¿Cómo se define el último puesto del Oeste?

El Play-in es un formato introducido por la NBA en la reanudación, principalmente para que los equipos que estaban en la pelea no se vean perjudicados por el poco margen de partidos.

El Oeste está más salvaje que nunca. Con solo un encuentro por disputar para cada uno el día jueves, todavía hay cuatro equipos que sueñan con jugar los playoffs. De por medio, se van a encontrar con el play-in, un nuevo formato que diseñó la NBA y que no hace más que agregarle emoción a este ‘sprint’ final de temporada regular. Analizamos las posibilidades de cada uno.

Tal como muchos predecíamos previo a la reanudación, la lucha por la octava plaza del Oeste está siendo el factor más entretenido y disputado de este final de temporada. Aún así, terminó superando todas las expectativas, más que nada por el meritorio rendimiento de los tres equipos perseguidores. Con Sacramento y New Orleans eliminados, son cuatro los guerreros que todavía mantienen las chances: San Antonio Spurs, Phoenix Suns, Portland Trail Blazers y Memphis Grizzlies.

 

Play-in: ¿Qué es? ¿Cómo y cuándo se juega?

El Play-in es un formato introducido por la NBA en la reanudación, principalmente para que los equipos que estaban en la pelea no se vean perjudicados por el poco margen de partidos.

Es un enfrentamiento entre el octavo y noveno de cada conferencia, que se disputará entre la temporada regular y los playoffs, solo si el noveno se encuentra a una distancia de 4 o menos partidos del contrario. Con esta lógica, ya está confirmado que se disputará en el oeste, pero no en el este.

El enfrentamiento consiste en un primer partido el día sábado, el cual deriva en dos grandes posibilidades: si el octavo gana, se confirma su presencia en los playoffs, y si el noveno gana, se disputa un segundo y definitivo encuentro el día domingo. En palabras más simples, el octavo debe ganar un partido para clasificar y el noveno dos.

Memphis Grizzlies

Los Grizzlies se complicaron más de lo esperado en un principio. Llegaban como los octavos, y si bien dependen de ellos mismos, lo cierto es que todavía pueden quedar fuera del play-in.

Perdieron los tres primeros partidos de la burbuja, y todos ante rivales directos (Portland, New Orleans y San Antonio). Todos ellos. Se les notó la falta de experiencia en los minutos finales. Para cerrar, confirmaron su mal momento con una sola victoria en los siguientes cuatro partidos, perdiendo el octavo puesto, y quedando en una posición incómoda de cara a la última jornada.

Por si fuera poco, hace unos días se confirmó una lesión en el menisco de Jaren Jackson Jr, jugador importantísimo, que quedó fuera por el resto de temporada.

A pesar de todo ello, los Grizzlies todavía dependen de ellos mismos para clasificar al play-in. Necesitan de una victoria en la última jornada, o esperar que Phoenix y San Antonio pierdan. Para ser octavos, necesitan también que los Blazers caigan. Su rival en la última jornada: unos Milwaukee Bucks que difícilmente arriesguen a sus titulares.

Portland Trail Blazers

Los Blazers sufrieron toda la temporada entre el noveno y onceavo puesto del oeste, un puesto sorpresivo para un equipo finalista de conferencia la temporada pasada. Perdieron muchos jugadores importantes en la agencia libre, principalmente en la segunda unidad. A eso se le sumaron algunas lesiones determinantes: a la baja de Nurkic se les sumaron Zach Collins y Rodney Hood.

En la burbuja, con Nurkic y Collins sanos, los Blazers se mostraron como un equipo muy sólido, principalmente por sus individualidades. A pesar de tener un calendario complicado, firmaron cinco victorias en siete partidos que los posicionan como el octavo del oeste a falta de una jornada. El extraordinario rendimiento de Lillard, que promedia 37 puntos por partido en la burbuja, es gran culpable de ello. Pareciera que está jugando enojado, y eso estimula su rendimiento al nivel más alto de su carrera.

De cara a la última jornada ante los Brooklyn Nets, una victoria o una derrota de San Antonio, Memphis y Phoenix les serviría para mantener el octavo puesto, y la ventaja en el play-in. En caso de perder, necesitan que dos de los otros tres equipos caigan para clasificar.

San Antonio Spurs

Gregg Popovich sigue demostrando por que es unos de los mejores entrenadores de la historia. Los Spurs, a pesar de tener una plantilla limitada en cuanto a talento, y sin LaMarcus Aldridge, todavía están con chances de clasificar por vigésimotercera vez consecutiva a la post-temporada.

Con muchos jóvenes, y un DeMar DeRozan más líder que nunca, ganaron cinco partidos de siete y todavía sueñan con mantener la racha. Keldon Johnson, Dejounte Murray, Lonnie Walker son jóvenes que también están dando la cara muy bien por el equipo. Por otro lado, el rendimiento de los ya conocidos Rudy Gay y Derrick White está siendo clave.

En el último partido, se enfrentarán a los Utah Jazz, pero sin depender de ellos mismos para clasificar. Están obligados a ganar, y necesitan también que pierdan dos de sus tres rivales directos. Si se da el caso de que todos ellos pierden, una victoria colocaría a San Antonio octavo.

Phoenix Suns

La gran sorpresa de la burbuja. El conjunto de Monty Williams está siendo un espectáculo en Orlando, ganando absolutamente todos sus partidos y siendo el único equipo invicto hasta ahora. Lamentablemente, su flojo rendimiento durante el resto de temporada los va a condicionar mucho, y ni con una victoria para firmar el 8-0 en la burbuja dependerán de ellos mismos. Aún así, el empujón anímico que llevan encima es enorme y todavía confían en clasificar.

Devin Booker quiere demostrar que no es un perdedor, y está siendo posiblemente uno de los tres mejores jugadores desde la reanudación. Medias de 31 puntos, 4,6 rebotes y 6,1 asistencias, incluyendo un game-winner ante los Clippers, son las que están manteniendo a los Suns con vida. Por detrás suyo, otros seis jugadores mantienen dobles dígitos en puntos (Rubio, Ayton, Saric, Bridges, Johnson y Payne).

Los Suns se encontrarán con los Dallas Mavericks el jueves y, como mencioné, todavía dependen de otros equipos. Pasando en limpio, necesitan ganar y que Portland o Memphis pierda. En caso de que ambos pierdan, una victoria en su partido los colocaría con ventaja en el play-in.

 

White Men Can’t Jump, a través del tiempo

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate