Otra victoria llena de ilusión para Pelicans

En este domingo de madrugada, tuvimos una gran cantidad de partidos en la cartelera

J.J. Redick de los Pelicans de Nueva Orleans encesta sobre Eric Paschall de los Warriors de Golden State en el juego del domingo 17 de noviembre del 2019. (AP Photo/Tyler Kaufman)

En este domingo de madrugada, tuvimos una gran cantidad de partidos en la cartelera. A priori uno de los partidos menos llamativos, era ese New Orleans Pelicans. Golden State Warriors. Aun así, dejó cosas interesantes, y el partido en sí fue muy entretenido. Además, de que fue una victoria para los locales (Pelicans) que les da bastante ilusión, pues llevan dos de los últimos tres partidos.

Cabe recalcar las ausencias de ambos lados, que eso la hacía menos atractivo aún. Por parte de Warriors, los que ya sabemos todos: Klay Thompson, Stephen Curry, D´angelo Rusell y Kevon Looney. Por el otro lado, Zion Williamson y Lonzo Ball que ya vienen desde hace varios partidos. Sumado a ellos, Brandon Ingram, Josh Hart y Jahlil Okafor.

El partido comenzó siendo un ida y vuelta. Con ambos equipos bastante centrados en el partido, pues ambos necesitaban esta victoria como voto de confianza. De igual manera, los Pelicans siempre pudieron llevar ritmo del juego. Destacar hasta entonces el gran partido de los exteriores de New Orleans. J.J. Redick, Nickeil Alexander-Walker y Jrue Holiday. 

El dominio en el partido por parte de los locales fue notable, sobre todo por la experiencia que tenían. Un claro ejemplo de esto fue Nicolo Melli, quien fue fichado desde Europa para tener un rol más secundario. Sin embargo, en partidos como este se nota su trayectoria y el haber jugado muchos partidos de este estilo. Fue clave con triples al final para poder sentenciar el partido y así hacerse con la victoria.

En cuanto a los Golden State Warriors, gran partido nuevamente de Eric Paschall, quién ya se está asentando como titular firme en el equipo de San Francisco. Con 30 puntos y 7 rebotes, fue el mejor de la noche por los perdedores. Pasando a lo negativo, un Draymond Green desconocido que en la linea de las estadísticas, no lo acompaña para nada. Con un pésimo 2/10 en tiros de campo, 3 pérdidas y un -15 con él en cancha, podemos ver que no fue para nada su mejor noche.

Por último, comentar acerca de Ky Bowman. Base que tiene contrato dual, pero que está jugando bastantes minutos como Warrior. La verdad es que no me disgusta para nada, tiene un tiro de tres bastante bueno y fiable, como también puede atacar al aro. Lo que veo de malo o que aún le falta pulir, es la seguridad que suelen transmitir los bases. Tiene perdidas que son un poco ridículas al nivel de baloncesto que se está jugando. En ese aspecto lo veo que está un verde, aunque se puede trabajar, como todo. Así también puede ganarse el puesto en el equipo cuando vuelvan los lesionados.

Retomando el partido, creo que fue uno de buen nivel, claramente no el mejor de la noche, pero tiene sus cosas interesantes. Además de que tuvo un cierre bastante entretenido. También destacar el partido de Jaxson Hayes con un doble-doble de 10 puntos y 10 rebotes. La victoria de los Pelicans significa bastante y los llena de ilusión, ya que les da un empujón emocional para seguir compitiendo, que es lo que se busca este año para ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate