Análisis de Golden State Warriors de cara a la temporada 2020-2021

Aunque ya no sean los jovencitos que eran en 2015, y hayan estado bastante tiempo apartados de las canchas, no nos olvidemos de Stephen Curry es un dos veces MVP.

Los Golden State Warriors, esos mismos que vienen de alcanzar cinco finales de la NBA consecutivas, terminaron con el peor récord de la liga (15-50) en el momento de debut del Chase Center, su nuevo estadio. Nos brindan de esa forma la linda narrativa de que la dinastía se tomó un descanso.

Pero más que un descanso, yo creo fueron otros motivos los que los hicieron caer: Klay Thompson no disputó un solo partido tras la lesión que sufrió en las finales del año anterior, Kevin Durant se marchó a los Brooklyn Nets, y su “reemplazo” D’Angelo Russell apenas jugó 33 partidos antes de ser traspasado a Minnessota por su falta de encaje en el equipo. A su vez, Shaun Livingston se retiró, Stephen Curry se rompió la mano en el cuarto partido y Andre Iguodala debió irse por la llegada de Russell. Podríamos decir que la suerte no los acompañó.

Pero a pesar de todo, las expectativas son altas en San Francisco. Aunque ya no sean los jovencitos que eran en 2015, y hayan estado bastante tiempo apartados de las canchas, no nos olvidemos de Stephen Curry es un dos veces MVP y, que Draymond Green y Klay Thompson son dos estrellas consagradas en la liga. Es por ello que la lupa de las dudas apunta más bien hacia otro lado: sus acompañantes en este viaje.

¿Pueden volver a la cima el año que viene? ¿Cómo pueden rearmar la dinastía? ¿Qué harán en el Draft? ¿Y en la agencia a libre? ¿Mantendrán a Wiggins? Analizamos las posibilidades.

Jugadores garantizados y agencia libre

Los Warriors tienen un núcleo de estrellas muy condicionante para el armado del resto del equipo: Curry, Thompson, Green y Wiggins tienen contratos altísimos que los dejan con una flexibilidad salarial extremadamente limitada, sin olvidarnos de que son uno de los equipos más endeudados de la liga, y en medio de una crisis económica global muy compleja. Para completar el resto de la plantilla, la directiva se vio obligada a lucirse y sacar jugadores útiles ya sea del Draft, de la G-League o del baúl de los olvidados de la NBA.

Eric Paschall, Jordan Poole y Alen Smailagic fueron sus tres apuestas en Draft 2019. En su primera temporada, ya sacamos algunas conclusiones: Paschall, elección No.43, fue un gran y sorpresivo acierto, Poole decepcionó mucho, y Smailagic apenas tuvo oportunidades. Pero no era suficiente con los rookies, y el ojo de Bob Myers tuvo que direccionarse también hacia otros jóvenes con poca reputación, mediante contratos de 10 días o two-way. Hay que decir que algunos salieron muy bien: Mychal Mulder, Juan Toscano-Anderson, Ky Bowman, Damion Lee y Marquesse Chris fueron los más regulares en pista. El último mencionado fue una agradable sorpresa este curso, y tras haber pasado años perdido en la liga, se espera que el año que viene renueve con el equipo para jugar una cantidad razonable de minutos.

Pero volviendo al espacio salarial, incluso teniendo jugadores de contratos bajísimos, liberarían menos de 7 millones y tendrían varios huecos en la lista que llenar. Todo parece indicar que usarán una mid-level exception, actualmente valorada en poco más de $ 5,7 millones, para contratar a algún jugador veterano. Por decir nombres, Wayne Ellington, Glenn Robinson II, Nerlens Noel, Maurice Harkless, JaMychal Green, o Trevor Ariza son algunos de los agentes libres que podrían interesar.

Por último, hay que agregar que los Warriors cuentan con una trade exception de $ 17.2 millones, que obtuvieron en el movimiento de Iggy. Para los despistados esto es, en pocas palabras, algo que sucede cuando un equipo mueve más salario del que recibe a cambio. El equipo que envió todo ese salario recibe una trade exception, la cual se puede usar durante el próximo año para adquirir un jugador que gane ese monto, sin tener que devolver el salario.

