Holmes anula a Jokic y Sacramento a tiro de playoffs

Los de Sacramento se encuentran en una línea ascendente bastante clara. Desde la lesión de De’Aaron Fox han mostrado una mejora considerable y empiezan a remontar su mal comienzo. Una gran noticia para el base saber que regresará con una dinámica mucho más positiva de la que había cuando fue a la enfermería. Una racha de 6 victorias y 4 derrotas contra equipos como Philadelphia 76ers y Boston Celtics, siendo un buen tramo y en el querían sumar también contra contenders. El siguiente partido era ante la mejor defensa de la liga, por lo que tendrían que sufrir para conseguir ganar.

Los de Colorado – pese a un calendario bastante sencillo – estaban carburando bastante bien. El interior serbio parecía haber cogido forma y dejar atrás esa sombra del jugador que es vista en las primeras semanas. Un físico más bruto que definido, pero con potencia y que en buen estado es difícil de mover en la pintura. Solo hay que recordar el caso de Kevin Huerte y la lesión que sufrió en un contacto con él.

El escolta de Sacramento llegaba en momento de gracia, viniendo de firmar un gran encuentro contra los de Brad Stevens. Una derrota por una sola canasta en donde se fue por encima de los 40 puntos. En el lado de Denver estaba claro que de la pareja la referencia es el center, pero con la ausencia del guard en los morados estaba claro quien tendría los galones.

Los primeros minutos fueron muy lentos. Los Nuggets pudieron meter el ritmo en el congelador – aunque cabe recalcar que ninguno de los equipos acostumbra a jugar muy rápido -. La buena defensa colectiva de Mike Malone servía para que no pudiera atacar con comodidad los rivales. El ecuador del 1Q llegó con un parcial de 13 – 6 para los de Denver. Una gran versión de Gary Harris estaba siendo vital, y Nikola Jokic se encontraba reducido por la marca de Richaun Holmes. Un invitado sorpresa a la fiesta y que se volvió protagonista.

Una situación que tenía a los locales de California con más minutos jugados que puntos en el casillero. Uno de los principales culpables de esto era la falta de presión en el tiro y de movimiento de balón para generar ventajas. Un escenario que derivó en un 23 – 8 en el marcador y un parcial de 14 – 2 muy destructivo para empezar un encuentro. ¿Otro cumplable?, que en los Kings no habían metido ni un solo triple en la que parecía una mala noche para Buddy Hield.

 

El marcador evolucionó hasta un 41 – 28, con una diferencia a favor de los visitantes del Golden 1 Center. Una vez en la cancha las segundas unidades, se fue capaz de remontar por parte de Sacramento, habiendo aprovechado que Holmes seguía teniendo fuera del partido a Jokic de cara al aro. Una de las grandes claves de la velada estaba siendo la manera de imponerse y casi multiplicarse del interior de los Kings. El electrónico se fue hasta solamente un -6 para los de casa, aunque rápidamente volvió a ponerse en +17 por la gran diferencia de Gary Harris con Buddy. Hasta bastante avanzado el 3Q no se fue ese cambió de acierto en las manos de Hield.

Las funciones de primera espada por parte del ’24’ estaban quedando en evidencia, pero Harrison Barnes se vistió de líder para conseguir mantenerse en el partido. Una actuación providencial en ataque para equilibrar lo que estaba haciendo su compañero anulando a la estrella rival dentro de la pintura. Una vez más el resto de complementos empezaron a volver a responder en Denver y se volvieron a las varias cifras de diferencia – +12 -. En el otro lado seguían peleando por la victoria hasta el final.

Los últimos instantes iban a verse muy delicados. Holmes ayudó a cubrir a Jokic en el bloqueo de la jugada final, siendo clave cubriendo a Murray y poniendo un tapón luego para ir a la prórroga. Una demostración de intensidad y calidad defensiva unidas.

Al finalizar el partido, Jokic con 4 puntos en el partido gracias a la presencia de Holmes es para analizar. Uno de los mejores pivots de la liga y no ha sido capaz de superar el poderío defensivo de Richaun en este encuentro. El tiempo dirá si es flor de un día o no, pero por ahora las sensaciones son muy buenas. Por ahora les ha servido para poner un récord 8 – 10 y estar con los playoffs en el punto de mira.

 

#EntraEnLaZona

Manu Fresno

Fundador y director.