San Antonio: Una vez más, no lo des por muerto

San Antonio: Una vez más, no lo des por muerto

19/01/2021 0

Un nuevo año para Gregg Popovich y los San Antonio Spurs. Desde David Robinson, pasando por Tim Duncan, Tony Parker, Manu Ginóbili, Kawhi Leonard y ahora DeMar DeRozan. Una nueva temporada donde no se espera demasiado del equipo texano, más con el contexto que está viviendo la conferencia oeste. Aún así, nunca nadie sabe como lo hacen, pero los Spurs ya están allí, con un balance positivo y metidos entre los puestos de Playoffs.

8 victorias y 6 derrotas tiene el equipo que el año pasada terminó con la racha más larga entrando a la post-temporada de forma consecutiva. Clasificados como quintos en el oeste, los Spurs son una mezcla entre jugadores veteranos y jóvenes en donde todos destacan y tienen sus momentos de gloria, al igual que siempre.

Mientras que un día es DeRozan el que destaca, al otro tenemos a Dejounte Murray, al otro a Patty Mills, después a Keldon Johnson, o a Loonie Walker. El aspecto positivo que tienen este año que quizas les faltó el año pasado para poder clasificarse a los Playoffs es el paso adelante que están dando los ‘nuevos’.

No es noticia que Popovich y todo el cuerpo técnico siempre apostó por desarrollar a sus jóvenes antes que ir a por grandes super-estrellas, y eso es lo que está pasando.

Keldon Johnson es el nombre que más está sonando por destacar en estos primeros catorce partidos. Su rol ha cambiado de una manera drástica a comparación de su año rookie: de 17 minutos, ahora está jugando alrededor de 32, y encima como titular. Rozando los 15 puntos de media, Johnson es muy efectivo a la hora de lanzar a canasto, con un 48% en tiros de campo y alcanzando los 40% desde la larga distancia.

Por otro lado, vamos a hablar de Pattrick Mills. El australiano de 32 años está en la mejor temporada de toda su carrera, al menos en estos primeros partidos. Promediando también alrededor de 15 asistencias y 3 asistencias, Mills sigue siendo un revulsivo de lujo que tiene Popovich en sus filas como desde el primer momento en el que llegó, allá por la temporada 2011-12.

De hecho, en el último encuentro ante los Portland Trail Blazers, Mills se convirtió en el suplente con más triples anotados, superando al astro argentino y ex-compañero de él, Manu Ginóbili.

Por último, hay que hablar del ‘jugador franquicia’, DeMar DeRozan. Es cierto que si vemos sus números, vemos que ha bajado su productividad en anotación, pero es un jugador con más asistencias y rebotes. El escolta está pasando por un proceso similar al de Jimmy Butler la temporada pasada en los Miami Heat. Es el líder del equipo, pero no se le pide que anote 30 puntos cada noche, ya que tiene a 5 compañeros listos para poder hacerlo noche tras noche. Y de momento, lo está ejecutando a la perfección.

No está nada dicho, apenas son 14 partidos de 72. Pero, el comienzo está siendo muy ilusionante a un proyecto que parecía sin pies ni cabeza. Como dijimos al principio, un equipo al que no se le esperaba mucho, lograr clasificarse a los Playoffs sin el play-in sería una verdadera locura y un éxito. Aún así, si finalmente juegan el play-in, no sería una decepción, ni mucho menos.

Los San Antonio Spurs una vez más dejan en claro que no hay que darlos por muertos, menos cuando Gregg Popovich sigue en los banquillos. Veremos de que son capaces DeRozan, Aldridge, Mills y compañía.

 

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Santino Bertola
Creador y redactor jefe de NBA.
Deja una respuesta
Translate