En Indiana tendrán que reajustar la rotación

En el partido ante los Toronto Raptors, llegó una muy mala noticia. Y no solamente por la abrumadora derrota que sufrieron por 127 – 81, siendo dominados desde

En el partido ante los Toronto Raptors, llegó una muy mala noticia. Y no solamente por la abrumadora derrota que sufrieron por 127 – 81, siendo dominados desde el principio. Algo que queda en segundo plano después de ver la lesión de Jeremy Lamb. Una jugada que hizo a cualquiera llevarse las manos a la cabeza pensando que lo más probable era no ver en un tiempo al jugador volviéndose a vestir de corto.

Ya en las horas posteriores, ha informado Shams Charania que la lesión tan aparatosa ha terminado con un ligamento cruzado anterior desgarrado, un menisco desgarrado y una fractura en la rodilla izquierda. Un auténtico drama en lo individual que dejará mucho tiempo fuera de las pistas al escolta y que no le permitirá volver a contribuir en lo que los siguientes meses.

 

En la temporada, Lamb tiene unos promedios de 12.5 puntos y 4.3 rebotes en  los 46 partidos que ha disputado esta temporada. Es su primera aventura con la camiseta de los Indiana Pacers y estaba siendo bastante productivo dentro de los sistemas de Nate McMillan. Además de que ha sido titular en 42 de los encuentros para los que ha estado disponible.

Con el regreso de Victor Oladipo se esperaba que fuera una pieza vital desde la segunda unidad, por lo que obliga a que saquen uno de sus planes alternativos en Indianapolis. Ahora los hermanos Holiday tendrán que hacerse eco con más presencia, sobre todo pudiendo cubrir la posición de escolta en donde tienen a hombres como el propio ‘Dipo’ que no atraviesa su mejor momento.

También Edmond Summer se ha encontrado con problemas físicos, siendo un auténtico drama el acompañamiento del base en estas semanas. Por momentos pueden utilizar a Malcolm Brogdom con T.J McConnell en el backcourt, como otra posible alternativa. Aunque parece que en este mercado de cortados puede que tengan que ir a por algún refuerzo. En el año pasado sufrieron la lesión de Oladipo y no pudieron llegar preparados a los playoffs, y ya saben lo que es sufrir bajas en este tramo.

Durante las próximas semanas desde las oficinas de Indiana deberían de estar con el teléfono en la mano. Cualquier exterior que salga al mercado puede ser una incorporación que valga oro para ellos. Parece que se han quedado estancados en la sexta posición y necesitan una chispa para intentar volver a meterse en la pelea de los puestos de arriba.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate