Tiana Mangakahia, una inspiración para todos

Tiana Mangakahia, una inspiración para todos

24/03/2021 0

Ha terminado una época. En Syracuse acabó la temporada y con esto llegó la despedida del programa de una jugadora que ha trascendido del baloncesto hasta ser una inspiración para mucha gente.

Tiana Mangakahia llegó a la universidad neoyorquina en el 2017, y desde entonces no paró de regalar grandes momentos sobre el parqué del Carrier Dome.

Aunque antes de eso mejor recordar sus inicios. Hizo su debut internacional con las Sapphires en el Campeonato Sub-16 FIBA de ​​Oceanía en el 2011 en Canberra, Australia, donde ganó la medalla de oro. Desde muy joven que brillaba y no tardó en colgarse otro oro en el cuello, ya que luego haría su debut para las Gems en el Campeonato FIBA de ​​Oceanía Sub-18.

Al año siguiente, durante el período previo al Mundial Sub-19 de 2013, fue cuando Mangakahia empezó a aparecer en el radar de las Oranges dado que el entrenador jefe, Quentin Hillsman, se desempeñaba como asistente de Holanda y le pareció muy interesante la joven guard australiana.

Hillsman tenía claro al estudiar el posible enfrentamiento que no podían permitirse un partido de individualismos si querían ganar. “Si jugamos contra Australia en este torneo, no podemos jugar de tú a tú porque no podemos defender a su creadora de juego; ella es realmente buena. Tiene un equilibrio impecable y puede llegar a la canasta con mucha facilidad. Tendríamos que idear un nuevo plan solo para ella” fueron las palabras del actual entrenador de Syracuse.

 

Tiana Mangakahia

 

Una vez llegado el momento de empezar su carrera universitaria, no tardó en brillar y demostrar que era una jugadora con un gran futuro por delante. Su visión de juego y gran habilidad como pasadora la hacían ser una base muy especial capaz de liderar a su equipo cada vez que salía a la pista del ‘The Loud House’ o les tocaba ser visitantes en cualquier otro pabellón de los Estados Unidos.

Al terminar su segunda temporada con Syracuse obtuvo la llamada que cualquier niña australiana que practique el baloncesto tiene como un sueño. Las Opals la convocaron para una lista preliminar de cara a preparar los Juegos Olímpicos que en un principio iban a realizarse en Tokio en el año 2020.

Era el momento más importante de su corta carrera hasta ese momento, y tuvo que quedarse al margen. Un diagnóstico de cáncer de mama le puso freno a su contacto con la pelota naranja. Mangakahia descubrió un bulto en su pecho izquierdo mientras se duchaba, y notó como creció.

Fue al centro de salud y se lo revisaron. A lo largo de las siguientes semanas, los acontecimientos pasaron rápidamente. Se sometió a varias pruebas y le hicieron una biopsia el viernes 14 de junio. Pasaron unos días hasta que le dieron la terrible noticia de que tenía un carcinoma ductal invasivo el 18 de junio de 2019.

Sé que esto será difícil, pero lo superaré. Esto es solo el comienzo para mí y saldré más fuerte. Tengo muchas cosas más que lograr y espero inspirar a otros a superar su propia adversidad como sé que lo haré” fueron sus palabras tras saber que el rival más importante de su vida no iba a tener que enfrentarlo en una pista de baloncesto.

Tras ese duro revés su padre le insistió que regrese a su casa, pero ella no quería abandonar Syracuse. Su coach se comprometió en cuidarla y apoyarla durante todo el proceso de recuperación junto a miembros de su familia que se desplazaron al país norteamericano para estar con ella durante las sesiones de quimioterapia que empezaron el 5 de julio del mismo año.

Cuando perdió el cabello durante el tratamiento decidió usar pelucas, pero luego pensó que lo mejor era mostrar su cabeza calva durante el tratamiento sin tener que avergonzarse de nada. Todos sus hermanos se raparon la cabeza como un gesto de unidad familiar.

No me gustaba salir y conocer gente, luego ir a casa y quitarme mi peluca. La gente no me veía como soy. Es como si me maquillara mucho, me lo quitara y me viera como una persona diferente” dijo la jugadora australiana sobre su situación en ese momento con la vida social.

 

Tiana Mangakahia: Syracuse star opens up on battle with cancer - Sports Illustrated

 

En octubre del 2019 ya llevaba casi una decena de sesiones para combatir el cáncer y cada vez veía el final del túnel más cerca teniendo un gran progreso en su salud con el paso de los meses.

Finalmente Tiana se sometió a una mastectomía doble en busca de conseguir luchar de forma insistente contra la enfermedad. Esto fue seguido de una cirugía reconstructiva para mejorar su apariencia posoperatoria. Luego llegó la mejor de las noticias, y es que fue declarada libre de cáncer poco después de la cirugía el 6 de noviembre de 2019 tras una gran batalla demostrando que los superhéroes no solamente existen en las películas.

Todo con el apoyo de su familia, del personal y sus compañeras de Syracuse, de Sandy Brondello como su entrenadora en las Opals y todas las personas que le rodean. Por fin la pesadilla se había terminado y Tiana podía volver a poner su mente poco a poco en el deporte que tanto ha amado desde que era muy pequeña.

 

 

Un último baile con ‘Cuse’

Después de haber conseguido liberarse de la enfermedad, tuvo que pasar mucho tiempo hasta que volvió a coger forma física y regresar con su equipo en la que sería su última temporada en la liga universitaria estadounidense.

Fue autorizada para volver a los entrenamientos a finales del mes de febrero de 2020, cuando estaba a punto de terminar la temporada 2019-20. Luego desde la NCAA le dieron una extensión de elegibilidad en octubre de 2020 para poder estar un curso más vistiendo la camiseta del programa que se había convertido en su hogar.

El destino fue justo con ella y pudo tener otra vez la oportunidad de sentir lo que era jugar sobre la madera del Carrier Dome volviendo a ser la líder de las neoyorquinas. “Ha sido todo un viaje. Así que al caminar por la cancha me sentí agradecida, más que agradecida de comprometerme con Syracuse” dijo tras terminar su último partido como local en la pista de las Oranges.

Luego llegó el turno del torneo final, donde en su primer enfrentamiento ante South Dakota y Mangakahia repartió 7 asistencias para ayudar a las suyas a llegar a la segunda ronda. El siguiente partido sería el final de un trayecto que ha tenido de todo con ‘Cuse’ jugando ante las UConn Huskies.

Tiana y sus compañeras no pudieron conseguir dar la sorpresa ante una de las universidades más prestigiosas de la historia de la liga, pero los últimos segundos de posesión fueron con el balón en sus manos viendo como se agotaba el reloj sabiendo que era el momento de decir adiós a una organización que de una forma u otra se había vuelto como una familia para ella.

Tanto dentro de la cancha como, sobre todo, fuera de ella esta joven ha enseñado al mundo lecciones de vida que deberían servir de ejemplo para cualquiera que se encuentre lidiando con una lucha personal.

 

 

 

 

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Twitter y allí encontrarás todo el contenido que publicamos. ¡En @ElPerimetro_es lo encontrarás!

 

 

Imágenes vía: dailyorange.com, ews-au.churchofjesuschrist.org y Syracuse WBB

Manu Fresno
Manu Fresno
Creador y redactor jefe de baloncesto femenino.
Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Translate