La era del ‘Ja & Ja’ en Memphis

La franquicia de los Grizzlies ha tenido una época que se ha determinado por el ‘Grit & Grind‘ con dos jugadores que forman parte de la historia del equipo. Unos años muy bonitos para los aficionados de Memphis que tenían unos héroes en lo que derramar su cariño y les hicieran ir noche tras noche al pabellón a ver a sus soldados.

El primero en salir fue Marc Gasol, el heredero de su hermano después del traspaso en el que sus derechos llegaron al equipo. Después de toda su carrera defendiendo los mismos colores y siendo un habitantes más de la ciudad llegó el momento de buscar un proyecto competitivo por miedo a acabar su carrera sin cursos competitivos. El español salió enviado hacía los Toronto Raptors para llegar a una dinámica aspirante a hacer un buen papel en los playoffs gracias al factor Kawhi Leonard. La llegada de Marc a Canadá fue como anillo al dedo, nunca mejor dicho dado que todos sabemos lo que ocurrió.

El segundo en abandonar el barco fue Mike Conley, una historia que llegaba desde mitad de la regular season donde ya llegaban ofertas por él. El base salió finalmente a los Utah Jazz para dar un salto de calidad con la salida de Ricky Rubio. Con esta salida se confirmaba el final de unos años muy bonitos en la franquicia.

Las dos estrellas veteranas se van, pero no queda muerto el equipo ni mucho menos. El futuro que se plantea en Memphies viene con dos sucesores más que dignos para ser las piedras angulares de un nuevo proyecto. En el draft de 2018 y el de 2019 han conseguido dos elecciones que podrán hacer muy fácil dejar atrás las pérdidas de sus dos jugadores insignia.

 

El primero del que tenemos que hablar es de Ja Morant, el que viene para ser el nuevo guard que guíe a sus compañeros en la pista y sea el organizador de todo el juego. En su estancia en Murray State demostró ser un creador de baloncesto y, a pesar de ser joven, puede ser ese hombre por el que pasen casi todas las pelotas en ataque. De hecho recordemos que hace poco hizo un triple-doble en el March Madness, algo que no hacía nadie desde que Draymond Green jugaba con los Spartans.

Morant es un jugador muy completo que tiene un techo muy alto después de las grandes exhibiciones que regaló en la NCAA aún estando en una universidad pequeña de la cual es el primer top 10 de la historia del draft. En la pequeña Murray se dio a conocer como una futura estrella desde un mercado pequeño, por lo que Memphis le puede venir muy bien dado que es un escenario muy similar.

El que sería el recambio de Gasol es el interior llegado en el 2018. Jaren Jackson es un jugador de un perfil defensivo que se adapta muy bien a la filosofía que venían teniendo en el equipo, siendo una especie de versión ‘Grit & Grind 2.0‘. Su primer año de adaptación a la liga ha sido muy bueno, pero viendo que no competían es más difícil sacar conclusiones. Este curso que viene en 2019/20 es cuando realmente tenemos que ver un paso al frente para seguir creciendo en lo individual y dando forma al proyecto.

 

Estos dos jugadores jóvenes podrían llegar a formar un gran dúo con el paso de las temporadas al puro estilo de pareja “exterior – interior” de toda la vida. El proyecto se ha quedado muy interesante sumando al recién llegado en el trade de Conley, Grayson Allen, quien tiene un perfil inferior a los otros dos pero tiene una buena ética de trabajo además de margen de mejora.

Los nuevos Memphis Grizzlies, uniendo los nombres de sus dos mayores talentos, se pueden empezar a determinar como el ‘Ja & Ja‘ y estar muy contentos de tener una base sólida para soñar con regresar a jugar unos playoffs dentro de no muchos años cuando su sophomore y su rookie hayan explotado.

La Conferencia Oeste cada vez es más complicada para lograr una plaza en la postemporada, pero por ahora ese no es el objetivo de los Grizzlies. Tienen talento joven por desarrollar y algún que otro draft al que acudir para complementar mejor con jugadores de generaciones parecidas a los que serán sus referencias, o quien sabe si con este nuevo formato de Lotería del Draft, otro pick alto con el que ya tener un Big Three de cara a afrontar la tercera década de los 2000’s bien armados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate