El futuro de Lauri Markkanen está en el aire

El futuro de Lauri Markkanen está en el aire

05/04/2020 0

Se avecinan cambios importantes en Chicago. En la Ciudad del Viento se han cansado de navegar a la deriva durante los últimos años y la actualidad de la franquicia lleva a pensar que la situación no va a cambiar a corto plazo. Así, la cúpula de la organización ha decidido mover ficha y buscar un ejecutivo que tome las riendas de las oficinas con plenos poderes.

Los nombres que más gustan son los de Arturas Karnisovas y Bobby Webster, general managers de Denver y Toronto, respectivamente. También ha salido a la luz el nombre de Adam Simon, alto ejecutivo en los Heat, mientras que Chad Buchanan, gerente general de Indiana, ya ha rechazado participar en una de las reuniones que los Bulls organizarán con los candidatos a partir de la próxima semana.

La urgencia del asunto (en Chicago quieren cerrar una contratación cuanto antes) está salpicada de cientos de matices y muchos de ellos apuntan directamente hacia la plantilla. Hace unos meses, Zach LaVine tuvo sus más y sus menos con el entrenador Jim Boylen, y ahora es Lauri Markkanen el que está dando muestras de impaciencia. El internacional finés no es feliz en el equipo y su continuidad en el mismo podría estar en entredicho si la situación no mejora.

Después de dos campañas prometedoras, Markkanen se ha diluido en esta fruto de un sistema en el que no encaja y un entrenador que no ha sabido explotar sus virtudes, limitando su aportación al de tirador en estático y finalizador al contraataque. Así, sus números han caido desde los 18,7 puntos y 9,0 rebotes en el pasado curso hasta los 14,7 tantos y 6,3 capturas en el presente. Su cantidad de triples intentados es similar al de la temporada 2018-19 (6,4), pero apenas ha cumplido un papel ejecutor en otro tipo de situaciones.

Un desplazamiento hacia un rol secundario que no ha sentado bien al finés, quien ya habría trasladado su descontento a la directiva y al que no le importaría hacer las maletas rumbo a otro destino más agraciado. Después de un prometedor arranque de carrera, el número 7 del draft de 2017 quiere estar en un equipo competitivo en lugar de defender la camiseta de una franquicia con tendencia perdedora que amenaza con limitar su propio desarrollo en la NBA. Al ala-pívot le resta una temporada más garantizada bajo su contrato de rookie antes de poder convertirse en agente libre restringido en verano de 2021 si rechaza la oferta cualificada.

Los Bulls iniciaban la temporada con grandes expectativas de disputar los playoffs para, finalmente, no mostrar ningún tipo de progreso y estallarse de nuevo contra el muro de la decepción. Ahora, esta nueva dinámica transformadora espera poder arrojar algo de luz y devolver a la franquicia a la zona alta de la Conferencia Este.

En Chicago dispondrán de tiempo de sobra para tomar una decisión teniendo en cuenta la cercanía de una suspensión completa de la temporada. Cualquiera que sea el caso, se trata, sin duda, de una decisión importante que marcará el futuro más próximo de los Bulls en la NBA. Y también el de Markkanen.

Jacobo León
jakovich90
Deja una respuesta
Translate