Opinión | El respeto es importante para la WNBA

Después de que un insider de NFL abriera una gran polémica en Twitter haciendo referencia a que el Draft de la WNBA no era un evento de deporte

Después de que un insider de NFL abriera una gran polémica en Twitter haciendo referencia a que el Draft de la WNBA no era un evento de deporte profesional, se ha desatado una guerra en dicha red social. Otras ‘cuentas verificadas’ se sumaron diciendo, ya de manera más despectiva, que la mejor liga de baloncesto femenino del mundo no es deporte profesional. Por lo que es normal que tarde o temprano alguna jugadora o alguien cercano a la WNBA entrara en el debate.

Adam Schefter rectificó, diciendo que el Draft 2020 que retransmitió ESPN había sido hace unos días, pero en el caso de Harry Khachatrian no fue así. Su publicación no fue precisamente olvidándose de dicho evento, sino menospreciando la competición – la WNBA – directamente.

Una situación ante la que Natasha Cloud, jugadora de las Washington Mystics y campeona de la temporada 2019, no se podía quedar sin contestar. “Hola Harry ven a jugar conmigo. Mensaje directo y yo te enviaré la dirección“, dijo Cloud, además de una expresión que muestra que no estaba muy agradada con el comentario y que me ahorro traducir. Para un buen entendedor, en inglés y en este tweet se aprecia como ella misma censura la palabra:

 

Por otro lado, usuarios de Twitter se sumaron a desprestigiar a las jugadoras de la WNBA y diciendo que el reto de Natasha no tiene sentido porque su oponente no sería un atleta profesional. A lo que Natasha respondió invitando también a ese usuario a jugar un partido. Dado que estaban diciendo que ella no era profesional al igual que el resto de su liga, se supone que están en las mismas condiciones, ¿no?

El usuario de Twitter siguió con otros argumentos. Luego atacó diciendo que no encontraba ningún deporte femenino que le pareciera tan entretenido como los masculinos. Algo a lo que Cloud le volvió a responder sin poner filtro. Le dijo que ella se encargaría de comprarle las entradas de los partidos para que viera deporte femenino de buen nivel con sus propios ojos.

Una lucha que no solo Natasha ha tenido, sino que se une a otras como Diamond DeShields que acostumbran a usar sus redes sociales para reivindicar injusticias que tienen que vivir por el hecho de ser jugadoras y no jugadores.

Diamond DeShields: La ‘voz del pueblo’ en el baloncesto femenino

 

Cloud también estuvo metida en otras conversaciones de Twitter relacionadas a esta polémica. No quedó solo en eso. Por otro lado tuvo que seguir diciendo que el baloncesto femenino necesita muchas cosas para seguir evolucionando hasta llegar al lugar que se merece. Y es que teniendo que convivir con estas situaciones hace que otros usuarios sigan atacándolas solo por saber que tienen posibilidades que les respondan. En otras palabras, una pescadilla que se muerde la cola y no interesa mucho a mejorar el prestigio de la liga.

Aunque la culpa no es de las jugadoras, ni mucho menos. ¿Quién no se enfada cuando hablan mal de la actividad en la que centras tu vida? Se puede sacar una frase muy destacada de los tweets de Natasha: “Para nuestro crecimiento como liga… La audiencia, el reconocimiento y principalmente el respeto es importante“.

 

Y ahora es cuando yo pregunto: ¿Una jugadora profesional tiene que convivir con esto? ¿No es suficiente tener que luchar por conseguir la repercusión que se merecen? ¿No gastan suficiente tiempo teniendo que compaginar WNBA y Euroleague para llegar a un salario más equiparable a su trabajo como para malgastarlo discutiendo por Twitter?

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate