El ‘dunk’ de Harden que no valió y costó el partido a los Rockets

El partido de anoche en el que los Rockets visitaban San Antonio para enfrentarse a los Spurs en uno de los duelos texanos de la temporada hubo de todo. Los locales remontaron 20 puntos de desventaja en el tercer cuarto para acabar llevándose el partido tras dos emocionantes prórrogas en las que los Rockets tuvieron siempre opciones de ganar.

La jugada más polémica del partido, por encima de la falta en ataque que los árbitros pitaron a James Harden en el último ataque de la segunda prórroga y que sellaba la victoria finalmente para los Spurs por 135-133, sucedió a 7:54 del final del tiempo reglamentario con 89-102 en el marcador a favor de los Rockets. Harden robó un balón y se lanzó en solitario hacia el aro del rival para machacar el aro. Lo hizo tan fuerte que el balón se embolsó en la red, dio la vuelta y pareció que no había entrado… juzgar vosotros mismos la jugada:

La jugada es una de las más extrañas que hemos podido ver en muchos años en la NBA. No se nos ocurre ninguna similar. A simple vista puede parecer que la bola no termina de pasar limpia por la red, que es lo necesario para que la canasta cuente, pero al ver la repetición, se aprecia que eso sí sucede. De un modo extraño y poco habitual, pero sucede. Entonces… ¿por qué la canasta no contó?, ¿por qué los árbitros no revisionaron la jugada?. Lo normal es que habrían terminado dando por válida la canasta que, a la postre, podría haber resultado decisiva para el resultado final del encuentro. A continuación tenéis la respuesta oficial del árbitro principal del partido, James Capers.

Según el árbitro jefe, la jugada tenía todo para ser revisionable. Era una jugada de las que ellos denominan ‘basket interference’, es decir, una jugada que altera el normal devenir del partido. ¿Y por qué no se revisó?, pues porque en el tiempo muerto a continuación de la jugada, los Rockets la protestaron en lugar de solicitar oficialmente el ‘challenge‘ o revisión de la jugada, en los 30 segundos que hay para ello conforme se inicia el tiempo muerto. La solicitud formal, dice el árbitro, la hicieron los Rockets al final del tiempo muerto, no en los 30 segundos inciales…

En fin… una polémica bastante extraña que no debería haber sucedido puesto que el objetivo de los árbitros debe ser siempre que la decisión correcta prevalezca, aunque sea revisionando una jugada, pero bueno, las reglas son las reglas aunque en este caso, los árbitros se acojan a la ventana de 30 segundos para solicitar formalmente que se vuelva a arbitrar la jugada. Los técnicos de los Rockets deberían estar más atentos, Mike D’Antoni incluido, aunque es difícil mantener la serenidad en ese tipo de momentos.

Los Rockets protestarán oficialmente si la NBA no actúa

Una vez finalizado el partido, los Rockets dijeron a los periodistas que si la NBA no actúa de oficio ante el mal arbitraje de la jugada que, según ellos, afectó claramente al resultado final del partido, protestarán de manera oficial.

La reclamación de los Rockets irá desde que le den por ganado el partido ya que, si la canasta hubiera valido, habrían ganado en el tiempo reglamentario por 115-117, a que se repita el partido a partir del minuto en el que sucedió la jugada de autos: a falta de 7:50 para el final del 4º cuarto.

¿Nuestro pronóstico?, apostamos a que el resultado del partido quedará tal cual aunque seguramente la NBA modifique el reglamento que rige las circunstancias en las que se puede pedir que se revise una jugada polémica.

Veremos qué termina sucediendo tras, sin duda, una de las jugadas más extrañas de los últimos tiempos.

 

#EntraEnLaZona