James Harden es simplemente histórico

James Harden es sin duda alguna uno de los mejores jugadores del planeta. Sin embargo, hay mucha controversia en su forma de juego, en su forma de ganar, en su forma de ser un MVP. Mientras noche tras noche ´La Barba´sale a dar el 100% y dejarnos casi cada partido, uno para el recuerdo, siempre leemos a alguien que le encuentra un pero, una excusa. Siempre se está buscando la forma de menospreciar a el número 13 de los Rockets, cuando lo único que hacemos es desaprovechar el tiempo disfrutándolo, al igual que toda está generación. Tenemos que pensar que la mayoría ya tienen sus 30 años, y que cada vez falta menos para que acaben sus carreras. Y ahí, será cuando nos lamentemos.

Volviendo a Harden, quiero hacer un repaso sobre sus últimas cinco-seis temporadas, en las cuales en todas estuvo mínimo en el top-3 en la carrera por el MVP. Aunque no me quiero enfocar mucho en las temporadas 2014-15 y 2015-16 ya que creo que Stephen Curry fue claro ganador en ambas, y Harden no estaría ni cerca del nivel que nos está demostrando ahora mismo. Aun así, ya lo estábamos viendo a un gran nivel, y con muy buenos números. Entonces llegaríamos a la temporada 2016-17, en donde Harden se consagría aún más como super-estrella de la liga, y una candidatura muy fuerte para el mayor premio individual.

Temporada 2016/17: Comienzo del ´MVP´

Para este año, luego de que los Houston Rockets perdieran en primera ronda contra los Golden State Warriors, vimos una gran temporada de Harden. En paralelo a él, en su ex-equipo, tendríamos a un Russell Westbrook que haría historia luego de casi 40 años. Se convertiría en el segundo jugador en la historia en promediar un triple-doble a lo largo de la temporada. Un hecho bastante grande, y de digno candidato a MVP. Aun así, un requisito que en casi todos los años la NBA se fija, es en el récord del equipo, tomando de referencia al MVP al mejor jugador que más hace ganar a su equipo. Bueno, en esta temporada, los Thunder quedarían sextos en la conferencia oeste con un balance de 47 victorias y 35 derrotas. Sus promedios terminaron en 31.6 puntos, 10.7 rebotes y 10.4 asistencias.

La Barba por aquel entonces, tendría su mejor año en cuanto asistencias en toda su carrera. Superando las 11 por partido, se posicionaría como el máximo asistente de toda la liga. En cuanto a puntos, también estaría en su máximo de carrera, con 29.1 puntos, siendo el segundo máximo anotador de toda la NBA, siendo superado solamente por el propio Westbrook. Ese año, los Rockets quedaban terceros en la conferencia oeste, con un balance de 55 victorias y 27 derrotas.

Ellos sin dudas fueron los dos máximos candidatos de principio a fin, donde noche que pasaba, noche que veíamos triple doble de alguno de los dos. La NBA finalmente, decide premiar al base del Thunder como el mejor jugador de toda la temporada, dejando en evidencia que le importaba mucho más el hecho de hacer algo ´histórico´que el hecho de hacer ganar a tu equipo. Algo que muy pocas veces había ocurrido. Ahora viendo lo que paso los años siguientes, ¿Por qué Westbrook no siguió estando en la carrera el resto de años si también promedió triple-doble? Pero no quiero el orden cronológico…

Harden tercera temporada consecutiva que quedaba segundo en el MVP, en donde luego veríamos a la mejor versión de él hasta aquel entonces.

Por cierto, esa temporada los Rockets eliminarían en primera ronda a Oklahoma City Thunder 4-1, y luego perdieron ante los San Antonio Spurs 4-2 con la famosa tapa de Manu Ginóbili al propio Harden.

Temporada 2017/18: Harden consigue su primer MVP

Ya cansado de ser ´cebollita´, como se suele decir a los segundos en latino-américa, Harden saldría con su mejor nivel para está temporada. Con mucho a su favor, desde el mes de Noviembre ya dejaba en claro que el sería quién se llevaría el galardón. Promediando 34.9 puntos y 10.2 asistencias en ese mes, más un récord de 12 victorias y 1 derrota, La barba sacaría mucha ventaja que se les haría imposible remontar a Giannis Antetokounmpo, Stephen Curry, entre otros. Además, recordar que este año fue el que Chris Paul se unía a los Rockets, lo que aún causaría muchas dudas en el equipo y el como funcionarían.

