Sacramento quiere soñar y enfrentarse a su pasado

La segunda semana de diciembre ha dejado una grata y sorprendente sorpresa. Varios equipos están empezando a decir adiós a sus opciones de playoffs, mientras que otros se agarran con todas sus fuerzas con rachas de victorias que nadie esperaba

La segunda semana de diciembre ha dejado una grata y sorprendente sorpresa. Varios equipos están empezando a decir adiós a sus opciones de playoffs, mientras que otros se agarran con todas sus fuerzas con rachas de victorias que nadie esperaba. Este es el caso de los Sacramento Kings. Los muchachos de Luke Walton han encadenado tres victorias consecutivas que les coloca en el noveno puesto de la conferencia empatados con los Oklahoma City Thunder, equipo que tiene en su posesión el último billete para los cruces de la competición.

Del 8 – 13 al 11 – 13 en tan solo 4 días. Y lo más sorprendente, sin su máximo asistente: Fox. La primera victoria llegó en Texas, en el pabellón de los Dallas Mavericks. Una exhibición de Bjelica (30 puntos y 7 rebotes) acompañado de los 26 puntos de Hield fueron demasiado para Doncic y compañía. Pero su travesía por Texas todavía les deparó un momento más emocionante, ya que derrotaron a los Houston Rockets de James Harden con un triple sobre la bocina de Bjelica. 

Las buenas sensaciones no han acabado, ya que derrotaron a un rival directo como Oklahoma en un partido muy emocionante y que se decidió en el último suspiro (94 – 93). Los próximos partidos, donde a priori se enfrenta a rivales inferiores, pueden catapultar a los de Luke Walton a consagrarse en los puestos de playoffs. Ese es el gran objetivo de una plantilla con mucho talento (Hield, Barnes, Bogdanovic), rocosa (Bjelica, Bagley) y con especialistas defensivos (Holmes, Ariza).  Nadie pensó en Sacramento para pelear por este premio, pero los últimos resultados confirman que esta franquicia quiere recuperar el legado y volver a unos playoffs catorce años después (2005/06). 

 

La plantilla vuelve a ilusionar a una ciudad que tiene su sueño en una plantilla muy joven y con hambre de volver a colocar al equipo en la pelea más de una década después. Sacramento quiere soñar y lo que es más difícil, derrotar a su pasado más reciente.

 

Autor del artículo: Diego del Olmo.

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate