Maryland, la universidad favorita de los Hawks

La universidad de Maryland, al noreste de Washington D.C, lleva muchos años introduciendo jugadores en la NBA. Su primer drafteado fue por los Philadelphia Warriors en 1954. En el pick 3º llegó Gene Shue para hacer una carrera de casi 700 partidos en la liga. El caso contrario fue el pick 7º de 1960 por el mismo equipo. Les había gustado el rendimiento del primer pupilo de esa institución y buscaron repetir con un nuevo novato. Al Bungue llegó en el mismo draft que Jerry West y Oscar Robertson, siendo una generación cargada de talento. Por mala suerte para los Warriors su rookie ni llegó a debutar tras una disputa contractual con el presidente y gerente general.

En 1976 tuvieron a su primer 1º del draft. Un point guard que ha día de hoy es asistente del equipo que le drafteó. John Harding Lucas II llegó a los Huston Rockets para hacer una carrera en NBA de 10.7 puntos y 7 asistencias de media. Otro nombre que todos conoceremos y es salido de Maryland es Len Bias en 1986. Un jugador con un trágico y prematuro final. En la NCAA tuvo un último año de 23.2 puntos y 7 rebotes.

En la actualidad, los Terrapins tienen a un 75% de sus jugadores de la NBA en los Hawks. ¿Pueden parecer muchos verdad?, pues no nos dejemos engañar porque solo son: Kevin Huerter, Bruno Fernando y Alex Len. Ya que nos manejamos en porcentajes, el 50% han sido drafteados por Atlanta. El ucraniano fue elegido por los Phoenix Suns en el 5º puesto. En lo que llevamos de siglo XXI, el center es el jugador salido de Maryland que ha sido pickeado en una elección más alta.

En 1999, los Vancouver Grizzlies fueron en el 2º pick a por Steve Francis, pero a partir del 2000 no han conseguido meter ningún rookie en el podio. Chris Wilcox. en 2002, por los Angeles Clippers es el único que acompaña a Len en los puestos de lotería en este siglo. Una universidad que durante el siglo XX trajo grandes nombres y que ha perdido peso con el paso del tiempo.

En Atlanta tienen de los draft 2018 y 2019 a Kevin Huerter y Bruno Fernando, respectivamente. Uno que está empezando a demostrar para lo que vale siendo sophomore y otro que se encuentra un poco verde aún.

Ahora mismo es Jalen Smith el jugador con mejor pinta en Maryland para llegar a la NBA en un buen puesto. En los primeros partidos promedia 15 puntos, 9.3 rebotes, 1.3 robos y 2.5 tapones. Es muy pronto para sacar conclusiones, pero en los los mock draft ya se encuentra entre los puestos 20º y 25º. ¿Seguirá con esta dinámica de ir a la franquicia de Georgia desde Terraplins?.

En la primera temporada de Smith, no tuvo tanto peso como ahora. En la ofensiva ya dejaba despuntes, pero sus prestaciones en defensa se han duplicado como sophomore. El impacto defensivo que está desarrollando le puede dar muchas papeletas para ser codiciado por los 30 franquicias.

 

Otros jugadores interesantes de Maryland

Anthony Cowan Jr es un base bastante interesante y que puede tener un buen feedback con el interior ‘estrella’ de la universidad. En los primeros partidos es quien reparte más asistencias del equipo, algo que seguramente se mantenga en el paso del tiempo. Es su cuarta temporada en la NCAA, y viene de firmar 15.6 puntos y 5.5 asistencias. En este inicio de liga está bajando en anotación, pero manteniendo los pases de canasta que es lo importante en su papel.

Eric Ayala, en su segundo curso no ha mostrado muchos avances, por lo que hace pensar que va a necesitar estímulos para seguir creciendo como jugador. Todo lo contrario que Aaron Wiggins, quien ha mejorado su implicación en defensa en estos primeros partidos. En su primer año, Wiggins, promediaba 0.2 robos y ahora ha evolucionado hasta 2.8, siendo una gran noticia para Maryland. Un caso similar al de Darryl Morsel, aunque este segundo en menor medida la mejora.

Manu Fresno

Fundador y director.