Gilgeous-Alexander, la luz esperanzadora de Oklahoma

Todo parecía oscurecer en Oklahoma al cabo de la salida de Russell Westbrook y Paul George. Finalizaba así una era de una franquicia que rozó el anillo en aquellos tiempos cuando Durant, Harden y Russ formaban uno de los tríos más temibles de la liga. No obstante, la vía factible de la reconstrucción está destinandose de buena manera.

De cara a esta nueva campaña los Thunder no estaban considerados como uno de los conjuntos más potentes del Oeste. La razón, la completa disolución del equipo y la aparición de nuevas caras. A pesar de que el inicio no está llevandose a cabo de la mejor manera posible, hay una magnífica noticia para los aficionados de los Thunder: Shai Gilgeous-Alexander. Un jugador que está demostrando tener los recursos suficientes para llevarse a su espalda a toda una franquicia.

La influencia de Doc

Formado en la Universidad de Kentucky, sería elegido en el 11º puesto del Draft de 2018 por los Los Ángeles Clippers. El ‘point guard’ de 20 años encararía su año rookie teniendo como técnico a Doc Rivers. En un equipo constituido mayormente por jugadores jóvenes y con proyección. 

La mano de Doc en el jugador y la confianza depositada en él incidiría en la progresión de Shai a lo largo de la campaña. Terminando la temporada regular habiendo disputado todos los partidos, saliendo en 73 partidos como titular y jugando 26.5 minutos por encuentro. Promediaría 10.8 puntos, 2.8 rebotes y 3.3 asistencias en su campaña como novato, en el cual también llegaría a la postemporada, donde tendría un gran protagonismo en el conjunto angelino.

 

Siendo un base con gran tamaño, lo cual le ofrece un gran número de ventajas ofensivas, se reconvertiría en escolta a lo largo de muchos tramos tanto de RS como de PO. En verano acabaría siendo traspasado a Oklahoma en el trade por Paul George. Llegaba a una franquicia en la que figuraría un rol más protagonista con el fin de demostrar toda su valía.

Liderando con valentía

Desde el momento en que conocimos el nuevo destino de este jugador, éramos conscientes de que iba a inflar sus estadísticas de la campaña. Ya que se encontraría en una franquicia en la que poseería mucho más balón, dependiendo más de él el juego del equipo. El inicio de la competición en el apartado estadístico concuerda con lo dicho anteriormente, debido a que el base de 20 años está promediando nada más y nada menos que 21.8 puntos por encuentro.

La franquicia a la que pertenece, los Oklahoma City Thunder, no están realizando un conforme inicio de competición. La franquicia se encuentra en tierra de nadie sin contar con un jugador franquicia con poder llegar a disputar todo en la conferencia Oeste. Chris Paul es el jugador con más nombre de la plantilla, pero al tener un contrato muy alto y ya los años contados, el traspaso es el mejor escenario para él.

Sin embargo, no es todo gris en la franquicia de Oklahoma, que, a pesar de la mala racha del equipo, Gilgeous-Alexander está demostrando ser el jugador clave para liderar la franquicia en el presente actual y en el futuro. El ex de los Clippers acapara sensaciones realizando más que buenas actuaciones en este arranque, desempeñando la función de primera espada del equipo.

El futuro servido

La reconstrucción es la opción más viable para la franquicia de Oklahom, con el fin de vlver a ser el equipo que era uno de los más temibles de la liga. Con tal objetivo en las manos, siempre hay que tener una base sobre la cual empezar a reformar la plantilla. La respuesta es clara: Shai Gilgeous-Alexander. Aún teniendo 20 años, está demostrando progresar adecuadamente para ser una estrella de la liga en un futuro cercano.

Además de contar con un jugador joven y con talento, los Thunder poseen muchos picks del Draft conseguidas a base de traspasos. Picks que podrían servir de ayuda para buscar formar una plantilla con juventud y proyección. Definitivamente, a pesar de que los aficionados tendrán que tener paciencia con el rendimiento de la plantilla, un lavado de caras en el roster es la opción más fiable. Y, las primeras pinceladas del proceso se están realizándose de buena manera. Veremos qué les depara el futuro a los Oklahoma City Thunder.