Kobe Bryant, ejemplo para las nuevas generaciones

Muchos jugadores retirados de la NBA una vez finalizada su carrera piensan en tomar un rumbo totalmente diferente y dejar las rutinas de pesas, entrenamientos esporádicos y un encuentro entre amigos exaltados al “Salón de la Fama” para recordar viejas epocas. Prácticamente olvidar su faceta de basquetbolista. Para Kobe Bryant ese no ha sido el caso, hemos visto como la actual campaña ha tenido un trasfondo muy significativo girando en torno a la figura de la “Mamba Negra“.

Sin entrar en debates ni ofender a nadie, porque sé que las comparaciones son de muy mal gusto, la figura de su alteza Michael Jordan se quedó en donde tenía que quedarse, en la memoria de los fans, jugadores y gente que mira de vez en cuando un encuentro NBA. Bryant tomó una postura totalmente diferente, normalmente escuchamos la frase en los deportes de: “Del segundo lugar nadie se acuerda“. Y para muchos Kobe fue el sucesor de Jordan, incluso el Jordan de nuestros tiempos.

Pero hay que darle su lugar y como el chico lo dijo en sus primeros años en la liga: “No quiero ser Michael Jordan, quiero ser Kobe Bryant“. Y lo crean o no, ha sabido hacerse su lugar al lado de su ídolo. Compañeros suyos le dedicaron palabras como Lamar Odom quien dijo: “Kobe fue la figura paterna que nunca tuve“.

Recientemente ha salido a la luz, una de las historias que poca gente conoce, Lamar Odom y su relación con Kobe Bryant fue tan fuerte al grado que Odom entró a rehabilitación gracias a sus consejos en un primer momento. Muchos atacan su figura en el vestuario por su poca comunicación y empatía con el compañero, pero el caso de Lamar fue muy especial y desgarrador al saber que en algún punto de su vida estaba al borde de la muerte. Odom le agradece el hombre que hoy es a Kobe y siempre le tendrá un gran aprecio. Para el ex jugador de los Lakers y ex campeón NBA, Kobe no puede dejar de lado su manera de ser pese a colgar sus botas, siempre habrá algo que nos hará voltear la mirada hacia sus acciones dentro o fuera de la cancha.

Mamba Mentality y nada más

Giannis Antetokounmpo es el ejemplo perfecto para describir como Kobe ha sabido impregnar su semilla en la nueva era de la NBA. Sus sesiones de entrenamiento no dan para bromas, la atención al detalle es prácticamente mandataria y su disciplina inalcanzable.  Su margen de mejora la actual temporada esta por encima de lo previsto, sus contrincantes le temen sea cual sea el punto de ataque que decida ejecutar y tal parece que la pretemporada será igual, una ida y vuelta con su ídolo y mentor. El grado de compromiso fue tal que el griego llegaba un par de horas antes de lo acordado para estar un paso adelante y aprovechar al máximo el poco tiempo que tenían juntos.

Kawhi Leonard, Devin Booker y James Harden fueron los elegidos para ser retados por “La Mamba” al inicio de la temporada. Un pequeño pero muy significativo mensaje por Twitter les hacia ver su potencial. Solo hace falta ver los nominados al jugador mas valioso. ¿Quien se tomó el tiempo para desmembrar cada detalle de su juego en cada oportunidad que ESPN o un reportero le preguntaba? Kobe, muchos All Stars ya tienen en mente o han realizado un par de llamadas a la leyenda angelina para ver de que forma se puede mejorar poco a poco.

Un padre ejemplar para las nuevas generaciones

Desde mucho antes que Bryant anunciara su retiro ya preparaba a su hija mayor con todo el repertorio y conocimiento para hacer de ella una jugadora letal en la cancha, podemos ver como se ha hecho de una gran fanática a tan corta edad implementando el “spin move” que Kobe realizaba en la pintura. Ademas de ser participe y principal ayudante del equipo de su hija.

Su “Mamba Mentality Academy” es una escuela de basquet que busca potenciar las habilidades de las futuras estrellas a corta edad, más que un negocio bastante lucrativo Bryant está siempre al pie del cañón verificando que cada cosa este en su lugar de la manera que el fue instruido. Por último pero no menos importante, se ha conocido que ha colaborado con la fundación de Lebron James para hacer una donación de su libro  a la escuela, con el fin fomentar la superación en los pequeños del hogar.

Todos ya sabemos como terminó su último partido en LA frente a los Utah Jazz, derramando inspiración en cada segundo trascurrido de ese ultimo encuentro. Ahora por una nueva vida por delante, tenemos más que nunca presente su figura. Los fans lo reclaman como nuevo jefe de operaciones, como si no fuera suficiente su trabajo en ESPN. En fin, una carrera que no parece acabarse nunca, al igual que su legado. ¿Será que su nuevo experimento será ser coach? ¿Qué opinas?