Finalizando la temporada con promedios de 30.4 puntos (líder de la liga), 5.4 rebotes y 8.8 asistencias (tercero en la liga). Además de un balance de 65 victorias y 17 derrotas, lo que los convertía en el mejor equipo de la temporada regular, James Harden se consagraría como MVP de la temporada, así recibiendo por primera y única vez (de momento) en su carrera.

En Playoffs, tuvieron muchisimas posibilidades de ser campeones en la liga, de hecho, en las finales de conferencia ganaban 3-2. Sin embargo, una paliza por parte de Warriors, sumada a la lesión de Chris Paul, los de Curry, Durant, Klay y demás ganarían un sexto y séptimo partido que pasaría a la historia como los máximos ´What If?´.

Temporada 2018/19: Argumentos contrapuestos

Nueva temporada, Harden parecía que ya se había sacado un peso de encima, ya había sido MVP. Parecía que el escolta ya se centraría en el anillo, que es lo único que le falta a su brillante palmares. Sin embargo, tras muchas declaraciones durante la temporada, La Barba dejaba en claro que necesitaba y que iba a luchar por su segundo MVP consecutivo. De igual manera, tendríamos una nueva rivalidad, Giannis Antetokounmpo aparecía como un fuerte candidato también, lo que volvería a ser otra lucha para Harden.

Giannis, que tenía 24 años, sería alguien que se lo puso muy difícil a Harden. Aunque sus números año tras año están subiendo, el equipo está ganando y demás, ´Anteto´ a su corta ya tiene un MVP en vitrina. Con 27.7 puntos, 5.9 asistencias y 12.5 rebotes, agregado al mejor récord de la liga, el griego a priori, resulta como claro ganador. Aun así Harden no se quedaría atrás y tiene todos los argumentos para decir que el galardón le correspondía a él.

Si vemos directamente el final de temporada, vemos que Harden ha tenido incluso mejores números individuales que Giannis. Con un promedio de 36.1 puntos, si, estas leyendo bien, 36.1 puntos, La barba sería el cuarto nombre, detrás de Wilt Chamberlain, Michael Jordan y Elgin Baylor, como la octava mejor marca de toda la historia en cuanto a promedio de puntos en una temporada. Harden encima, necesitando menos tiros. Además, 6.6 rebotes y 7.5 asistencias, haciendo prácticamente de todo.

Lo mejor llega cuando nos adentramos un poco en la temporada, si vemos, Houston empezó la temporada con un balance de 1 victoria y 5 derrotas. Siendo los penúltimos en el oeste, los Rockets tendrían que empezar a remar en contra corriente. Sumado a eso, para finales de diciembre, primero Chris Paul, luego Eric Gordon y por último Clint Capela, los tres se habían lesionado. Otro problema aún más para Harden en donde cada vez quedaba más solo y la presión era ganar. Mientras que pasó casi dos meses sin sus compañeros más importantes, los compañeros de Antetokounmpo no sufrieron ninguna lesión de gravedad, incluso Middleton tuvo su mejor año y fue un all-star. Algo que a simple vista no se ve, pero fue un plus en Milwaukee, sin contar que ellos están en el este.

Por otro lado, ese mes de enero en donde no estuvieron presente, vimos el mejor mes posiblemente que se haya visto en el siglo 21 y no me atrevo a decir de la historia por Wilt Chamberlain y sus salvajadas. Con unos promedios de 43.9 puntos, 8.8 rebotes y 7.6 asistencias más un récord de 8 victorias y 6 derrotas, Rockets recuperaba un poco el aliento y volvía a estar dentro de Playoffs. Esto sin contar la racha de partidos de más de 30 puntos y demás.