Al ser 17 millones, podrían usarla para traer a un jugador de buena madera. El problema está en que para ello deberían involucrar su elección de primera ronda, ya que les sería prácticamente imposible recibir un activo que rinda de acuerdo a su contrato simplemente asumiendo su salario. Pero bueno, si algo nos ha demostrado el tiempo es que cualquier cosa es posible con Myers, y combinar la trade exception y el pick es una posibilidad firme en sus manos.

¿Traspasar el pick?

Estamos en la NBA, y una temporada tan desastrosa también tiene su parte buena: el Draft. La magia de Stephen Curry no les falló en el sorteo y los Warriors se quedaron con la segunda elección.

No estoy descubriendo nada, pero hay dos posturas posibles para el Draft: elegir o traspasar. Y ambas tienen sus argumentos: por un lado, es una realidad que la única forma de que los Warriors obtengan un gran jugador este verano es traspasar su elección, movimiento que podría involucrar la mencionada trade exception, o incluso arrastrar la salida de Wiggins -algo que plantearemos más adelante-, pero también es verdad que el tiempo pasa y no nos quedan muchos años de Curry, Klay y Green, por lo que hipotecar un activo muy importante de cara al futuro para tener una oportunidad en el 2021…no sé, quizás no sea tan buena idea como parece en un inicio.

Sin embargo, hay un detalle que podría inclinar más la decisión hacia el traspaso: la calidad de los prospectos. Es una de las camadas con más incertidumbres de los últimos años, y eso puede ser determinante en la decisión de Myers. El que partía más adelantado desde un comienzo era James Wiseman, pero su poca muestra ante jugadores mayores nos deja con más dudas que certezas. Y si, hay otros jugadores, aunque en su defecto no parecen demasiado útiles para estos Warriors.

(Pueden echar un vistazo a algunos de ellos en los scouting que se publican en la Web de El Perímetro)

¿Se quedará Wiggins en la bahía?

En pleno mes de febrero y con el trade deadline llegando a su fin, uno de los traspasos más importantes de la temporada llegaba a puerto firme. Los Golden State Warriors envíaron a D’Angelo Russell a Minnesota Timberwolves, a cambio de Andrew Wiggins y dos rondas del draft: una primera del 2021 protegida (top 3) que se desprotege en 2022 y una segunda, también en 2021. Si bien el ex de Lakers y Nets apenas llegó a jugar con los Splash Brothers (nunca jugó con Klay), la verdad es que no terminó de encontrar su regularidad y rol en el equipo, y por lo visto, los directivos tampoco creían en un encaje exitoso con sus estrellas lesionadas.

El que arribó a la bahía en cambio, es mucho mejor para los jugadores ya asentados, o al menos así lo es en el papel. Wiggins fue número uno del draft en 2014 y con los años fue perdiendo cada vez más reputación en Minnesota, principalmente por su poca efectividad con respecto a la cantidad de dinero que cobra. Pero ahora, en Golden State, obtiene un rol que probablemente le resulte mucho más cómodo: siendo la tercera o cuarta espada en ataque. La sensación, al menos en mi opinión, es que los campeones buscan en Andrew un perfil parecido a lo que supo ser Harrison Barnes en su momento.

Por el momento no tenemos ninguna evidencia, pero si logra ocupar esa posición en el equipo, no habrá razones para que los Warriors fuerzen un traspaso. Además, estamos hablando de un tipo que va a cobrar más de $95 millones durante los próximos tres años, por lo que encontrarle un destino no es la tarea más fácil del mundo. Quizás, el único escenario posible sería en un paquete con la ya mencionada ronda del Draft, pero eso equivaldría a quitárselo de encima sin poder sacarse la duda de como funcionaría en el sistema de Kerr.

Al fin y al cabo, puede que no sea el jugador franquicia que muchos esperaban hace unos años, pero sigue siendo un jugador muy útil y un anotador que no tiene tanto que envidiarle a la élite de la liga como pensamos. Entonces… ¿Tiene el suficiente potencial para entrar en los planes de Golden State de cara al presente y futuro? Bueno, el deporte no es ciencia, así que eso queda en la opinión de cada uno.

 

También puedes leer el análisis de nuestro compañero Jordi Ribera:

Golden State Warriors: un verano para revivir una dinastía

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate