La divina tragedia de reconstruir

La divina tragedia de reconstruir

12/02/2021 0

Cada equipo en cada era debe pasar por ello. Una reconstrucción, que consiste en básicamente desarmar tu equipo (o la gran mayoría) dejando ir a tus jugadores fundamentales o “jugadores franquicia” y tratar de ir por una dirección diferente. Ya sea confiando en las decisiones de la lotería del draft que la franquicia desarrollara en un futuro o confiar en la agencia libre y los posibles tratos que puedan aparecer para ajustar el plantel.

Siempre escuchamos las historias de éxito, equipos como los Oklahoma City Thunder en 2010 o los Golden State Warriors en historia reciente, de ser los últimos a ser el equipo más popular o incluso una aplanadora en su respectiva conferencia.

Pero por otro lado, rara vez escuchamos de aquellos equipos que su etapa de reconstrucción fue una catástrofe total y son más frecuentes que las historias de éxito, es por ello que hoy repasaremos lo que pudieran ser los ejemplos de como NO reconstruir tu franquicia NBA.

El experimento ‘Josh Smith’ en Detroit

En 2013 los Pistons de Detroit eran todo lo contrario a una fuerza dominante en la conferencia del Este. En pleno proceso de ajustes en su plantel, la cosa no pintaba nada bien. Greg Monroe lucía como el candidato perfecto para ser la estrella de la franquicia, acompañado de los rookies de aquel entonces Khris Middleton, Andre drummond y un Brandon knight que prometía más de lo que hoy por hoy conocemos.

En papel, tenían las piezas. El talento para moldear y elevarlo al siguiente nivel, el futuro parecía verse bien. Pero todo cambio cuando Josh Smith entro en las filas de los Pistons. El verano de 2013 corrieron el riesgo de mover las cadenas y hacerse de sus servicios.

Al siguiente año el resultado era algo que nadie quiere presenciar como General Manager. Smith lideraba el equipo con el peor porcentaje de eficiencia en los mejores anotadores de cada equipo de la NBA. Su récord fue el mismo que la temporada pasada de 29-53 que no es nada bueno si en teoría, comparas que tu equipo es superior global mente al año anterior y sumado a ello tus jugadores claves están llenándose los bolsillos sin producir lo que se espera.

Fueron 54 millones por 4 años y paso únicamente el primer año en Detroit tras ser cortado, pero su contrato siguió vigente hasta el presente año, 6 años después que Josh fue despedido.

El trato de Elton Brand en Chicago

Sus primeros dos años Elton Brand promedió 20 puntos y 10 rebotes, uno de los mejores jugadores jóvenes que la NBA ha visto en mucho tiempo. Sin embargo, en el draft de 2001 los Bulls tuvieron la oportunidad de elegir un centro prometedor, llamado Tyson Chandler. Para ese entonces los Bulls decidieron enviar a los Clippers a su joven estrella por Chandler.

Adicionalmente en ese mismo Draft usaron su pick 4 en Eddy Curry, otro prospecto de secundaria. Lo que significa que su franquicia descansaba en dos novatos y no en su jugador de tercer año. El experimento duró muy poco ya que Chandler llegó a verse inutilizable debido al sistema de los Bulls y su carrera despegaría avanzada ya su carrera, dejando a la suerte esa temporada sin lograr resultado satisfactorio.

La bestia de 3 cabezas en Phoenix

En la temporada 2013-2014 el mundo mira perplejo a los Suns de Phoenix al ver que ganaron 48 partidos y perdiéndose la fiesta grande los playoffs por muy poco. Por lo que sería ilógico no hacer algo por mejorar el equipo que ya tenían para ese entonces.

Por ello en 2014 movieron lo mejor que pudieron sus piezas contratando a Isaiah Thomas, junto con Bledsoe saliendo de una lesión y Dragic incrementando su nivel a pasos agigantados, tenían una bestia de 3 cabezas en la cancha con múltiples jugadores que podían manejar el balón.