Con Harden haciendo una temporada histórica en cuanto a números. Que sufrió las mil y una para poder terminar terceros en la dura conferencia oeste, teniendo en cuenta su mal arranque y las lesiones, claramente se pensaba que Harden repetiría el máximo premio individual. Sin embargo, ese año la NBA se acordó que el MVP se le otorga al mejor jugador del equipo con mejor récord, por lo que decide dárselo a Antetokounmpo. Cuando en la 2016-17 parece que usaron un argumento totalmente opuesto al que usaron en está temporada, parece que la NBA y casi todos los aficionados cambian sus parámetros para decidir quién será el MVP.

 

Temporada 2019/20: La mejor versión de James Harden

Una nueva temporada, en donde al menos mi opinión, Harden debería tener mínimo 2 MVP´s, claramente no los tiene. Cuando pensábamos que la temporada histórica de Harden no la podríamos volver a ver, menos con la incorporación de Westbrook en sus filas, el californiano está haciendo incluso mejores números que la temporada pasada. Si es cierto que el equipo no se acaba de encontrar, no son ni de cerca lo contenders que eran con Chris Paul, el equipo se mantiene cuarto-quinto en el oeste, teniendo en cuenta la cantidad de potencias que emergieron gracias a la agencia libre.

Harden es de lejos el máximo anotador de la liga, con nada más y nada menos que 39.3 puntos. Además de eso, 5.9 rebotes y 7.5 asistencias. Lo que más se puede leer cuando vemos sus criticas, es su volumen de tiro y sus grandes cantidades por noche. James actualmente promedia unos 25 tiros de media por noche. Ahora, viajemos un poco a la historia. Kobe Bryant, en su mejor temporada de anotación (35.9 puntos) promedió un total de 27.2 tiros. Michael Jordan, en su mejor temporada en anotación (37.1 puntos) necesitó de 27.8. Entonces, decir que Harden está tirando demasiados tiros se hace una tontería, puesto que en los máximos referentes de la historia incluso tiraban más. Y hay que recordar que en esos tiempos había muchas menos posesiones que ahora, lo que lo hace aún mejor al dato del ´13´de los Rockets. Sin decir que tiene casi el doble de asistencias que ambos escoltas en esas temporadas.

Por último hablar de los tiros libres, algo que también se le suele criticar muchísimo. Seguimos comparándolos con las temporadas de Kobe y Jordan. Bryant para ese año promedió un total de 10.6 tiros libres por partido, mientras que Jordan 11.9 en la de él. Si es cierto que aquí el de Rockets le supera, con 13.6 pero tampoco es tan descabellado. Por ejemplo si nos vamos a Wilt Chamberlain, vemos que en una temporada llegó a promediar 17 tiros libres. Sin contar de que Harden es de los mejores actualmente penetrando a canasta, por lo que muchas veces si no termina en falta, es porque hay canasta del ´13´lo que lo hace más imparable aún.

Y hay muchísimos más datos que siguen confirmando que la temporada de Harden es totalmente histórica, digna de MVP. Sin embargo, nadie sitúa al escolta como claro ganador, de hecho, la mayoría de personas/expertos lo sacan fuera del top-3. Si es cierto que quiénes lo superan tienen mejor récord y lo que quieras, pero unas temporadas tan históricas que no veíamos incluso desde nombres como Kobe, Jordan o incluso el propio Chamberlain, me parece totalmente injusto.

Ya como conclusión quiero dejar eso, que Harden es uno de los mejores talentos ofensivos que ha tenido la NBA en su historia fuera de que gane o no un anillo. Y que estoy seguro que dentro de 15-2o años miremos estas temporadas y más de uno se preguntará como Harden se fue a su casa con tan solo un MVP. Sinceramente desde mis lado más paranoico y subjetivo, creo que es porque la liga tiene algo en contra de ´La Barba´ o contra Rockets. Aún así como digo, obviamente esto último es mi opinión, y tampoco es que tenga algo en contra de Antetokounmpo, LeBron o el resto, todo lo contrario. Soy partidario de que tenemos que disfrutar a todos por igual, ya que como dije al principio, está generación se está acabando y luego nos arrepentiremos.

 

#EntraEnLaZona