Peligra el GM de los Bulls tras el mal arranque de temporada

Los Bulls han arrancado la temporada con unos resultados muy por debajo de las expectativas. Actualmente están con un récord de 6 victorias y 13 derrotas por lo que el propietario, Jerry Reindsdorf, ya ha filtrado a los medios que no está dispuesto a permitir una tercera temporada seguida con menos de 30 victorias y dejar de pelear por la octava plaza del Este a partir del parón del All-Star (recordemos que los Bulls y Chicago serán los anfitriones del próximo fin de semana de las estrellas).

Los medios sitúan al presidente John Paxon como al intocable de Reinsdorf y por otro lado, el entrenador Jim Boylen tampoco parece demasiado señalado, sobre todo por lo poco que cobra, aproximadamente 1.7 millones por temporada, y por su poca responsabilidad en la configuración de la plantilla.

En esta situación, todas las miradas están puestas en el general manager del equipo, Gar Forman, que fue el principal instigador del despido de Tom Thibodeau cuando los Bulls trajeron a Fred Hoiberg para ocupar el banquillo. El poco rendimiento de los veteranos firmados en la agencia libre como Tomas Satoransky y Thaddeus Young deja a Forman como poco margen de maniobra para justificar su proyecto.

Doug Collins, actual consejero de los Bulls que fue entrenador y jugador en la franquicia de Illinois además de comentarista de TV, parece que es una las principales voces que hablan con Reinsdorf y no dicen nada bueno de Forman.

La guinda del pastel en contra de Forman es que, el día en el que los Bulls homenajearon a Luol Deng hace dos meses por su retirada como jugador de baloncesto en activo, parece que hubo frialdad y no especiales buenos gestos entre Forman y ex-jugadores de los Bulls que asistieron al acto. Hablamos de personalidades como Ben Gordon, Joakim Noah, Jannero Pargo, Tyrus Thomas o Nazr Mohammed, por ejemplo.

Forman lleva siendo el general manager de los Bulls desde 2009 y llegó a ganar el premio de Ejecutivo del Año en la temporada 2010-11 compartiéndolo con Pat Riley.

 

#EntraEnLaZona