Pero en la práctica este trio no funcionó para nada. Era claro que todos querían su reflector y Dragic el más molesto de esta situación ya que tenían buenos planes con la organización en un futuro cercano. Para el final de la agencia libre de 2015 Thomas fue enviado a Boston donde fue un éxito y Dragic demandó un traspaso debido a sus discusiones con la gerencia diciendo y citó: “No confió en ellos”.

Luego unos años después Bledsoe reclamó un traspaso y mientras las cosas se ven mucho mejor con Booker la terrible gestión y toma de decisiones en los Suns ha llevado a que el equipo le cueste mucho más acoplarse al ritmo de la NBA actual.

El trato con los Celtics por parte de Brooklyn

Hablando de tomarse un gran tiempo para ponerse al nivel de la NBA, tenemos que hablar de los Nets de Brooklyn. En 2013 los Nets recibieron a Kevin Garnett, Paul Pierce y Jason Terry. Para añadirse a Deron Williams y Joe Jhonson, el gran problema aquí era, que todos estaban en sus últimos años como profesionales.

Para los Celtics recibieron una cantidad de jugadores que poco importó su incorporación al plantel. Pero lo importante eran las 3 primeras elecciones del draft en los próximos 3 años. En 2014 fue James Young, en 2015 Jaylen Brown, en 2017 Jason Tatum y 2018 utilizaron dicha selección en un trato para obtener a Kyrie Irving.

Si damos la vuelta y vemos al pasado, todos absolutamente todos pensamos que los Celtics habían sufrido un robo a mano armada, pero la vida da vueltas y fueron los Nets quienes tuvieron que mirar sorprendidos como los Celtics son ahora el equipo gracias a sus selecciones del draft.

Kevin Love y los Minnesota Timberwolves

Probablemente el peor sentimiento como fanático, es que tu equipo favorito desperdicie el talento de una super estrella o no tratar lo suficiente para construir alrededor de una super estrella. Eso le pasó a Kevin Love, para 2008 fue elegido por los Wolves, la mejor elección de un draft desde Kevin Garnett.

Todo lo que necesitaban era conseguir buenos refuerzos y seguir haciendo buenas decisiones en la lotería, pero eso nunca paso. En los siguientes años elegirían a jugadores como Wesley Jhonson o Derrick Williams, todos los que aspiraban a nada y fueron un fiasco total.

Para una época donde los Wolves y el Thunder de OKC eran vistos como las franquicias del futuro, pero la brecha se expandió a tal grado que OKC era claro ganador de este concurso de reconstrucción. El más vale tarde que nunca llego demasiado tarde cuando Love ya no era parte de Minnesota y sus mejores años ya habían acabado.

Kemba Walker y los Charlotte Hornets

Si somos objetivos y analizamos a Kemba como un jugador, no es a quien elegirías primero para liderar tu equipo. Llevó bastante tiempo para que Walker desarrollara características de estrella, pero no podemos evitar mencionar el horrible trabajo de la gerencia general en cuanto al manejo del plantel.

Mucho tiene que ver con Michael Jordan y sus malas decisiones de contrato, selecciones del draft y manejo de los egos. Con Nick Batum y Al Jefferson como única ayuda que Kemba recibió en su era en Charlotte, posterior a ello fue inexistente. Y aunque deseaba quedarse, la franquicia no pensaba que merecía un contrato máximo. Así que para solucionar el problema, traspasaron a Kemba a Boston a cambio de Terry Rozier por un contrato bastante alto.

 

Probablemente te preguntes: ¿Dónde están los Knicks? Y tienes razón. Pero al estar tan fresco en nuestra memoria y las múltiples ocasiones que se ha hablado de ellos y se sigue hablando, es mejor no rayar en lo obvio y entender que los Knicks no han sido el único ejemplo que no debemos seguir. Los Knicks reúnen los errores de los ejemplos a través de la historia y aplican todo en menos de 10 años, eso es algo que no se puede tapar con un dedo pero tampoco hay que dejar de ver al pasado, porque para ver al futuro hay que voltear al pasado para no cometer los mismos errores.

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Twitter y allí encontrarás todo el contenido que publicamos. ¡En @ElPerimetro_es lo encontrarás!

Avatar
René Gomez
Redactor de NBA y zapatillas.
Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Translate