluso un mejor papel al bajar la responsabilidad teniendo a Alba Torrens al lado a diferencia del EuroBasket.

Las jóvenes están dando pasos al frente en la Selección y está claro que la madrileña es una de las principales piezas del recambio de generación habiendo tenido ya bajas como Marta Xargay, Anna Cruz o Laura Nicholls en el último campeonato.

Con Praha en la liga checa promedió 15.9 puntos con un 57% en tiros de campo, 6.7 rebotes, 4.2 asistencias y 2.3 robos para firmar una media de 23.5 valoración en 22.4 minutos por partido. Exhibición tras exhibición en su paso por la República Checa.

El nombre y apellido de María Conde es de una de las principales jugadoras a tener en cuenta por Europa en los próximos años y veremos si decide por irse algún verano a la WNBA ya que su estilo de juego puede servirle para hacer grandes cosas en la liga estadounidense y al haber ido ya a la NCAA. Lo que es seguro es que en la Selección será una fija siempre que haya torneo en verano.

Selección. Para mí es lo principal. La WNBA es una competición que dura todo el verano, que me obligaría a perderme compromisos con la Selección y ahora mismo lo importante es competir por mi país. Ojalá en un futuro pueda compatibilizar ambas cosas, pero ya se verá” dijo en una entrevista con AS en 2019.

Ahora mismo tiene por delante unos Juegos Olímpicos y luego una temporada con el USK donde intentarán llegar lo más lejos posible en la EuroLeague además de ganar todas las competiciones nacionales. No están nada mal los próximos objetivos en el horizonte, en los que seguirá creciendo hasta intentar convertirse en una estrella europea dentro de unos años.

Es una jugadora sobre la que se tienen muchas expectativas, pero tiene todo lo necesario para cumplirlas o incluso superarlas si sigue en línea ascendente como desde que se recuperó de la lesión. Una alero de 1.86 de altura con su calidad y movilidad en la pista es un perfil perfecto para jugar a baloncesto, y más con su capacidad anotadora. Si sigue desarrollándose así seguro que termina por ser una jugadora imparable.

 

 

 

 

 

Imágenes vía: fiba.basketball

 

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Twitter y allí encontrarás todo el contenido que publicamos. ¡En @ElPerimetro_es lo encontrarás!

Manu Fresno
Manu Fresno
Creador y redactor jefe de baloncesto femenino.
Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Translate