La pelea por la ‘tierra de nadie’ que tienen Dallas y Oklahoma

En la Conferencia Oeste hay varios frentes abiertos a los que se les presta mucha atención. El principal es la dura guerra que existe por la octava plaza con

En la Conferencia Oeste hay varios frentes abiertos a los que se les presta mucha atención. El principal es la dura guerra que existe por la octava plaza con los San Antonio Spurs y Sacramento Kings ganando sus últimos partidos en la madrugada del martes al miércoles. La otra que más focos tiene es la carrera por seguir a los Angeles Lakers en donde han cogido mucha fuerza los Houston Rockets con la mejora de Russell Westbrook.

Entre esas vertientes de la clasificación se han quedado los Dallas Mavericks y los Oklahoma City Thunder. Un poco en ‘tierra de nadie’ peleando entre ellos por la sexta y séptima plaza. Tienen margen suficiente para no mirar hacia abajo, pero cada vez queda menos calendario para mirar hacia arriba. Algo que les dejaría con una primera ronda de playoffs contra Angeles Clippers, Denver Nuggets o Houston Rockets por ahora. Unos cruces que serían mejor evitar si es posible.

Es por ello que el escenario donde se han quedado estas franquicias es muy complejo. Aunque los Memphis Grizzlies hayan ganado ayer tienen una diferencia de 6 partidos todavía para pensar en subir de puesto. Una pequeña salvación para Mavericks y Thunder, pero que no debe dejar de alarmar y obligar a subir aunque sea a meterse en la pelea tener ventaja de cancha.

Ambos proyectos se encuentran en construcción, aunque hayan demostrado que tienen armas para competir. Anoche mismo los de OKC ganaron liderados por su trío de bases. Los Detroit Pistons incluso dieron algo de guerra, pero terminó sucediendo lo esperado con la victoria llevaba a cabo con la combinación de Dennis Schroder y Shai Gilgeous-Alexander con 50 puntos.

Oklahoma en la misma dinámica que llevan ya meses y que les sigue permitiendo soñar con hacer una temporada para el recuerdo. Un escenario parecido al que tiene en mente Mark Cuban después de ver lo que pueden hacer sus chavales sobre la pista. Luka Doncic ya lo había confirmado hace tiempo, pero ahora Kristaps Porzingis se ha sumado a la fiesta de las grandes actuaciones. Incluso siendo nombrado jugador de la semana en la Conferencia Oeste.

 

La principal diferencia entre estas franquicias es que Oklahoma han sido los mejores de la liga en el clutch time. Cosa que ya es bien conocida. El problema es que Dallas ha perdido 15 partidos y solamente ha ganado 6 de los que llegan apretados al final. Un factor que les puede hacer más vulnerables en los playoffs a pesar de tener a un candidato al MVP, un entrenador consagrado y una plantilla cómoda. El funcionamiento de los Thunder para terminar los encuentros igualados está a otro nivel, quedando en evidencia Rick Carlisle y los suyos en la comparativa.

Anoche una exhibición de Doncic y Porzingis les salvaron, siendo el triple-doble de Luka que le convierta en el jugador de los Dallas Mavericks que más haya registrado en la historia superando a Jason Kidd. Una victoria que evita que los de Oklahoma les saquen ventaja y se desvanezca esta lucha que tienen por la ‘tierra de nadie’ gracias a que la pareja de europeos se combinaron con 64 puntos. Incluyendo los 17 rebotes con 10 asistencias de Doncic y los 12 rebotes con 5 tapones de Porzingis.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate