Entrevista | Lucía Becerra, NCAAW en Iona

Es joven, pero no ha perdido el tiempo conociendo el mundo mientras juega al baloncesto. Desde Tenerife ha conocido lo que es estar en equipos

Es joven, pero no ha perdido el tiempo conociendo el mundo mientras juega al baloncesto. Desde Tenerife ha conocido lo que es estar en equipos de Alemania, Escocia y los Estados Unidos, por lo que se podrían sacar muchas cosas para preguntarle. Todas estas experiencias mejor leerlas de las propias palabras de Lucía Becerra, la actual jugadora de la Universidad de Iona.

 

 

¡Muchas gracias por tu tiempo para la entrevista! Aunque me gustaría empezar por otro tema, ahora mismo hay que preguntar por la situación del coronavirus en Estados Unidos ya que te habrá afectado. ¿Cómo fue tu reacción al ver las competiciones suspendidas? Seguro que de tu primera temporada allí no te olvidas nunca.

Lucía: En primer lugar, me gustaría mandar un mensaje de agradecimiento a todas las personas que se están esforzando y sacrificando para protegernos y cuidarnos en esta situación tan difícil. Como jugadora al ver las competiciones suspendidas sentí lástima ya que habíamos soñado con el mes de marzo durante muchos duros meses de entrenamientos y sacrificios. Sin embargo, estaba concienciada de que era lo mejor para la sociedad y eso es lo único que me importó. Desde luego que mi primera temporada no la olvidaré jamás. Afortunadamente tengo la suerte de que no la olvidaré por muchas más anécdotas que la llegada del COVID-19.

 

Siendo deportista, esta pausa del mundo te estará afectando de diferentes maneras, ¿qué es lo que más echas de menos del baloncesto estas semanas?

Lucía: Lo que más echo de menos del baloncesto es el poder jugar y divertirme con mis compañeras tanto dentro como fuera de la cancha. El deporte nos regala amistades increíbles que te dan momentos maravillosos en la vida y que darías lo que fuera por repetir.

 

Ya hablando más de lo deportivo, estuviste presente en 29 partidos y terminaste ganándote el puesto de titular en 21, ¿qué tal fue ese periodo de adaptación en el que empezabas a contar más para el cuerpo técnico?

Lucía: Siendo “Freshman” mi principal objetivo fue aprender y crecer como jugadora fijándome en las más veteranas del equipo. Esto fue lo que me facilitó el periodo de adaptación hasta llegar a ser una pieza importante para el cuerpo técnico y mis compañeras. He de añadir que mi adaptación fue rápida gracias al apoyo y trabajo diario de mi equipo en su conjunto.

 

 

Por otro lado, he visto que desde muy joven has vivido en diferentes países por Europa jugando a baloncesto, ¿cómo se te dio esa oportunidad? ¿Cuáles son los mejores recuerdos que tienes?

Lucía: El poder vivir en Berlín con 12 años y en Escocia con 14 años ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Mis padres desde que mis hermanos y yo éramos muy pequeños, tenían claro que querían darnos una educación enriquecida en idiomas y experiencias en el extranjero. Así fue como con tan sólo 12 años empezó mi primera aventura en Alemania. Sin lugar a duda mis mejores recuerdos de esta bonita experiencia son con el balón y mi equipo, el Tusli de Berlín. Ese año conocí a grandes personas que hoy son muy importantes en mi vida. Entre estas se encuentran las hermanas Sabally (Oregon University). Junto a Nyara ganamos el campeonato nacional.

Mi segundo año en el extranjero también fue brillante. Ganamos los campeonatos nacionales escoceses tanto con el equipo cadete como con el junior. Una vez mas, mis mejores recuerdos son con el maravilloso grupo de personas que compartía mi pasión. Estas experiencias me han dado muchísimo en la vida. Entre muchas cosas idiomas, oportunidades y cultura. Además, lo mejor que me han dado son las personas maravillosas que hoy tengo el lujo de llamar amigas de por vida.

 

 

También me gustaría preguntarte sobre las diferencias de Liga Femenina 2 con la NCAA, ¿en dónde te parece que haya rivales más difíciles a la hora de tener que competir? Aunque en LF2 hayas estado siendo más joven, seguro que has notado diferencias.

Lucía: Ambas competiciones son de un altísimo nivel. Jugar en el continente europeo y en el americano me ha permitido analizar notables diferencias. En LF2 puedes enfrentarte con jugadoras más veteranas y por lo tanto con mucha mas experiencia en la pista. Sin embargo, en la NCAA todas rondamos entre los 18 y 23 años y nos encontramos en una etapa de formación. Así mismo, en los Estados Unidos el baloncesto es mucho mas físico que en España. Así mismo, en el otro lado del charco hay otras normas tales como los 30 segundos de posesión que hacen que el juego sea más lento.

 

Pensando ya en el futuro, ¿te gustaría dedicarte profesionalmente al baloncesto o solo es un pasatiempo durante estos años? Imagino que habiendo jugado ya en diferentes países tendrás muchas ganas de seguir explorando el mundo gracias al deporte.

Lucía: Efectivamente el haber jugado ya en diferentes países del mundo me incita a seguir explorándolo en el futuro. Me gustaría jugar al baloncesto el máximo tiempo que pueda ya que este deporte sólo me ha dado bonitas y únicas experiencias. Desde aquí, me gustaría invitar a todas aquellas personas que se estén planteado practicar este deporte que lo hagan. Es una brillante experiencia que les puede aportar muchísimas cosas en la vida.

 

Hablando de tus inicios, ¿tuviste referentes para seguir o simplemente empezaste a jugar y te gustó sin seguir competiciones famosas ni conocer a estrellas? En el caso de tener jugadoras o jugadores que te hayan marcado, ¿quiénes son?

Lucía: Desde muy pequeña me gustó mucho el juego de nuestro Sergio Rodríguez. Su forma de analizar y leer el baloncesto es única y muy especial. Me gustaría destacar que una de las cosas que más me gusta de él es ver como se divierte en la pista y el espectáculo que ofrece. También he tenido como referencia a grandes jugadoras como Amaya Valdemoro y Diana Taurasi, que tuve la suerte de ver en el mundial de baloncesto femenino en Tenerife. Desde luego que de estas jugadoras tengo mucho que aprender.

 

 

En la WNBA este año van a empezar con un nuevo convenio en el que las jugadoras empezarán a cobrar más y con el coronavirus está la incógnita de que ocurrirá. Por otro lado esta crisis puede afectar mucho al baloncesto femenino en Europa. ¿Qué impresión te da esta situación? La propia Sue Bird dijo que puede ser bastante complicada, y aunque no sepamos que ocurrirá puede ser un golpe duro para todo el trabajo realizado estos años atrás.

Lucía: Está claro que la situación actual es muy difícil y no puedo predecir lo que sucederá. Sin embargo, espero que todo el trabajo realizado estos años para el convenio dé su fruto ya que son muchas las personas que se han esforzado para conseguir un paso tan grande en nuestro deporte femenino.

 

¡Con esto ya terminamos! Muchas gracias de nuevo por colaborar y espero que se te haga ameno este tiempo sin salir de casa. Estaré muy atento a tu proyección y más adelante repetimos la entrevista para hablar de como te vaya.

 

Podéis seguirla en Twitter aquí: @luciabcerra

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate