Los ‘Factores X’ de Indianapolis

Los ‘Factores X’ de Indianapolis

19/12/2019 0

En la lesión de Victor Oladipo se esperaba que su equipo fuera a intentar mantener un buen récord hasta el regreso. El proyecto sufrió cambios en verano, y hasta el momento ha empezado a funcionar a la perfección. En el último encuentro ganaron a los Angeles Lakers – sin Anthony Davis -, siendo ya grandes citas en las que consiguen brillar. La solidez colectiva que tienen en los Pacers puede ser una de las grandes claves del proyecto.

La candidatura a los playoffs estaba clara. En la debilitada Conferencia Este se encuentran bien posicionados, siendo los que escudan a los contenders en la competición. Un buen registro de 19 – 9 les asegura que hasta el regreso de ‘Dipo’ van a estar con un colchón de victorias sobre la octava posición. De hecho, ahora mismo tienen bastante más a tiro la tercera plaza que caer por debajo de Charlotte Hornets, Orlando Magic e, incluso, Brooklyn Nets.

Hasta ahora se les pueden poner pocas pegas, y es que llevan 4 victorias consecutivas y un balance de 7 – 3 en los últimos encuentros. Un buen momento y en el que se preparan para incorporar a su referencia. En lo que llevamos de temporada se ha podido apreciar una gran química en los de Indiana, y es que sin que Oladipo esté en la pista se siente parte de lo que ocurre. Una buena relación y forma de enfocar la recuperación, que seguramente le ayudará a que una vez pueda estar sobre las duelas se encuentre cómodo. El tiempo que puedan pasar jugadores juntos puede derivar en un mejor entendimiento entre ellos, pero las sensaciones son de que todo Indianapolis se encuentra en conexión con el ‘4’ de los Pacers.

Si analizamos la NBA, plantilla por plantilla, pocas se ven tan homogéneas en la importancia de los roles. Es cierto que en nombres como Domantas Sabonis, Myles Turner o Malcolm Brogdon se encuentra gran parte de la responsabilidad puesta, pero eso no significa que no se pueda compartir con otros. En casos como Jeremy Lamb o T.J Warren tenemos a otros que se suman con facilidad a aportar en la rotación. Durante estos meses con un hueco tan determinante en el puesto de escolta han sabido suplirlo, teniendo una capacidad de adaptación muy buena.

En otras figuras como T.J McConnell, Doug McDermortt o Justin Holiday también se ha encontrado seguridad. El plantel en general es bastante equilibrado y consistente, no teniendo nada que envidiar a otros rivales directos como Boston Celtics, Toronto Raptors o Miami Heat. A los de Massachusetts les ganaron hace poco, por lo que tienen que tener en la mente que son iguales o no inferiores a los que compiten con un récord parecido en la clasificación.

Antes de acabar el año todavía tienen partidos bastante duros. Tendrán que verse contra los Milwaukee Bucks y Miami Heat de visitantes, además de recibir a los Toronto Raptors de locales. Una prueba de fuego para empezar el 2020 con buen pie y estando lo mejor colocado posible en la tabla. Un reto que se plantea complicado, pero que puede ser una realidad en el caso de mantener esta línea ascendente. Las citas son muy enrevesadas, y necesitarán lo mejor de ellos mismos para salir vivos de esta semana mortal para acabar diciembre.

La gran ventaja con la que parten es tener tantos ‘Factores X’ dentro de la rotación. Es una muy amplia gama de jugadores útiles y que pueden poner un granito de arena para conseguir grandes metas. En Nate McMillan queda conseguir que se juegue al mismo baloncesto que sirvió para derrotar a grandes contenders en las últimas semanas. Las piezas le están funcionando a la perfección y es un gran momento para que Indiana de un golpe encima de la mesa al compás del regreso de ‘Dipo’.

 

#EntraEnLaZona

Manu Fresno
La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.
Deja una respuesta
Translate