Tomáš Satoranský, un héroe para su país

Tomáš Satoranský, un héroe para su país

07/09/2019 0

La selección de la República Checa, por primera vez en su historia, llegaba al Mundial para enfrentarse a nivel de países contra las mejores plantillas del mundo, aunque los norteamericanos llegaran con muchas bajas importantes. En su primer partido representando a su nación les tocaba un escenario muy complicado, enfrentarse a la debilitada Estados Unidos.

El primer encuentro de un evento tan importante para los checos ante un rival prácticamente imposible de derrotar les hizo tener en todo momento los pies en la tierra. En la primera toma de contacto, la estrella de ‘Czechia’ ya estaba dando buenas sensaciones con 17 puntos y 5 asistencias en la derrota 67 – 88.

En el segundo partido, ante Japón, vimos otra versión del conjunto liderado por Satoranský en donde si que fueron superiores al rival. Los números del base contra los japoneses fueron de 21 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias y 3 robos, siendo el motor de los suyos para hacerles soñar con pasar a la siguiente fase como segunda de grupo detrás de USA. El triunfo fue por 76 – 89.

En su primera estancia en un Campeonato del Mundo existía la posibilidad de avanzar y mantenerse vivos con una bala en la recámara de enfrentarse a rivales algo asequibles como Brasil y Grecia en la siguiente ronda. Es cierto que la primera viene de hacer una buena primera fase y la segunda tiene a Giannis Antetokounmpo.

Para cerrar la fase inicial el cruce fue contra Turquía, un partido que llegaba con un contexto difícil para los checos. En el enfrentamiento anterior de los turcos estuvieron cerca de ganar al combinado de Gregg Popovich, pero unos tiros libres errados les dejaron fuera de la lucha por una victoria que dejó con miedo en el cuerpo de la plantilla NBA que se comparte el favoritismo con Serbia. El gran momento de forma de Turquía después de competir con Estados Unidos no se mantuvo en un duelo que acabó 91 – 76 a favor de República Checa con 11 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias del actual jugador de los Chicago Bulls.

El partido vital

Una vez pasado al grupo junto a Estados Unidos, Brasil y Grecia, comenzaba un juego de vida o muerte para los de Europa central que ya se podrían considerar una gran sorpresa llegando hasta aquí. Tanto Japón con Rui Hachimura, como sobre todo Turquía, se postulaban como mayores candidatos a avanzar que ellos, pero el gran juego demostrado para someterlas les permitió seguir bailando con los mejores.

La selección brasileña llegaba como primera de grupo después de haber ganado a los griegos, lo que ponía en un teórico cuarto puesto a los checos. ¿Teórico por qué?, por la forma de plantarse en el partido ante Brasil dominando desde el comienzo hasta el final. Una victoria cocinada a fuego lento derrotando a los rivales cuarto por cuarto hasta dejar un 71 – 93. Por parte de Satoranský se fue a los 20 puntos, 7 rebotes, 9 asistencias y 3 robos, mejorando la actuación contra los japoneses.

El camino recorrido

El conjunto checo aún debe de enfrentarse a Grecia y esperar a ver que ocurre entre Estados Unidos y Brasil para conocer su futuro, lo que si queda claro es que la ilusión que se ha despertado en los primeros cuatro partidos, tres victorias y una derrota razonable, en sus país es algo que puede ser punto de inflexión para el baloncesto de la nación.

Este grupo de jugadores tan homogéneo pero con un pilar fundamental como es el dorsal ‘8’ ya han hecho su historia particular y se permitirán el lujo de poder decir que en su primer Mundobasket para su país dieron la talla y portaron con orgullo la bandera.

Manu Fresno
La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.
Deja una respuesta
Translate