La relación entre Gobert y Mitchell “no parece recuperable”

La noche del 12 de marzo de 2020 pasará a la historia en la NBA. No por una causa bonita o por una actuación espectacular de algún jugador. Lo será por recibir el golpe de una pandemia mundial entre sus filas como fue el caso del positivo de Rudy Gobert en covid-19. Su positivo alertó a la liga de que el problema del que venían preparándose y tomando medidas ya estaba dentro. La reacción, como a costumbra a hacer la NBA, fue ejemplar. Suspensión indefinida de la competición hasta nuevo aviso. Algo histórico que nunca había pasado en toda la historia de la liga.

Pero la noche en la que se confirmó el positivo de Rudy Gobert supondrá también un punto de inflexión en los Utah Jazz tal y como cuentan desde The Athletic. Los de Salt Lake City fueron una de las franquicias que más horas y más tiempo dedicó en los días previos al positivo a la formación y prevención ante el coronavirus. Por ello, el positivo de Rudy Gobert y de Donovan Mitchell pilló de sorpresa a los Jazz.

Desde el medio estadounidense cuentan que en los días previos al positivo tanto Donovan Mitchell como Rudy Gobert pasaron mucho tiempo juntos tanto en el autobús, como en las concentraciones o incluso hasta a la hora de las comidas. Por lo que puede estar ahí la razón de que tan solo cayeran infectados ambos jugadores y no más integrantes de la plantilla y del cuerpo técnico. El motivo de el malestar de la plantilla y en particular del enfado de Mitchell con Gobert es debido a la poca seriedad con la que se tomó el asunto el pivot francés a pesar de las indicaciones y charlas formativas que desde la franquicia habían promovido en las últimas semanas. Algo que, de momento, Mitchell aún no le ha perdonado.

La relación entre los dos jugadores se ha roto como así indican desde The Athletic. En la franquicia son conocedores de la situación entre ambos jugadores y varios miembros de la organización ya se han implicado para trabajar en ella y tratar de solucionar el conflicto entre ambos jugadores. Pero de momento los esfuerzos están siendo en vano. “La relación no parece recuperable” indica una persona cercana a la situación.

Aunque los compañeros y la franquicia se muestran positivos y confiados en que cuando la rutina de grupo y de entrenamientos vuelva, la relación entre ambos mejore. El propio Joe Ingles ha declarado que “estoy seguro de que el equipo va a estar bien. No tengo dudas de que cuando volvamos a entrenar, o cuando la temporada empiece de nuevo, el equipo va seguir como antes y como hemos sido siempre. La química seguirá siendo buena.”

Y en el conflicto Gobert-Mitchell dependen gran parte de las aspiraciones que quieran tener los Utah Jazz en los próximos años. De su relación individual dependerán una parte importante de las aspiraciones que como grupo puedan tener. Si ambos jugadores consiguen mantener una relación cordial fuera de la pista o mantener la buena conexión que tenían sobre la cancha antes de este suceso los Jazz continuarán en la pelea por el anillo. Por ello, es primordial para el proyecto que ambos jugadores recuperen la relación.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate