El futuro pabellón de los Clippers supera un nuevo obstáculo

Con un presupuesto de 1.000 millones de dólares, los Clippers han realizado un proyecto de

Los Clippers siguen queriendo construir una nueva identidad que les aleje de esa imagen de “hermano pobre” de la ciudad de Los Ángeles. Si bien es cierto que L.A. sigue siendo la ciudad de los Lakers, no sólo por encima de los Clippers, sino de los Rams y Chargers (NFL), Dodgers (MLB) y Kings (NHL), las últimas temporadas de los Clippers están cambiando las tornas.

Desde la temporada 2012-13 los Clippers siempre han quedado por encima de los Lakers en la temporada regular. Han conseguido ganar dos títulos de división pero nunca han superado la segunda ronda de playoffs, hecho por el que se han reconstruido convenciendo a dos superestrellas como Kawhi Leonard y Paul George de unirse a su proyecto. Ya nadie se acuerda del big three formado por Chris Paul, Blake Griffin y DeAndre Jordan.

El establecimiento de los Clippers en la élite de la NBA parece asegurado en lo deportivo, pero Steven Ballmer no quiere quedarse ahí. Ballmer quiere que los Clippers puedan mirar de tú a tú a los Lakers, y para ello es consciente de que debe jugar en otra cancha. No compartir el Staples Center con los púrpura y oro. Si bien es cierto que cuando los Clippers son locales, las banderas de campeones de los Lakers y sus números retirados se tapan convenientemente, pero en las afueras del pabellón las estatuas de Kareem, Magic, Shaquille, Baylor, West y Chick Hearm (histórico locutor) recuerdan a los clipperfan que ese pabellón es de los Lakers.

Nace el Inglewood Basketball and Entertainment Center

Con un presupuesto de 1.000 millones de dólares, los Clippers han realizado un proyecto de un nuevo pabellón en la zona de Inglewood, irónicamente donde estaba el The Great Western Forum, mítica cancha de los Lakers.

El proyecto se encuentra aún en las fases preliminares de obtención de todos los permisos municipales para su construcción, de hecho, esta semana un juez ha fallado a favor de los Clippers en una demanda por las afecciones medioambientales del proyecto. Igualmente, la Administración Federal de la Aviación ha dado luz verde al proyecto ya que no ven interferencias con el tráfico aéreo de Los Ángeles.

Si todo va bien, las obras comenzarán en 2021 y su inauguración sería en 2024. Parece mucho tiempo pero las cosas importantes necesitan tiempo como bien sabe Steven Ballmer.

Cuando compré la franquicia pensé que era genial no tener la necesidad de construir un pabellón. Pero ahora que miramos adelante, creo que tenemos algunas desventajas jugando en el Staples Center. Nuestro futuro pabellón es una forma de construir nuestra propia identidad. Hay gente que dice que jugamos en el pabellón de los Lakers y yo quiero jugar en el pabellón de los Clippers. En eso es en lo que estamos trabajando.

Otro detalle interesante es que Ballmer vive en Seattle por lo que ha llegado a haber rumores de que los Clippers podrían mudarse a la antigua ciudad de los Sonics. Con la construcción de este pabellón de 18.500 asientos esos rumores quedan completamente desmentidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate